TOP ES

5 lecciones de vida | Deseo Beauty

5 lecciones que aprendí después de los 25

Nadie nos cuenta mucho de la vida o de cómo ser feliz. O, bueno, sí que nos lo cuentan pero no sé si es que no nos lo creemos o no podemos entenderlo en toda su magnitud. Quizás un poco de los dos.

Lo cierto del asunto es que hay lecciones de vida muy importantes que no se aprenden en clase y que, bien seleccionadas y tenidas en cuenta a lo largo del resto de nuestras vidas, nos van a llevar más lejos que muchas de las tareas que nos tocaba aprender en las aulas.

En mi caso personal, hablemos de 5 lecciones que aprendí ya de mayor, cuando me fui de casa (algunas algo antes como la número 3 que mi madre se encargó de inculcar en mi desde muy pequeña – GRACIAS mamá -) y que creo que si aun no las hemos aprendido por experiencia propia, vale la pena hacer como si sí y tenerlas en mente todos los días:

 

    1. No gastes lo que no tienes. También llamado ‘Tarjetas de crédito’. Estoy segura de que algún cuento de los que leíamos en clase hablaba de este concepto, pero como ahora no me viene a la cabeza, os dejo los deberes Para muchos estudiantes terminar significa conseguir un trabajo y la libertad económica; pero en realidad esa libertad está aun muy lejos en la mayoría de los casos y corremos el riesgo de hacer de la tarjeta de plástico nuestra mejor amiga ‘mientras tanto’. Creo que tras la crisis global el mundo entero mira ahora los créditos con otros ojos pero lo más importante es que sepamos que, a no ser que se trate de una emergencia, sólo podemos gastar lo que tenemos. De todos modos, no rompas la tarjeta ni la congeles como Isla Fisher en Confessions of a Shopaholic (esto… una de mis pelis favoritas). Úsala para pagar cosas que luego puedes saldar el mismo día o semana o mes. Así harás crecer tu historial crediticio y lo agradecerás en el futuro.

 

    1. El descanso no es broma. Sobretodo en los tiempos que corren y esta es una lección con la que yo todavía me peleo y la cual estoy obligándome a aprender. Las mujeres del siglo XXI somos superwoman, hacemos 30 cosas a la vez, tenemos más de un trabajo, familias y obligaciones. Incluso si nuestro trabajo es nuestra adoración y nos encanta lo que hacemos, si no somos estrictas con el descanso vamos a acabar haciéndonos daño y enfermando. Yo últimamente estoy pasando por una época de insomnio tremenda por la sensación constante de que tengo cosas que hacer y que dormir o descansar es una pérdida de tiempo. Creo que nunca podré quitarme esa idea de la cabeza porque he sido así desde niña, pero a día de hoy ha escalado y hay que obligarse a parar, desconectar y descansar. Creedme que se paga caro y hay que aprender esta lección CUANTO ANTES. Oblígate a descansar.

 

    1. No seas chismosa. GRAN LECCIÓN aquí sobre cómo ser feliz. Una que aprendí de mi madre desde niña pero que me ha sido muy útil mientras más años cumplo. De jovencitas en el colegio y la universidad siempre estaban las típicas a las que les encantaba el chisme (hello ‘Mean Girls‘ otra de mis pelis preferidas para los días vagos) pero no era exagerado y cuando empecé en el mundo laborar siempre estuve en ambientes laborales más masculinos y en equipos muy pequeños donde no se daba tanto. Sin embargo fue ya en mis tardíos 20 cuando entré por primera vez a trabajar en un ambiente grande y con mayoría de mujeres que empecé a ver este problema en dimensiones exageradas. A ver, todas somos humanas y a veces es difícil cerrar la boca sobre todo cuando la persona en cuestión no nos gusta por algún motivo, pero lo mejor que podemos hacer en la vida es quedarnos nuestras opiniones para nosotras mismas. Que de nuestra boca no salgan malas energías que no hacen falta. Me he ganado la fama de ser un poco arisca quizás por no participar de esos corrillos y a lo mejor no recibo tantas invitaciones a salir por ello, pero, mujeres, este es un problema que me preocupa MUCHO entre nosotras y que tenemos que cortar. ¿Que no quieres sentirte rechazada? ¿Y por qué querríamos ser parte de un grupo así? Lo cual nos lleva a la siguiente lección:

 

    1. Tu felicidad es TU responsabilidad. Nadie puede no tiene la obligación de hacerte feliz. Bueno, entendedme: todos tenemos derecho a ser tratados con amor y respeto sobre todo por parte de aquellos con los que compartimos nuestras vidas. La cuestión es que alguien puede querernos mucho y tratarnos muy bien pero si no somos receptivas, estamos al cargo de nuestra felicidad y hablamos y PEDIMOS (sí, pedimos) lo que nos hace felices, no va a haber manera. Busca siempre tiempo y actividades que te hagan feliz y compártelas. Si la otra persona te quiere estará encantada de hacerlas contigo o dejarte hacerlas sola si es lo que te hace feliz.

