TOP ES

Cómo sentirse bien: 10 trucos rápidos para una mejor tú en 2014

Que si empiezo el gimnasio 5 días a la semana, que si me apunto a clases de técnica alemano-rusa de relajación mental por fases (no la busquéis, me la acabo de inventar), que si no voy ni a mirar las palmeras de chocolate nunca más en toda mi vida, que si esto, que si lo otro. Las resoluciones del nuevo año son algo fantástico, se trata de encontrar cómo sentirse bien y en enero nos vemos ante una nueva yo, un borrón y cuenta nueva y tenemos toda la intención de lograr grandes cosas para los 12 meses siguientes.

Sinceramente soy de las que pienso que esto es muy saludable y necesario. Incluso aunque a veces nos pongamos metas irreales o demasiado exigentes que no logramos cumplir al 100% y que tenemos que aprender a transformar en unas más reales, el quid de la cuestión no es ese. El quid de la cuestión es que tenemos ilusiones, intenciones y, algunas más, algunas menos, fuerza de voluntad para sacarlas adelante. Lo realmente malo sería no tener ninguna de estas cosas. Sin ilusiones, sin sueños y sin metas no se puede vivir, es el motor que nos empuja hacia adelante, el combustible de nuestras vidas. Sin proyectos la vida pasaría sin pena ni gloria y en completa desidia y tristeza.

El domingo pasado, aprovechando un inusual día de sol en enero, Michael y yo salimos a caminar por los bosques y campos de nuestros alrededores y nos llevamos la cámara para sacar unas fotos. Precisamente las fotos que hoy ilustran este post, fotos de volar. Esa idea de tomar fotos en donde se nota el espacio, la libertad, la levedad y las ganas de salir volando, me hicieron pensar sobre lo que las metas, incluso las pequeñas diarias, nos hacen mejorar, sentir mejor con nosotras mismas y hasta ayudar a otros (¡y lo bien que me sentó correr y saltar por los campos que, por cierto, eran puro barro!)

Por eso hoy vamos a dejar de lado los grandes proyectos y planes y vamos a centrarnos en 10 formas de ser más feliz y vivir mejor de manera instantánea. Que los arreglitos rápidos también existen y, al final de todo, lo que anda detrás de todas y cada una de nuestras resoluciones y metas es: ser más feliz. ¡Que no me lo invento, que me lo habéis dicho vosotras mismas!

Así que, vamos allá mis felices bellezones, 10 maneras muy rápidas de poneros un brillito en la mirada y hacernos, eso, más felices. ¡A volar!

 

1. Abre las cortinas nada más te despiertes

Nada mejor para una inyección de energía. En un estudio de la Universidad de Toronto descubrieron que las mujeres que recibían más luz natural a primera hora de la mañana estaban de mejor humor y más alerta durante el día. Toma el desayuno en la terraza o junto a una venta también.

 

2. Di ‘No’ siete veces al día

¿Os acordáis que ya os hablaba de esto en el post sobre cómo ganar tiempo extra cada día? Pues la media es 1 hora al día extra para ti misma por decir ‘No’ a lo que de verdad no quieres o no tienes porqué hacer. No es algo malo, ¡tampoco nos vamos a volver tiranas!

 

3. Piensa en positivo para cambiar un mal ‘hábito’

En vez de decir ‘No me puedo fumar ese cigarrillo’ piensa ‘Mira como me resisto a ese cigarrillo. ¡Qué fuerza la mía!’ La cosa cambia.

Run

 

4. Observa a tu mascota para librarte del stress

No es algo nuevo. Según un estudio del British Journal Of Health Psychology, la gente con mascotas tienen la tensión arterial y el colesterol más bajos y se libran de las enfermedades más rápido. Si no tienes una mascota siempre puedes mirar vídeos en Youtube o visitar DailyPuppy.com para tu dosis diaria, ¡que también funciona!

 

5. Trata la ansiedad naturalmente

Es la enfermedad de la generación Y (la mía) y del siglo XXI en general. TODOS hemos sufrido o sufrimos regularmente de ansiedad (la que no sepa de qué estoy hablando ¡por favor que me deje su secreto en los comentarios ya mismo!). A veces la ansiedad da signos obvios como los famosos ataques, pero muchas veces pasa desapercibida porque no prestamos mucha atención: dolores de cuello y hombros, dolores de cabeza, levantarse cansada por la mañana, apretar los dientes por la noche… todo son síntomas de la ansiedad y, si vives en el mundo real, lo más seguro es que la tengas. Como no me gusta tomar medicamentos y trato de limitarlos lo máximo posible, me han recomendado encarecidamente el aminoácido L-Theanine, que es un relajante salido del té verde y que está dando unos resultados de relajación buenísimos sin dar sueño. Se encuentra en pastillas.

