TOP ES

Adios acné: review hidratantes Bravura de ácido glicólico

Por fin he solucionado el problema. Os hablaba en este post sobre el acné acerca de cómo desde hacía unos meses me venía saliendo un brote que no veía desde hace 2 años que empecé con el tratamiento del SOP. Estaba un poco asustada porque pensé que el tratamiento ya no me estaba sirviendo y que iba a tener que ir a la gine de nuevo y empezar a probar tropecientas píldoras distintas o volver a tomar Diane 35 que me pone en un estado emocional que da mucha, mucha tristeza. Antes de empezar quiero que veáis cómo tenía la piel antes de empezar con el tratamiento. No sólo el brote de acné activo (granitos infectado) si no los poros más visibles, no mucha luminosidad y la rugosidad de ciertas zonas como la barbilla por los poros bloqueados.

cómo eliminar el acné de la cara

El caso es que decidí tomar cartas en el asunto y retirar todos los productos de mi rutina de limpieza e hidratación diaria que fueran nuevos y me pudieran estar produciendo el brote (hablo más sobre esto y qué productos uso que son a prueba de acné en el otro post). Pero el brote seguía ahí, rebelde y terrorífico. Hasta que se me encendió la bombilla. Lo que me estaba produciendo el brote de acné más severo que he tenido en años no era mi inocente rutina de limpieza.

Y entonces, ¿quién es el culpable?

No sé cómo no se me ocurrió antes porque tiene todo el sentido del mundo una vez caes en la cuenta y seguro que, si lo habéis usado alguna vez, no os va a sorprender nada cuando os diga el nombre del culpable: la base de maquillaje Double Wear de Estée Lauder. Matadora. Antes de nada quiero decir que es la base más bonita que jamás he probado y que cubre absolutamente todo dándote el aspecto de la piel más perfecta y depurada que puedas imaginar. Eso sí, en las distancias cortas y en la luz del día se nota mucho que llevamos un maquillaje ‘pesado’. Solución: la Double Wear de Estée Lauder es la mejor base para una fiesta o para salir un día o dos de noche. Absolutamente prohibida como base diaria. Y el problema es que a más acné e imperfecciones, más Double Wear para taparlas. Al final es un círculo vicioso muy malo y una vez tenemos ese brote tremendo tenemos que hacer de tripas corazón, decirle adios a la base y pasarnos unas 3 semanas llevando con ‘honor’ nuestro brote de acné. La buena noticia es que se puede curar y disimular en el proceso.

Yo también tengo un brote. ¿Qué hago?

Como os contaba en post anterior decidí darle una oportunidad a las cremas de ácido glicólico de día y de noche de Bravura London que me regaló Amanda, la dueña. Y no podría estar más feliz, son unas cremas buenísimas y ayudan a mantener el acné a raya, sobretodo en los casos rebeldes de acné hormonal o por SOP que suelen dar en la edad adulta cuando el problema ya no es la piel grasa. Este es un error que comenten la mayoría de las mujeres, usando productos para acné juvenil – o los horrorosos 3 pasos de Clinique que son puro alcohol – cuando nuestro problema no tiene nada que ver con el exceso de sebo. Una piel adulta con acné suele ser seca/deshidratada y tiene que recibir mucha hidratación y nutrición para prevenir sequedad y arruguitas a la vez que sanamos ese acné. Por eso me gustan tanto las cremas de Bravura.

Como eliminar el acne

Ambas cremas son blancas y con una consistencia un poco densa al tacto pero que una vez en la piel se funden muy bien y se absorben dejando un efecto nutrido muy bonito. Esta sensación densa (pero os prometo que nada desagradable) es por el alto contenido en glicerina y aloe vera que son unos humectantes fantásticos, además de varios extractos vegetales como caléndula, camomila, arnica, etc. En ambas cremas el ácido glicólico está en cuarto lugar lo que indica el alto contenido: 10% de concentración en la de día y 15% en la de noche. No os preocupeis por la densidad, no os van a provocar ningún exceso de grasa o grano. Si no usas maquillaje pero quieres un efecto mate, con que te apliques un polvo matificante como el Super Stay 24h de Maybelline antes de salir es suficiente.

Creo importante mencionar que si no estais acostumbradas a usar ácidos en el rostro, quizás deberíais empezar sólo con la de día por una semana y luego introducir la de noche. Aun así yo a veces dejo pasar 1 ó 2 noches sin usarla o algún día uso la Hydrance Optimale Riche de Avene de día y la Hydraquench de Clarins y/o el Lotus Face Treatment Oil de noche. La razón es porque a veces los ácidos, por muy hidratante que sea la crema, pueden poner tu piel un poco tirante. Es normal. Todo es hallar un equilibrio. Ahora que estoy eliminando el brote – y ya está casi erradicado – trato de usarlas lo más posible pero una vez me equilibre las usaré en conjunto con las antes mencionadas para mantener la belleza y pureza de la piel.