 

  1. Toma riesgos. Tómalos. Evita la llamada ‘parálisis por análisis’, es decir, te piensas tanto las cosas que al final no haces nada. La mayoría de los riesgos por cosas que valen la pena, como tu felicidad y tu futuro, no son tan grandes como parecen. Sobre todo si no tienes a nadie a tu cargo piensa que lo que se pueda perder nunca va a ser irreparable (mientras que sea material). Aquí tengo mi propia anécdota que si queréis un día os la cuento para inspiración, pero básicamente, en cierto momento perdí todos mis ahorros, nos estafaron en un proyecto, había dejado mi trabajo por tomar un riesgo que valía la pena, y mi relación por aquel entonces se desmoronaba. Tuve que dejar mi estudio de soltera, meter todo en un trastero en UK y volver a casa en España y Colombia por 6 meses sin nada material pero con gente maravillosa. Esa situación me abrió muchas puertas y me permitió hacer cosas que no habría podido hacer de otro modo. A día de hoy pienso que ese riego, que me ha traído aquí con vosotras y al momento presente, ha valido MUCHÍSIMO la pena. Y me quitó el miedo para volver a tomar riesgos las veces que haga falta. Tómalos.

 

Y con esto os dejo pensando. Quiero saber qué lecciones de vida sobre cómo ser feliz habéis aprendido fuera de las aulas y que han cambiado vuestra existencia. Es importante que todas aprendamos unas de otras porque para estamos todos unidos por un hilo invisible y no hay nada como el conocimiento y la sabiduría global.

Dejadnos aprender de vosotras, ¡quiero saber qué tenéis que decir!

¡Comparte tus lecciones en los comentarios!

¡Sígueme!
Twitter | Facebook | Instagram | Bloglovin’

 

, , , ,

  • Claudia

    La más gorda creo que ha sido ser feminista. No sólo porque te abre los ojos a muchas injusticias vividas por el puñeteo 51% de la población (¡¡que somos más!!) sino porque, con tanto bombardeo de pelis, revistas, series, etc, que te exigen ser todo y además tener un físico X, me ayudó a alejarme de esa imagen de mí misma de nunca llegar al canon preestablecido y descubrir más cosas, más importantes y más útiles, que, en el fondo, me han ayudado a sentirme mejor Ah, y el básico, no porque algo esté de moda signifique que te vaya a quedar bien -aunque ese lo aprendí poco después de la universidad-. Y que una persona no es sólo las cosas que le gustan o que no le gustan. Y… madre, ¡me siento Gandalf de lo sabia que me he vuelto!

    • Eso me encanta: que algo esté de moda no significa te quede bien. De eso además hablo mucho en el curso de coloración. Love your sabiduría, AMIGA!

  • July Pérez

    TU eres TU y no AGUIEN MÁS!
    Y esta aún me falla en muchas ocaciones. Pero intentar ser alguien ajeno y opinar positivamente por algo que ni te pasa por la cabeza solo por encajar y querer tener un grupo de 100 amigos cuando esa para cualquiera es imposible, esta de mas!! Y basta con decir que es la tonteria mas grande. Por dios! Nadie en este mundo es exactamente una replica de otro, mucho menos de otros 100. Antes me avergonzaba mucho de tener 5 amigas, hoy son mi estandarte pues se que nadie es mas genuino, respetuoso y me ama por quien soy que ellas el resto… Son buenos conocidos o conocidos y hata ahí, y no pasa nada! No he muerto por ello. Otra que entendí bien recien… Alejate por lo que mas quieras de gente tóxica!! Aún si es tu familia. Ya se! Todos tenemos errores y somos humanos! Pero hay personas que si bien comparten tu sangre o te conocen de años, parece que quicieran que te vaya de la patada. Criticando todo lo que haces, diciendote q esta mal y que ya es tarde. Si bien es gente que estara quieras o no en tu circulo frecuente, es mejor darles la paz… Así si quieren seguir de Grinch serán ellos, y tu aprenderas de ti más que nunca.

