TOP ES


Curso de coloración personal – El color de tu belleza

Tarjeta cuarta semana

 

Lección 20: El color en los hombres. ¿Y ahora qué?

Está claro que la teoría del color es para todo el mundo y eso incluye a nuestros chicos. De hecho la teoría del color es aun más importante en ellos si cabe por varias razones: ellos no cuentan con las ‘herramientas mágicas’ de joyas, accesorios, tintes de mil colores y maquillaje para ajustar su look y, por otro lado, el mundo corporativo en el que trabajan muchos exige unos colores que suelen estar muy bien para el invierno (blanco y negro) pero que le quitan vida y color a nuestros hombres cálidos y/o claros en un santiamén.

Por suerte esas reglas del color en el mundo corporativo no son tan estrictas hoy en día como lo eran hasta los 80. Hoy el blanco y negro no es obligatorio y hay azules, khakis, marrones, morados y hasta mostazas, verdes y dorados. Lo mejor de todo es que, a día de hoy, casi cualquier color está permitido para su corbata y eso es un elemento de poder ya que la corbata, por sí sola, puede cambiar por completo su look.

Si un hombre tiene la suerte de poder vestirse más relajadamente y elegir sus propios trajes, atuendos y colores entonces la diversión y el perfecto look están asegurados, simplemente tienen que seguir las mismas guías de color que hemos visto hasta ahora y su look completo va a cambiar sin necesidad de nada más:

men and colour

Fijaos en este guapetón (por cierto, puntos extra para la que me diga quién es). Tenemos ante nosotras a alguien que grita calidez y suavidad por los cuatro costados. La foto original es la de la izquierda y lo único que he hecho en la foto de la derecha es cambiar los colores del traje: un chocolate dorado para la americana en vez de azul oscuro casi negro, una camisa marfil en vez de blanca nuclear y una corbata bien cálida en uno de sus colores de acento. Ya está. Y la diferencia salta a la vista.

Obviamente está guapo de las dos maneras, pero ¿nos damos cuenta de cómo el traje frío de la izquierda está como ‘posado’ sobre él y tiene mucho más protagonismo que el propio chico? Además le roba calidez. En cambio en la derecha el traje se funde por completo con él, lo hace más cálido y lo que primero notamos es a él y no al traje. Ahora sus ojos y su característica barba pelirroja toman el protagonismo. Por no decir que se ve un cambio sutil en el que su piel parece más luminosa y con un toque de sol. Como detalle sutil también ¿veis cómo el traje oscuro deja sin especial protagonismo a sus ojos? Se los ‘come’. Mientras que cuando lleva sus colores de poder, sus ojos destacan ya que es el único color distinto en su look completo.

 

¿Y ahora qué?

Hemos llegado al final. Hemos pasado un mes devanándonos los sesos tratando de analizar, ver colores, tonos, subtonos, temperaturas, cambios sutiles y cambios grandes y hoy, en nuestra última lección, nos quedamos un poco como: ¿y ahora qué hago?

Ahora es el momento de tomar las riendas de nuestro aspecto y librarnos de todo aquello que no nos hace ningún favor. Es el momento de regalar y, si podemos, comprar algunas cosas que nos cambien el look para siempre. Empezando hoy mismo, estos son los pasos que tenemos que seguir:

  1. Abre el armario y deshazte de todo aquello que no esté en tus colores de poder. No importa si pagaste mucho o poco por ello, llevar algo que no te favorece, por muy Prada que sea, no te está devolviendo la inversión. Si es algo de mucha calidad/diseñador, véndelo por internet o a una amiga que pertenezca a esa estación o, si prefieres, guárdalo para una futura hija, sobrina, nieta a la que le vaya a quedar bien. A la hora de hacer esta purga de color, recuerda que lo más importante es quedarte con tus colores de poder en prendas que vayan cerca de la cara de modo que, si tu presupuesto es pequeño y tu armario está lleno de errores, puedes empezar por deshacerte y comprar todo lo de la zona importante. Después, ve comprando prendas una a una y cada vez que lo hagas deshazte de otra vieja que no estaba en tu paleta. Este truco también es recomendable en general. Cada vez que compres algo nuevo deshazte de algo viejo.
  2. A partir de ahora compra SOLO prendas y accesorios que estén en tu paleta de poder. Si hay un color que te encanta pero es negado para ti, utilízalo en la decoración de tu casa, en tus cosas de papelería o incluso en flores frescas sobre la mesa, pero destiérralos por completo de tu armario.
  3. Haz otra purga en tus productos de maquillaje. De nuevo, no importa lo caro que haya sido ese labial o sombra de ojos. El maquillaje está para engrandecernos, para hacernos ver más bellas y radiantes. Si no cumple su cometido es dinero perdido. Regálalo y date el regalo del maquillaje que te hace ver espectacular.

 

Palabras finales

No hay nada como invertir en ti mismo para lograr un estado de armonía, poder y contento con tu aspecto, tu tranquilidad y tu fuerza interior.

Al principio de este curso hablábamos de cómo sólo hay una oportunidad para causar la primera impresión y esa es la que se queda en la mente de los demás durante mucho tiempo – a veces la vida entera. Mi amiga-hermana del alma Paula siempre recuerda la primera vez que me vio allá cuando teníamos 16 años. Yo solía llevar un cascabel en el zapato y eso se quedó con ella en su memoria para siempre. Su primera impresión creo que fue que yo era un tanto excéntrica y, a día de hoy, me parece que lo sigue pensando ¡ja,ja,ja!