Otra cosa que podéis notar es un poco de picor al ponerlas durante unos segundos o un par de minutos. Es totalmente normal sobretodo en las pieles no acostumbradas a los ácidos. Si sientes una quemazón fuerte o rojez ya sería otra cosa y debes lavarte el rostro inmediatamente, pero no debería pasar. Yo sólo noto un picorcito, más con la nocturna, muy leve durante 1 minuto más o menos. Evitad siempre el área de los ojos. Los primeros días es muy posible que noteis cierta descamación de la piel, sobretodo si no tenéis por costumbre exfoliaros el rostro regularmente y/o usar ácidos. Yo noté un poquito de descamación en la barbilla y el entrecejo, muy poquito la verdad, pero yo me exfolio y uso ácidos regularmente. Se hace necesario entonces exfoliar a diario esas partes que se descaman con un exfoliante suave. La revista Stylist lleva a cabo sus Premios Anuales de productos de cuidado de la piel y entre los ganadores de este año estaba el Neutrogena Visibly Clear Pore & Shine Daily Scrub. Me hice con él y estoy encantadísima. Eso sí, trato de usarlo solo en la zona T. Con esto controlé la descamación de los primeros días y ayudé a la curación del brote.

El segundo beneficio de estas cremas es que ayudan a desvanecer las marcas rojas/marrones que dejan los granos cuando se van ya que el ácido glicólico es el hada madrina para esto. Ahora mismo ya no tengo ningún grano pero me han quedado todas las marquitas rojas que debo quitar usando mis dos cremas y mi tratamiento de ácido semanal. No os quiero ni contar lo bonita, luminosa y jugosa que se os va a poner la piel. El ácido glicólico es un potenciador de la hidratación y el colágeno además de ayudar a prevenir y reducir las líneas de expresión. Las cremas contienen también el preciado ácido hialurónico.

Yo estaba segura de que me iban a ayudar, pero el resultado ha sido fantástico, las seguiré usando y recomendando por mucho tiempo. Quiero que notéis en la foto del Después (tras casi 4 semanas) no sólo lo curadito que está el acné – que sólo me quedan las marcas rojizas por desvanecer – si no el estado general de la piel, la jugosidad, la pureza y cómo mis pecas se ven más bonitas y no tanto como manchas. Quiero destacar que en la foto del Después me acababa de poner la hidratante y por eso se ve más brillante, pero a parte de eso no hay nada distinto.

cómo eliminar el acné de adulto

Es extremadamente importante que uses protección solar 50+ con protección UVA 5 estrellas en el rostro mientras estés usando estos ácidos  – en realidad siempre deberías usarla – no importa si es invierno o verano o si trabajas en una oficina.  Los rayos UVA son los responsables de hasta un 90% del envejecimiento cutáneo, por no hablar de las manchas que provoca el sol y que se ven potenciadas por los ácidos si no nos protegemos. Yo uso la Heliocare 50+ que es la única que no me produce acné – y he probado muchas casas incluyendo Avene, Vichy, Roche Posay, etc. -.

¿Qué base de maquillaje usas ahora?

Una vez hemos dicho adios al culpable de nuestro brote debemos buscar un sustituto. Si usas Double Wear y tienes acné, replantéatelo por casi puedo asegurarte al 100% que es lo que te lo está provocando o empeorando. En mi caso volví a Le Teint Touche Eclat de YSL en B40 que tanto me había gustado el año pasado. Deja la piel con una luminosidad preciosa, no se seca con ese efecto acartonado – la Double Wear tiende a esto – y no da ni un grano por cremosa que nos pueda parecer. La he estado usando a diario por 3 semanas y ya estoy casi curada del brote, no me quedan más que un par de comedones muy pequeñitos y totalmente invisibles que estoy tratando de secar para que no se vayan a infectar. En resumen, chicas, no podría recomendar más y con más pasión estas cremas. Eso sí, es importante encontrar primero el culpable del brote – que en tu caso puede ser el SOP no tratado – para que nos dejen de salir nuevos comedones y granos terribles y así poder concentrarnos en curar los que ya tenemos.

¿Y cuál es tu rutina ahora para mejorar tu piel?

Durante mis vacaciones de Navidad os voy a hacer el esperadísimo vídeo de mi rutina diaria de día y de noche. Allí os enseñaré todo lo que uso y cómo lo uso. Sin embargo os dejo un pequeño entrante con mis productos clave estas semanas:

Chicas preciosas, espero que esta review os haya servido de ayuda, yo estoy feliz de haber descubierto uno de esos sagrados griales del cuidado facial y la lucha contra el acné y también de haber identificado por fin el culpable de mi recaída. No hay base más bonita y perfeccionadora que la Double Wear, pero es como una de esas cosas que nos encantan, nos hacen sentir bien y que hay que usar con mucha moderación. ¿Os animais con las hidratantes de Bravura? ¿Qué productos contra el acné son vuestros favoritos? ¿Qué productos os producen brotes? ¡Feliz mitad de semana, Deseos coquetonas!

, , , , , , , , ,