  • Xitlali

    La mía que es la que más me mueve para todo es AMATE, QUIERETE Y RESPETATE POR QUE LA ÚNICA PERSONA CON LA QUE VAS A VIVIR TODA LA VIDA ERES TU MISMA. Es una máxima sobre la que hago todo, estudiar, trabajar, etc. Si hay algo que te hace feliz y que te gusta, hazlo; y si hay algo que no quieres hacer, no lo hagas sin importar cuán presionada te sientas por otros. Mis estándares son los que debo de seguir para mantenerme fiel a mi misma, hay momentos en los que somos innecesariamente autocríticos y es ahí donde empieza el “arrepentimiento”. Otra que también sigo es la de ver el lado positivo de las cosas, si una puerta se cierra estoy segura que se crea un puente y de todo se aprende. Piensa en positivo y todo va a ir bien. A veces no es tan fácil pero de verdad que vale la pena. Y después de el comentario más largo de la historia (bueno que yo he puesto aquí en Deseo) te mando un abrazo enorme. =D

    • No podría estar más de acuerdo!!! Qué lindas palabras, de verdad qué sabias que sois!!

  • Mourirauprintemps

    Yo intento bajar los objetivos en mi vida (laboral, familiar y personal) al mínimo. La vida personal es lo que queda después de cumplir tus obligaciones laborales y familiares (que a veces es ver un episodio de una serie que te gusta o un café cada cuatro meses con una amiga…no da más) y tomar las cosas con humor. Dentro de cinco o siete años escribirás este post. Feliz viaje!

    http://lamadretigre.com/2014/09/26/nocturnidad-y-alevosia/

  • Me siento identificada en un montón de cosas, la verdad es que nunca he tenido problemas con las tarjetas de crédito por ejemplo porque siempre le he tenido mucho respeto a ese tema y me lo pienso muchísimo antes de comprar algo con tarjeta, aunque hoy en día no tengo una si que estaría bien tener un buen historial por si algún día lo necesito.

    Los puntos 4 y 5 me parecen súper importantes, y de la mano va una de las cosas que yo he aprendido después de muchos años y es no darle más importancia a lo que opine la gente de ti, que lo que opinas tu misma, de toda la vida me daba vergüenza y me pensaba demasiado las cosas que quería hacer o como vestirme o incluso me pensaba demasiado dejar un comentario por lo que pensaría la gente de mi, creo que el blog me ha ayudado muchísimo en este sentido. Después de muuchos años creo que ya he perdido un poco esa vergüenza y ahora puedo ponerme lo que me apetezca, decir lo que quiera, etc..

    Besitos!

    • Qué palabras más lindas. En efecto amiga, nunca vas a ser capaz de complacer a todo el mundo, por lo tanto complácete siendo tú misma El blog es una maravilla, verdad?

  • Rocío Pérez

    Yo tengo otra, aprender a ser uno mismo y aceptar que no vas a agradar a todo el mundo siendo como eres!
    Un post fantástico!

  • Arlene

    Te felicito Ximena, me encantan tu blog, tus videos y tu buena vibra.
    Una lección de vida que acabo de aprender este verano fue que las personas que te traicionan y te lastiman, pueden darte el impulso que necesitas para decidirte y tomar ese riego del que hablas en tu post. Una persona que se supone sería mi socia, tomó mi proyecto y lo empezó a desarrollar por su cuenta. La verdad es que al principio entré en crisis y viví una especie de duelo: me enojé, me sentí timada, traicionada. Pero de ahí nació la fuerza y el empuje extra que necesitaba para terminar de materializar este sueño que tenía ya cinco años en desarrollo. Hoy estoy agradecida de que personas así se me hayan cruzado por el camino, ya que me hicieron cambiar de rumbo en mi beneficio. De mí depende hundirme o fortalecerme con estas experiencias.
    Te recomiendo mucho la película The Chef (con Jon Favreau y un súper reparto), que trata precisamente de esto, muy buena e inspiradora, me encantó! Seguro que a tí también te gustará. Te envío un abrazo desde México!

    • Qué lindo mensaje y recomendación, amiga!! Esa experiencia es maravillosa porque te ha enseñado a que eres capaz de transformar un mal momento en una experiencia productiva. Enhorabuena amiga y GRACIAS!