Ese cascabel en el zapato está muy bien para dar una primera impresión un poco ‘funky’ cuando tienes 16 años, pero cuando somos adultos lo que queremos que se grabe a fuego en la memoria de aquellos con quien convivimos y trabajamos es que somos personas de fiar, con principios sólidos, energía positiva, bondad y con ganas de hacer cosas, inspirar y llegar lejos. Y todo esto se puede transmitir a través de nuestra apariencia personal y, por supuesto, de nuestra manera de actuar; pero esa ya se ve después.

Combina una sonrisa y una actitud positiva con tus colores de poder, extiende tu mano abierta y firme a tu interlocutor, dale un apretón firme de manos, preséntate y te aseguro que has captado su atención al 100%. Ahora te toca brillar, pero ya has abierto la puerta que es lo más difícil.

Desde luego todos los colores del mundo no van a cambiar a una persona que va por la vida con malas intenciones o sin pasión y desgana pero si podemos trabajar en ser un poquito mejores cada día con los demás y con nosotros mismos, al menos ya tenemos la parte de la imagen ganada y eso ya nos pone en ventaja. Que se lo digan a muchos famosos y políticos que no tienen quién los asesore! Vosotras mismas lo habéis visto este mes.

Chicas, habéis sido un grupo genial. Vuestra participación, palabras e ilusión han sido de otro planeta, vosotras ya tenéis ganada la parte buena del alma, la energía y las ganas de comeros el mundo. Ahora con lo que habéis aprendido ya os vais a convertir en supermujeres. No podría estar más contenta ni agradeceros más que me hayáis hecho el curso tan ameno, retador y, simplemente, delicioso.

¡Nos vemos en el próximo curso, colegas analistas!

 

PD: Esto no es un adios si no un simple ‘hasta dentro de un rato’ porque recordad que estoy en facebook, twitter, instagram, youtube, pinterest, flickr, y el blog.

Este curso ha sido un éxito y ya sabéis que quiero continuar con más. Pedidme cursos que os interesaría ver y no os olvidéis de uniros al Club Deseo VIP donde estaréis siempre al día de los cursos nuevos que saco, los descuentos, sorteos y demás regalos y sorpresas maravillosas.

Recordad también que estoy disponible para vosotras durante otras dos semanas, cuando ya no estaré para responder preguntas (aunque siempre me podéis escribir un mail si tenéis algo muy imperioso) y siempre podréis hablar entre vosotras en el grupo de facebook que se quedará abierto durante estas dos semanas extra. La teoría del curso quedará también abierta dos semanas para que repaséis.

 

¡Feliz aventura del color y gracias por hacer este viaje conmigo!

Ximena de la Serna

 

———————————-

 

Lección 19: Los últimos retoques.

 

Estar en ‘La Zona’

Este nombre tan ‘New Age’ se lo he dado a las zonas en las que dividimos nuestra anatomía a la hora de llevar color. Para estar deslumbrante hay que mantenerse en ‘La Zona’.

En más de una ocasión me habéis preguntado si podéis llevar colores de vuestra estación hermana y cómo llevar colores de otra estación. Bueno, la respuesta es compleja. En rasgos generales puedes usar algunos colores de tu estación hermana pero no deberías usar colores de otra estación, sobre todo si esa estación es totalmente opuesta a ti. (Sintiéndolo mucho, una primavera cálida no va a poder llevar los pasteles del verano suave ni en acentos ni en complementos… ¡ni en sueños! ) Sin embargo una primavera cálida puede llevar los colores MÁS CLAROS del otoño cálido (los más oscuros son demasiado oscuros para la estación más clara de todas que es la primavera), el invierno frío puede llevar los colores MÁS OSCUROS de su hermana el verano frío (los más claros serían demasiado claros para el oscuro invierno) y así sucesivamente. La regla es: haz honor a tu características principal y secundaria.

Pero por otro lado están las ‘zonas’ y la zona más importante va desde el pecho hasta la coronilla. En esa zona es mejor quedarnos con los colores de poder de NUESTRA paleta y no arriesgar una mala elección que nos arruine el look. En la zona media hay que tener en cuenta al menos una de nuestras características y en la de abajo el color tiene menos importancia. Lana del Rey nos lo enseña aquí abajo:

Hot zones

El secreto, como veis es llevar siempre cerca del rostro nuestros colores de poder incluso si no podemos llevarlos en la parte de abajo por cualquier motivo. Si, por ejemplo, te encanta el rosa pero eres un otoño cálido (el rosa es tan terrible en un otoño cálido como el naranja en un invierno frío), trata de buscar un rosa cálido (más tirando a coral que a hielo) y póntelo como una falda en conjunto con un bonito jersey chocolate de cuello vuelto.

De todos modos siempre vas a estar más poderosa mientras más te quedes en tu paleta. Recuerda que las paletas que os doy, así como los abanicos tonales, son sólo una muestra de la infinita cantidad de colores que podéis usar. Cada color en vuestro abanico o paleta tiene al menos 2 ó 3 variaciones dentro de su misma categoría que hacen de cada paleta un abanico MUY amplio. Con el tiempo aprenderéis a ver la calidez, frialdad, nitidez, etc. más fácilmente y os será muy sencillo decidir si un color es de poder para vosotras.

