TOP ES

Moño despeinado y cómo sacar lo mejor de lo ‘peor’

Ya sabéis que soy una entusiasta de los recogidos y moños y moñitos de todos los colores, formas y sabores. Lo bueno de estos recogidos es que son ideales especialmente cuando nos estamos dejando crecer el pelo, en esos meses en que poco le podemos hacer. Una se engancha unas extensiones Deseo Hair y voilá! Recogido sin esfuerzo.

Este moño despeinado me gusta mucho porque no requiere perfección milimétrica. Cuando te lo haces se ve bien que unos pelitos se salgan por aquí y por allá y el propio look del moño despeinado es muy relajado a la vez que sofisticado. Esto lo logra gracias a que es un moño de grandes dimensiones, que da la sensación de haber requerido cierta técnica pero que a la vez deja a los demás preguntándose si simplemente serás tan mañosa y tendrás tanto cabello que haciéndote dos ‘vueltas de tuerca’ te ha quedado así el pelo.

Los moños tienen otra ventaja: dejan al aire nuestra nuca y hombros lo que nos agrega cierta altura y aires chic. Lo adoro. Muchas chicas que sufren de acné se sorprende cómo al llevar un recogido así con un buen maquillaje, la prominencia de los granitos queda en segundo plano y su nuca y cabello toman el mando.

Aún hay más, ¿alguna vez te has fijado en tus orejas? Estamos tan obsesionadas con la perfección de las partes típicas del cuerpo que nos olvidamos de otras zonas que es muy posible que tengamos muy bonitas. Un recogido como este deja el protagonismo a unas orejas que tanto si se decoran con grandes pendientes o con pequeños brillantes atraerán miradas. Distintas miradas dependiendo de qué elijamos Vosotras ya me entendéis. ¿Por qué creéis que el moño despeinado, estructurado, alto, bajo, a lado, es el favorito de esta temporada y de las ‘celebs’ en general? Ellas tienen quién las asesore y nosotras sólo tenemos que tener los ojos bien abiertos.

Y hablando de ojos, ¡por supuesto que este peinado da protagonismo a ese par! Maquíllalos, ponles pestañas postizas o déjalos con un natural smoky. Un maquillaje así con un recogido como este indica honestidad y transparencia además de buen gusto y control, ya que el rostro queda despejado y los ojos perfectamente legibles. Además el esmero de tu look, que a la vez no es complicado, le dice a tu interlocutor que te preocupas por el detalle pero no eres histérica. Es absolutamente ideal para una entrevista de trabajo.

Por supuesto, mis Deseos, lo bonito de este peinado es que no hace falta tener un melenón de infarto, porque para eso creé para todas nosotras, mujeres sin melenones, las extensiones Deseo Hair. Échales un vistazo porque te van a enamorar ya que son 100% cabello humano remy y te van a dar 150g más de melena. Recuerda que si tienes cualquier problema aquí estoy para ayudarte y podemos elegir tu color ideal juntas.

Chicas, sé que se dice a menudo y además ya sabéis que estoy a favor de cuidarse de forma completa pero no obsesiva; sin embargo os quiero dejar esa nota mental una vez más: no nos amarguemos queriendo conseguir imposibles que no existen como tal. Todo el mundo, repito, todo el mundo tiene una o más partes de su cuerpo que los demás quisiéramos tener. Incluso de lo que no nos gusta se puede hacer una joya. En mi propio caso: yo no tengo mucho cabello y tengo zonas más ‘despobladas’ que otras. Cuándo era más joven me obsesionaba que esto no se notara, pero con la madurez he ido relajándome: mantengo mi cabello todo lo bien que puedo dedicándole muchos cuidados y atenciones y lo he convertido en el punto de atención. Todas veis mi cabello en los vídeos y hago a diario de él el punto de atención con peinados, recogidos, extensiones… y lo sorprendente es que mi cabello recibe elogios.

Casi siempre el problema está más en nosotras que en los demás. Sonreíd, no os toméis muy en serio y ¡a jugar con pinturas, pinzas, coleteros y extensiones!

Os dejos con el tutorial del moño despeinado. Que lo disfrutéis y os traiga muchos éxitos
 

, , , , , , , , , , , , ,