 

6. Resístete al asiento libre

Si andas detrás de mantener el tipo, estar de pie durante los 20min del trayecto en bus o tren te hará quemar 20 calorías más al día. ¿Parece poco? Haz la cuenta: hazlo dos veces al día de lunes a viernes y antes del fin de semana habrás quemado 200 calorías extra. ¡Ah! Ahora sí cuenta, ¿no?

 

7. Cambia las patatas por palomitas

Os lo dice la fan número 1 de las palomitas, son mi vicio más irresistible, ¡hasta al chocolate me puedo resistir pero no a las palomitas! (¿A alguien más le pasa?) Lo bueno es que sólo tienen menos de 100 calorías por 23g comparadas a las más de 135 calorías de una bolsita de patatas fritas. Además tienen mucha fibra que te hace sentir llena. Para asegurarte de que no están llenas de mantequillas, háztelas tú misma en casa o compra las de bolsa ya hechas que tengan impreso el número de calorías.

 

8. ¡Levanta esa mirada!

Está comprobado, es muy fácil y ha sido mi regla número 1 desde que recuerdo tener consciencia (mi madre siempre me lo estaba repitiendo): mirar al suelo nos hace sentir tristes. Cuando camines por la calle ten siempre en tu mente levantar esos ojazos y mirar al mundo a la altura de ellos ¡o incluso más arriba! Te levantará el ánimo y la perspectiva en un santiamén, por no decirte la cantidad de cosas que descubrirás en los altos de los tejados, los segundos pisos y el cielo que nos suelen pasar desapercibidas incluso cuando conocemos el área como la palma de nuestra mano (y si miras la palma de la mano, ¡levanta la mano en vez de bajar los ojos!.

 

9. Para amar tu cuerpo

Si entre tus nuevas resoluciones está el quererte más a ti misma (que es lo que queremos todas aquí en Deseo porque sabemos que nos lo merecemos), hay un ejercicio muy rápido. Piensa en algo que te guste de ti (y no me vale ‘nada’ porque todas tenemos más cosas bonitas que no bonitas, así que venga, si no pregunta a una amiga de verdad). Cada vez que te pilles a ti misma pensando en algo que no te gusta de tu anatomía, recuerda eso que te gusta ‘Tengo unas piernas potentes’ por ejemplo. Al principio te puede parecer tonto, pero estamos tratando con el subconsciente aquí. Convierte esto en una rutina y verás como la cosa empieza a cambiar.

 

10. Ayuda a otros para ayudarte a ti misma

Esta la he dejado para el final, pero es una de las más poderosas. Es impresionante el efecto de subida total de autoestima cuando hacemos algo significativo por otra persona (o ser vivo). Dale a alguien tu ticket de parking que aun está válido, tómate un café con un vecino mayor que necesita compañía, si te atienden bien en una tienda, llama al encargado y alaba a ese empleado que te ha ayudado. Todo el mundo gana y tu autoestima, y la de los demás, ¡va a estar por las nubes!

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

¿Os animáis a tomar un puñadito (o todas) de estas 10 soluciones rápidas y ponerlas en práctica? Os tengo que repetir que la número 10 es mi favorita y de las cosas más poderosas del mundo porque no sólo te levanta a ti si no que levanta a otros a tu alrededor y, sinceramente, no hay nada como sentirse una superheroína, ¡aunque sea a la pequeña escala de nuestras vidas! Aunque eso de pequeña escala es cuestionable. Nunca sabemos a quién podemos estar ayudando y cuánto podía necesitar esa persona ese pequeño empujoncito ese día en particular. A veces, nuestro acto gentil a pequeña escala puede ser en realidad, todo un acto heróico. Nunca lo sabremos, pero eso ayuda al gustillo de sabe que, a lo mejor, ¡le hemos cambiado la vida a alguien! Una especie de Amelie en potencia.

¿Sabías que este lunes fue el ‘Blue Monday’ (lunes azul)? Según los ‘expertos’ parece ser que cerca del 20 de enero ya todo el mundo ha cejado en sus intentos e intenciones del año nuevo, perdido la ilusión ¡y se siente triste y deprimido por el tiempo! En Deseo nos negamos, ¿verdad? ¿Qué es eso de inventar Blue Mondays? No los necesitamos, por eso nos tenemos unas a otras aquí y estamos leyendo 10 maneras de sentirnos al 200%.

¿Cuál de estas 10 vais a poner en práctica hoy?

, , , , ,