Inciso sobre las estaciones intermedias

Ya hemos estudiado las 12 estaciones ¡y lo sabemos todo sobre ellas! Lo único que nos quedaría ahora estudiar son las 4 estaciones intermedias (en total 16 estaciones) y a una de las cuales yo pertenezco. Ya os lo había mencionado, ¿os acordáis? Básicamente hay determinadas personas – no muchas – que no entran perfectamente en una de las 12 estaciones. Esto es porque hay 4 personas que son una de las 12 estaciones pero con gris añadido lo cual las hace particularmente suaves pero no tan suaves como una estación suave de primera característica. Yo por ejemplo, me acerco mucho a un otoño profundo, pero cuando me analizáis os daréis cuenta de que me falta oscuridad para ser un otoño profundo al 100%. Mis colores no son tan oscuros y tengo más suavidad de la que debería tener un otoño profundo pero no soy lo suficientemente suave para ser un otoño suave. Además los colores del otoño profundo son demasiado oscuros para mí y me hacen ver mayor y cansada; los colores del otoño suave me quedan mejor ¡pero yo no soy uno! O eso creía… Yo soy un Otoño Suave Profundo. Una de esas estaciones grises o intermedias. En esta nueva adición el otoño suave se divide en claro (el típico otoño suave de siempre) y en oscuro y el oscuro está a caballo entre el otoño suave de las 12 estaciones y el otoño profundo. Esa soy yo y por eso siempre me veis vestida con colores claros

Desafortunadamente no puedo enseñaros y hablaros mucho sobre estas 4 estaciones intermedias porque la persona que las descubrió registró este nuevo sistema a su nombre y nadie podemos enseñarlo sin pagar sus derechos intelectuales ¡que son de unos $3,000!

Sin embargo quería hablaros sobre ellas por el simple hecho de que me parece importante que sepáis que existen y que yo misma soy una de ellas. En verdad muy poquitas personas en el mundo las conocemos y trabajamos con ellas por lo que no os vais a ver muy limitadas sin ellas (¡aunque cuando se conocen abren una nueva puerta!) Pero si alguna vez os encontráis a alguien que no os encaja 100% en una de las 12 estaciones, o que se ve mejor con los colores de una estación que no parece ser la suya (como yo que a simple vista diríamos otoño profundo pero me veo mejor con los colores del otoño suave sólo que necesito que estos sean un poco más saturados porque los suaves, suaves me dejan lavada) quizás sea porque pertenezca a una estación intermedia (hay 1 extra para cada estación). Sin embargo no os rompáis el coco con esto, la gran mayoría de la gente cabe en una de las 12 estaciones y si no lo veis claro es seguramente porque no estáis mirando lo suficientemente bien ¡no echéis mano de pensar en seguida que será una estación intermedia! Lo normal es que no lo sea.

Y esta es la lección ha sido cortita, ya vamos terminando y mañana veremos el color en los hombres y más tips y trucos de qué hacer ahora que sabéis tanto sobre el color.

¡Nos vemos mañana en el último día, analistas! Seguid subiendo vuestros análisis, pero tratad de que sean de personas reales que conozcáis, ¡es la única manera de analizar de verdad! Sois las mejores

 

Lección 18: Entendiendo nuestra paleta

Ya tenemos las estaciones, ya sabemos MUCHO sobre el color y las temperaturas y ya tenemos las paletas. Pero ¿cómo trabajar con esas paletas para sacarles el mejor provecho?

Hoy vamos a jugar con ellas y exprimirles todo el jugo, vamos a ver qué colores son básicos y cuáles son acentos para cada estación así como los mejores complementos, joyas, zapatos y bolsos para cada una. Metámonos de lleno ¡porque nos espera mucho contenido!

¡De cabeza, analistas!

 

Los colores de fondo de armario

Esta es una tabla muy simple pero muy útil. En ella vamos a dividir los colores básicos, neutros, de cada estación y los de acento. Los básicos o de fondo son aquellos colores que esa estación puede usar con todo como fondo de armario y los de acento son sus colores más divertidos, los que puede añadir a esos neutros para conjuntar un outfit perfecto. Nota: Cuando hablo de neutros obviamente son neutros para esa estación, no quiere decir que el color en sí sea neutro. Por supuesto estos son generales para cada una de las 4 estaciones. Dentro de ellos las 12 estaciones encontrarán sus mejores y sus no tan poderosos.

Los neutros:

  • Inviernos: Blanco, negro, azul marino, gris topo
  • Verano: Blanco suave, azul marino grisáceo, gris azulado
  • Otoño: Marfil, crema, beige, camel, marrón oscuro, dorado, bronce, oliva
  • Primavera: Marfil, crema, beige nítido, camel, tan, marrón dorado, dorado nítido, azul marino claro y nítido

Los básicos:

  • Invierno: Burgundy, rojo azulado, rojo puro, azul puro, verde puro, verde esmeralda, verde pino
  • Verano: Burgundy, frambuesa, azul grisáceo, verde azulado profundo, rojo azulado, sandía
  • Otoño: Verde bosque, verde musgo, rojo anaranjado, óxido
  • Primavera: Rojo nítido, rojo anaranjado, coral, azul morado, óxido.

 

¿Qué hacemos con los estampados?

Los estampados pueden parecer difíciles a primera vista ya que mezclan varios colores y hasta varios tonos, temperaturas y cromas. Lo más importante con los estampados es hacer ese ejercicio que hacíamos los primeros días: mirar la tela y decidir en 3 segundos qué color salta más a la vista. Sin pensarlo. Ese color que nos llega primero y con más fuerza y/o evidencia es el color principal del estampado, por el que nos tenemos que guiar para saber si es un buen color para la estación que estamos vistiendo. Una nota importante es que mientras más contraste acepte una persona, más colores podrá llevar en sus estampados. Esto quiere decir: un invierno podrá llevar un estampado con muchos colores (dentro de su paleta) mientras que un otoño suave no debería llevar más de 2 ó 3 colores como máximo y que no contrasten mucho entre ellos:

prints

Si hace falta ayudaos de un papel para tapar los otros estampados y así ver mejor cada uno individualmente. Antes de seguir leyendo trata de analizar qué color o característica (frío, cálido, nítido, etc.) predomina en cada uno de los 9 estampados y, por lo tanto, a qué estación se lo pondrías. Después lee las respuestas:

  1. Evidentemente oscuro y cálido pero sin mucho contraste. Un otoño profundo o uno suave oscuro podría llevarlo.
  2. Llama la atención la suavidad y la frialdad, ¿no ves a un verano claro perfecto en ella? (También se lo puedes poner a otros veranos)
  3. Frío y contrastado pero a la vez un poco suave por la cantidad de gris. Yo se lo pondría a un invierno frío (que fluye a la suavidad del verano)
  4. Oscuro y muy contrastado. Blanco y negro. Ideal para un invierno.
  5. Rico y cálido. Un otoño cálido estaría deslumbrante en una falda así.
  6. Oscuro y cálido/neutro con contaste medio. ¡Un otoño profundo y uno suave son los que mejor llevan este estampado tan de moda! (Si la parte clara fuera más dorada le iría aún mejor al otoño profundo).
  7. Suave, poco contraste y cálido. Ideal para el otoño suave.
  8. Frío. Perfecto para un verano, sobretodo los más claros.
  9. Ácido y nítido (saturado). Mucho verde lima por lo que una primavera, sobretodo una nítida, sería la perfecta candidata.

 

Tus joyas

Seguramente que, a estas alturas, ya te has dado cuenta de que tus joyas deben armonizar con tus colores y que no todos los metales ni todas las piedras son ideales para ti. De todos modos que no cunda el pánico porque las buenas joyas que tengas siempre se pueden llevar a un joyero a que las cambie de color (hacerles un baño de plata o de oro) y las joyitas más baratas que compramos en nuestras tiendas de ropa favoritas, ¡siempre se pueden reemplazar por poco dinero! Vamos a ver qué joyas, piedras y perlas (yo amo las perlas, ¡qué suerte que lo vintage esté de moda!) le vienen bien a cada estación.

Invierno

  • Metales: platino, oro blanco, planta o peltre. (En acabado brillante o mate.)
  • Piedras: diamantes negros, turmalina rosa, cuarzo rosa, zafiro, rubí, lapislázuli, diamantes, topacio blanco, circonitas.
  • Piedras de acento: granate, onix, rubelita.
  • Perlas: blancas, platino, rosas o plata.

 

Verano

  • Metales: platino, oro blanco, planta o peltre. (En acabado brillante o mate.)
  • Piedras: Ópalo, piedra luna, cuarzo rosa, madreperla, diamantes, topacio blanco, circonita.
  • Piedras de acento: aguamarina, amatista, turmalina rosa, zafiro rosa, zafiro azul pastel, topacio azul, circonita azul.
  • Perlas: rosas o plateadas.

 

Otoño

  • Metales: Oro, bronce y cobre. En acabado brillante o mate.
  • Piedras: Granate mandarina, topacio ahumado, esmeralda, diamantes, topacio blanco, circonita.
  • Piedras de acento: Ojo de tigre, ámbar, peridotita, ópalo de fuego, rubí, malaquita y jaspe.
  • Perlas: marfil o crema.
  • Los otoños se ven muy bien en joyas hechas de maderas y semillas.

 

Primavera

  • Metales: Oro, bronce y cobre. En acabado brillante o mate.
  • Piedras: Amatista, topacio azul suizo, aguamarina, diamantes, topacio blanco, circonita.
  • Piedras de acento: coral, jade, citrino, turquesa, peridotita y circonita azul.
  • Perlas: marfil o crema.

 

Eligiendo gafas de sol

Emma Watson

Emma Watson

Me encantan las gafas de sol porque son una manera muy fácil de lograr dos cosas: 1. esconder una mala cara cuando estamos cansadas. 2. Añadir un toque de glamour, luz y color instantáneo.

Cada estación puede elegir la montura de acuerdo a sus colores neutrales (que veíamos arriba) si quiere un efecto discreto, o en sus colores de acento para añadir fuerza al outfit. Simplemente hay que tener en cuenta que los cristales sean negros, grises, azulados o plateados para las estaciones frías y marrones, dorados o verdes para las cálidas.

 

Bolsos y zapatos

Ningún accesorio es tan necesario como un bolso. No vamos a ninguna parte sin él y cuando salimos por la puerta dejándolo en casa (quizás porque sólo vamos a la tienda de la esquina) nos sentimos incompletas y como desprotegidas. Es un efecto rarísimo.

Los bolsos juegan un papel importante en dar color o unir nuestro outfit para que se vea armonioso. De nuevo tenemos que seguir nuestra paleta y nuestro nivel de contraste (un invierno vestido de negro con un bolso fucsia se verá de infarto). Y lo más importante es que no compremos los bolsos que vienen en colores de moda si ese color de moda es negado para nosotras. Bueno, esto lo podéis aplicar a TODO. Ahora que sois expertas en color ya sabéis mejor que nadie que no se puede ser esclava de la moda y comprar los colores que estén de moda sólo porque estén de moda. Ahora sois compradoras informadas y educadas que compráis porque SABÉIS lo que os sienta bien. Vosotras dictáis vuestra moda y siempre estaréis perfectas. Ya nadie puede dictarla por vosotras. Eso es muy poderoso.

Mantén algunos bolsos en tus colores de poder (neutros y de acentos) y renueva cuando tus colores de poder estén de moda y puedas encontrar diseños que te gusten.

Con los zapatos pasa lo mismo que con los bolsos. Recuerda además que los zapatos dicen muchísimo de una persona y no sólo porque lo dijera el sabio Forrest Gump. Elige siempre los mejores zapatos que puedas pagarte y no los dejes envejecer ni ensuciarse. Cuando llega su final, llega su final. Trata de no llevar zapatos que ya han visto mejores días.

Hagas lo que hagas recuerda que los días de conjuntar zapatos y bolso están anticuados. ¡Aunque esto ya es tema de estilismo y de eso hablaré más en mis futuros cursos de estilismo! ¿Os vais a apuntar?

 

Y por último, los pañuelos, bufandas, gorros y sombreros

Emma stone hat

Emma Stone

En el pasado eran indispensables. Una mujer no salía a la calle sin su sombrero o sombrerito conjuntado o cubriéndose el cabello con un bonito pañuelo de seda al ir de viaje. Yo echo de menos esas cosas, me encantan los sombreros y me fascina el toque de distinción tan impresionante que da un sombrero.

Estos complementos se llevan muy cerca del rostro y eso hace aun más importante e imperativo que vayan en nuestros colores de poder. Un color erróneo tan cerca de la cara y todo el esfuerzo que hayas hecho con tu outfit se verá arruinado. Por otro lado si nuestro outfit no está demasiado en armonía, una bufanda cerca del rostro en nuestro color de poder puede devolvernos algo del resplandor perdido.

Mañana veremos algo más sobre cómo llevar colores que nos gustan pero que no son nuestros con truquitos como este. Además hablaremos sobre los hombres y el color y, analistas, ¡nos va a tocar despedirnos pronto! Yo mejor ni lo pienso, por lo menos no hasta el viernes.

 

¿Me ayudáis?

Y antes de llegar al último día y llegados a este punto, me toca pediros un favor: muchas ya me habéis mandando emails y mensajes diciéndome lo que os ha gustado este curso y la verdad ¡estoy tan feliz! Así que gustaría pediros vuestra opinión sobre este curso y vuestro permiso para publicar esa opinión en mi blog (como habéis visto que han hecho ex alumnas y cuya recomendación he puesto en el blog en la sección del curso). De este modo me ayudáis muchísimo a dar fe de que este curso vale la pena y que otras chicas (¡y chicos!) del mundo lo sepan de boca de antiguos alumnos y así se decidan a unirse a futuras ediciones. ¡No tiene que ser un testamento! Puede ser tan largo o tan corto como queráis, simplemente contando lo que os ha parecido el curso, vuestra opinión y cómo os sentís y habéis sentido durante el mismo. Si tengo vuestro permiso lo pondré en mi blog junto a vuestro nombre (puede ser un apodo) y a poder ser una mini foto (aunque no es obligatorio, es sólo para poner una cara a la opinión que deis). Dejádmelo en el grupo privado de facebook o me lo podéis mandar por email a ximena@deseobeauty.com a ser posible antes del 31 de octubre ¡pero si me lo mandáis más tarde no le voy a hacer feos!

¡Gracias chicas y no perdáis toda esa energía que tenéis! ¡Os sigo viendo en el grupo privado con vuestros análisis!

 

———————————-

 

Lección 17: Más allá de nuestra estación

No sería la primera vez si hoy alguien se sienta en mi silla de maquillaje y análisis y, tras un estudio completo del color, me pregunta: ¿Puedo cambiar de estación? Me gustaría ser más una primavera clara (precisamente ayer mi amiga Amanda, Account Manager de Clinique en mi Boots, me hablaba de que ella (un claro verano) quería ser primavera porque siempre se estaba tapando el color rosado de la piel y poniendo mechas doradas y miel en su melena rubia ceniza.) La respuesta inmediata es ‘No’. Como veíamos ayer, si has nacido un invierno frío, no va a haber manera de convertirte en un otoño cálido por mucho que sueñes con ser pelirroja y pálida a lo Marcia Cross. Bueno, a no ser que te estén haciendo una caracterización teatral, pero eso queda a parte porque aquí estamos hablando de estar estupendas en el día a día y con el menor esfuerzo, la tan perseguida ‘belleza natural’.

Sin embargo hay ciertas formas de llegar un poquito más allá de nuestra estación y jugar con la estación vecina que igual nos apetece un día. Tiene su esfuerzo pero, como digo, quizás en una ocasión te apetezca jugar y verte distinta; no para el día a día pero si no te importa ponerle el esfuerzo siempre puedes darte un día, o una noche, o una temporada de ‘locura del color’.

El cabello juega un importantísimo papel en esta transformación de modo que vamos a ver qué toques nos podríamos dar si necesitamos o deseamos desesperadamente un cambio radical:

La manera más evidente de cambiar de look radicalmente es con un cambio del color del cabello. Podemos tener este cambio radical siempre y cuando hagamos algunas cosas con nuestro maquillaje y accesorios que nos ayuden a ver naturales. Unas lentillas de color de excelente calidad pueden hacer milagros ya que ocultarían por completo nuestra verdadera estación. ¿Engorroso? Hey, no hay nada tan difícil con ir contra natura, ¡pero puede ser muy divertido para una vez!

Lo más fácil, desde luego, es cambiar dentro de nuestra propia estación. Es decir, si somos un verano frío de cabello castaño, podemos probar a teñirnos de rubio ceniza, llevar unas lentes de contacto en un azul más grisáceo y cambiamos nuestra base de maquillaje por una un poco más cálida/oscura y nuestro maquillaje general a uno más suave, nos podemos convertir en un verano suave y seguramente nos veremos naturales. Del mismo modo un otoño cálido podría teñirse de chocolate profundo, ponerse lentes castaño oscuro y maquillarse y vestirse con colores terrosos oscuros y tendríamos a un otoño intenso delante de nosotras.

Anne hathaway morena pelirrojaEl problema llega, por supuesto, si queremos cambiar por completo de estación. Como en el ejemplo que veíamos ayer con Anne Hathaway, no es que sea imposible, pero el resultado va a ser totalmente artificial y tendríamos que maquillar hasta manos, cuello, escote y toda la piel que se viera para tratar de lograr un efecto más creíble. Muy difícil, muy complicado, no vale la pena. Además yo, como maquilladora y analista, soy una fan incansable de llevar SIEMPRE la base de maquillaje que sea exacta a nuestro color de piel ya que si no se acaba notando en cuello, escote, manos y cualquier parte que no nos maquillemos. Si queremos ser más morenas o cálidas siempre podemos usar bronzer sobre la base que quedará natural y muy bonito; pero casi a diario se sientan en mi silla chicas y mujeres que quieren una base evidentemente más clara u oscura sólo porque quieren parecer más blancas o bronceadas. Craso error en mi opinión.

Aun así y con todo esto ya sabido, lo más importante es tener en cuenta que si queremos un cambio radical vamos a tener que cambiar maquillaje – incluyendo y muy importante la base – pelo y, ojalá, ojos para que PICO se vea, al menos, en armonía.

Algunos trucos para este cambio son:

  • Trata de evitar ir a tu característica opuesta, es decir, si tu característica dominante es fría, no vayas a cálida, si es clara, no vayas a oscura, si es suave no vayas a nítida, etc. El cambio más difícil de hacer es el de ir en contra de nuestra característica principal.
  • El color de cabello que tenías en tu infancia es un color que aun hoy puedes llevar. Si eras rubia, pelirroja o morena pero hoy en día tu melena ha cambiado de color, puedes probar a llevar tu color de niñez ¡y te verás muy bien! Al cumplir años y tener canas recuerda que debes suavizar un poco el tono de tu juventud cuando te quieras teñir.
  • Si eres un verano – incluso castaño – y quieres ser rubia, estás de enhorabuena. La mayoría de los veranos se ven muy bien rubios siempre y cuando sea un rubio ceniza. Un truco, de todos modos, es que si tu cabello era castaño incluso de muy pequeña/o es quizás mejor mantenerlo de ese color. Pero siempre puedes decantarte por unas iluminaciones y/o efecto ‘ombre’ para parecer más clara.
  • Si eres una primavera u otoño cálidos o un otoño profundo y quieres ser pelirroja, ¡felicidades! Porque puede ser tu color. En el caso de la primavera mantén el color rubio rojizo (a lo Amy Adams), en el caso del otoño cálido decántate por un rojo rico como el de Marcia Cross y si eres un otoño profundo prueba con un cobrizo oscuro. Si además quieres complementar el look con tus ojos prueba lentillas verdes o avellana.
  • La melena negra no es para todas. A no ser que tu cabello fuera negro o casi negro de pequeña (o que se haya vuelto verdaderamente negro de forma natural en la edad adulta) mejor mantenerse alejada de este color. El cabello negro es demasiado poderoso y plano para la mayoría de la gente – excepto para las verdaderas melenas negras naturales -, por lo que un castaño oscuro es mejor. Recuerda que si te oscureces el cabello también debes oscurecer tu maquillaje y tus cejas para ir acorde (o viceversa).
  • ¿Eres una estación suave? Tienes suerte porque estas estaciones lo tienen aun más fácil para moverse entre las estaciones que hacen su mezcla: un toque de calidez y oscuridad en el cabello de las gemelas Olsen y unos toques de color cálido y oscuro aquí y allá y voilá! Tenemos a un otoño cálido; tíñelas de más rubias, súbeles la saturación y aclara el color de la ropa y maquillaje un poco y quizás los ojos a un verde más claro y nítido y estamos viendo a una primavera cálida. Pero no os hagáis un lío, todo esto es para jugar, no quiere decir que cuando analicéis a alguien le tengáis que recomendar por obligación cambiarse de estación. Como analistas lo que tenéis que intentar es que cada estación haga honor a su estación y se vista y maquille con sus colores para alcanzar esa belleza ‘au naturel’ de la que que hablábamos al principio.

El cabello juega un papel importantísimo en la manera en que nos vemos y lo peor es que es muy difícil ignorar su efecto cuando cometemos un error con el color. Lo ideal siempre es abrazar nuestra estación y las características que le son únicas. Por ejemplo, si yo como otoño suave profundo (os hablaré de por qué mi estación tiene tres características más adelante) decido que mi cabello es demasiado mate y plano y que me veo muy plana sin maquillaje ni tinte porque mi contraste es muy bajo y que quiero un poco de vida y brillo, me puedo hacer unas mechas muy suaves o un ombre muy sutil en colores miel y oro y dar a mi melena, y a mi rostro, una nueva luz. A esto añadiría un poco más de gloss y luminosidad – siempre en lo suave – con mi maquillaje y una blusa en uno de mis colores de poder y estaría radiante sin apenas esfuerzo (ni base de maquillaje me haría falta si no tuviera tantas manchitas del odioso acné hormonal). Pero no me puedo olvidar de que soy una estación suave y oscura y que, como tal, tengo que jugar. Un poco de luz está bien, demasiada (una melena rubia platino y un vestido pastel) y sería artificial. Y lo mismo pasaría con una estación nítida y muy intensa que quisiera jugar con mis colores: se iba a ver lavada y sin armonía.

Mañana nos vamos a dedicar a entender mejor nuestra paleta: qué pasa cuando queremos comprar estampados de varios colores, cómo usar los accesorios y cómo usar un color que no es nuestro.

¡Seguid con esos análisis!

 

———————————-

 

Lección 16: El color del cabello

¿Preparadas? ¡Entramos en la última semana de este curso tan fantástico! No me puedo creer cómo pasa el tiempo y lo maravillosa que esta aventura ha sido hasta ahora. Pero aún nos queda una semana en la que aprenderemos a entender mejor las estaciones, cómo vestirlas y, además, ¡cómo llevar colores que no son los nuestros! El mejor color para el cabello también será repasado esta semana.

Tenemos mucho que hacer, para nada hemos acabado, de modo que ¡Bienvenidas a la cuarta semana!

Una de las ‘preguntas más preguntadas’ de siempre y, particularmente durante el curso es: ¿qué color de cabello debería llevar para mi estación? Y es que el color de la melena, como la ropa y el maquillaje, también se ve afectado por nuestra paleta de poder. Ya lo hemos visto en algunos ejemplos durante el curso como cuando una estación se quiere disfrazar de otra y lo que pasa. Algunas veces aciertan ya que se mantienen, por casualidad o quién sabe, dentro de su paleta y otras veces fallan estrepitosamente como cuando un verano o invierno fríos quieren ser pelirrojas.

Como norma general debemos mantener nuestro cabello dentro de 2 ó 3 tonos de nuestro cabello natural ya que cualquier cambio drástico no sólo se va a ver artificial – ya que estará demasiado lejos de nuestra naturaleza – ¡si no que va a ser una verdadera fortuna mantenerlo! Además la magia del color y el cabello está en que, mientras más se parezca nuestra melena a nuestros colores de poder, menos maquillaje tendremos que llevar para vernos fantásticas. Por ejemplo, si un verano frío de cabello castaño como Ruth Wilson decidiera teñirse de negro azulado y se empeñara en mantener ese color, tendría que ajustar su maquillaje a uno mucho más pesado y trabajado para no verse totalmente desvaída y ‘brujil’. Otros casos más extremos sería aquel en el que, por ejemplo, Anne Hathaway – un invierno profundo – decide teñirse de castaño caramelo. La hemos visto así y estamos de acuerdo en que no le favorece nada ya que los tonos cálidos son particularmente enfermizos en las estaciones frías. Si Anne tuviera un capricho irremediable y quisiera tener ese color de cabello, entonces no sólo tendría que cambiar su maquillaje de ojos si no que tendría que usar una base de maquillaje en un tono cálido y cobertura total que tapara el tono frío de su piel. Esa base tendría que ir en cuello y manos porque si no el contraste sería aun peor y, si nos ponemos en detalles, hasta lentillas de un color más cálido debería llevar para que sus ojos no chirriaran.

Como vemos ese sería un caso extremo, pero ilustra muy bien el hecho de que sí existe el color erróneo de cabello y que, acertando, nos damos un plus de vitalidad, juventud, elegancia y frescura.

Ojo, esto no quiere decir que estemos condenadas a llevar el color de cabello con el que hemos nacido incluso si no nos gusta o no va con nuestra personalidad o la época del año (seguramente querremos más clarito en verano y más intenso en invierno). Muchas veces añadir un toque de color aquí y allá, dentro de nuestra paleta, va a acentuar nuestras facciones y va a actuar como un ‘maquillaje natural’ permitiéndonos incluso llevar menos maquillaje y vernos espectaculares.

¡Vamos a pintar esas melenas!

 

Inviernos

Tu cabello es naturalmente oscuro, con una coloración muy rica e intensa. En tu caso los cambios tienen que ser muy sutiles y puedes jugar con algunas mechas muy bien fundidas en tu melena en un color rubio oscuro. Si tu cabello es casi negro, siempre puedes hacerlo negro absoluto o incluso negro azulado. He visto a algunos inviernos llevar unas mechitas muy, muy finas cerca del rostro que son de un color malva ceniza. Es un tono muy inusual y que queda francamente bien. Si se hace de manera sutil puede iluminar tu rostro sin que parezca para nada que son canas. A mi personalmente me encanta el efecto.

Cuando envejezcas tu cabello tomará unos tonos plateados muy bonitos – el invierno se ve particularmente bien con canas (como George Clooney), pero si prefieres teñir esas canas opta por un tono frío y algo más suave y claro que el que tenías en tu juventud. No importa si tu melena era negra azabache, al hacernos mayores nuestra coloración se aclara, enfría y suaviza por lo que una melena negra pura a esa edad se vería artificial. Mantente alejada de cualquier tono cálido como mieles, rojos, chocolates y caramelos demasiado quemados. También olvídate de ser rubia, te verás lavada, artificial y cansada. Recuerda que tú eres pura intensidad y riqueza de color y un cabello rubio carece de la riqueza que necesitas.

 

Otoños

Los otoños lo pasan realmente mal al encanecer ya que, mientras más cálidos sean más extrañas se van a ver las canas que son de un tono tan frío. Cambian y colapsan por completo con su coloración natural – ¡a veces también hay que ayudar a la Madre Naturaleza! – En este caso siempre pueden optar por unas mechas e iluminaciones en tonos dorados y miel para ayudar a disimular esa frialdad de las canas. Si el otoño prefiere dejar su cabello encanecer pero su piel y ojos son aun bastante cálidos, puede pensar en pasarse a la paleta del otoño suave que es el menos cálido y menos saturado de los otoños.

Los otoños suaves jóvenes suelen tener un cabello demasiado suave en el color, es decir, sin brillo, mate, lo que en inglés se llama ‘mousy’ (espumoso, refiriéndose a su falta de brillo y nitidez). Esta es mi eterna batalla como otoño suave profundo que soy (otoño suave profundo? Qué es eso Ximena? Os hablaré un poco de eso el último día, nada de lo que tengáis que preocuparos) y aquí es donde podemos ayudar a la Naturaleza de nuevo: unas mechas doradas o miel, o un tinte suave en estos tonos le van a dar mucha vida al rostro de este otoño (yo estoy planeando ponerme esta semana un enjuague dorado/miel que vi en Boots. No contiene amoníaco ni peróxido, es más como un baño de color para dar ese brillo dorado a mi cabello mate ‘mousy’. Ya os lo enseñaré). El otoño suave claro puede jugar con más luz pero es mejor no hacerse rubia a no ser que se quiera un cambio muy radical. Mantén el rubio cálido en todo caso. Si eres otoño suave profundo como yo vas a tener el cabello medio/oscuro pero casi 100% seguro no te verás bien con una melena demasiado oscura y sin dimensión. Opta por esas mechas sutiles, unas californianas (ombre) o un ‘baño de oro’.

Los otoños profundos deben evitar la tentación de aclarar su cabello ya que, como los inviernos, necesitan bastante riqueza de color para verse excelentes. Puedes optar por unas sutiles mechas en caramelo quemado y hasta un ‘ombre’ bastante cálido y sutil. Acordémonos del caso de la bloguera y estrella de Youtube Dulce Candy. Por cierto, a día de hoy se ha pasado un poco con las mechas y el ‘ombre’ y está demasiado rubia lo que la hace ver lavada. Como veis el equilibrio es muy delicado.

 

Veranos

Los veranos se ven impresionantes con iluminaciones ceniza. La ventaja es que, al envejecer, cualquier cantidad de canas se va a ver elegante y armoniosa con ellos. Los veranos deben evitar a toda costa ser pelirrojas o castañas caramelo ya que no poseen la calidez necesaria para llevar estos colores y se verán enfermizas.

Si eras rubia de pequeña y ahora eres castaña, puedes volver ser rubia si quieres y estarás guapísima, siempre y cuando mantengas los tonos cenizos y fríos.

Los veranos suaves van a tener ese famoso cabello mate, empolvado, demasiado plano que se va a beneficiar mucho de unas mechas altas y bajas en tonos ceniza (como hace Jennifer Aniston). Simplemente evita cualquier dorado y rojizo y mantén el nivel de contraste suave (nada de mechas gruesas en distintos tonos que contrasten).

Los veranos claros tienen que evitar irse demasiado al ceniza. Su estación hermana es la primavera y por ello un ligero tono melocotón junto con el ceniza las va a favorecer más. Eso sí mantén el ceniza más evidente que el melocotón.

 

Primaveras

Las mayoría de las primaveras nace rubias o muy rubias y pueden mantener este color el resto de su vida incluso si éste se oscurece con la edad ¡no tengas miedo de aclararlo! Eso sí, manteniéndolo siempre en los tonos dorados y ‘blush’ de las primaveras. Simplemente evita los tonos ceniza y los demasiado oscuros. Esta es la estación más clara y clara debe mantenerse. Si prefieres mantener el cabello más oscuro que te dio tu edad adulta simplemente puedes agregar iluminaciones en esos tonos cálidos.

Si decides que quieres ser pelirroja, ¡adelante! Te va a quedar de maravilla siempre y cuando sea rubio pelirrojo (‘blush’) y que tenga bastante brillo y luminosidad. Si eliges un rojo demasiado oscuro como el del otoño cálido te vas a ver muy pesada y cansada. Recuerda que eres CLARA.

Mañana veremos un poco más sobre el cabello, sobretodo si es posible llevar colores que no nos corresponden o cómo empujar nuestra estación un poco más hacia otra estación cercana. ¡El cabello da mucho de sí!

¡Feliz día de análisis!

 

deberes

Hemos llegado por fin a donde queríamos estar. ¡Ya estáis listas! Los deberes de hoy son para toda la semana, para que los vayáis subiendo a vuestro ritmo al grupo privado a lo largo de la semana. Se trata de que consigáis a alguien de la vida real y lo analicéis. Subid al menos 2 ó 3 fotos de la persona y si puede ser fotos de su niñez (o al menos que digáis cómo era su PICO en la niñez). Subid el análisis completo al grupo explicando por qué y cómo habéis llegado a la conclusión. Tratad de analizar todas los ejercicios que suban vuestras compañeras para ayudaros y practicar. Tenéis hasta el fin del curso para subirlo. Yo no los podré corregir al 100% porque no conozco a la persona en sí, pero os dejaré comentarios cuando y donde crea conveniente.

¡Adelante, analistas! We’re ready!

 

———————————-

 

Tarjeta tercera semana

 

Lección 15: Qué pasa al hacernos mayores

George clooney se enfria

Muchas me habéis preguntado ya – u os estaréis preguntando a vosotras mismas – qué pasa al hacernos mayores y cuando nuestro cabello se va volviendo blanco. ¿Seguimos siendo la misma estación, o cambiamos? Lo cierto es que depende y en todo caso no habrá un cambio drástico de estación (un otoño cálido nunca se hará un verano frío por mucho que se aclare). Lo que suele pasar es con la edad nuestra coloración pierde nitidez e intensidad y nos vamos acercando a las estaciones más suaves dentro de nuestra estación. A veces incluso – sobretodo si ya éramos suaves – nos vamos nuestra estación vecina en su versión más suave.

Obviamente el cambio será mucho más acuciado si dejamos que nuestro cabello se haga blanco, pero si decidimos mantener nuestro color con tintes entonces el cambio será bastante más sutil. Eso sí, siempre hay que mantener la elegancia y ya todas hemos visto alguna vez que no queda bien cuando alguien que era pelirrojo intenso – como Marcia Cross – en su juventud quiere mantener el mismo tono en sus 70. Lo natural, sofisticado y elegante es teñir esas canas con un tono mucho más suave y claro de rojo, rubio rojizo o dorado. Debemos tener en cuenta que tenemos que ser acordes con nuestra edad y no queda natural mantener la misma saturación e intensidad de nuestros 20. Pero está claro que, bien hecho, podemos cubrir – si queremos – nuestras canas toda la vida y aun vernos elegantes y con todo el buen gusto del mundo. De este modo podemos seguir usando nuestros colores de poder pero en sus versiones más suaves.

Si tu cabello se ha hecho 100% blanco y quieres mantenerlo así, puedes elegir pasarte a la siguiente estación. Este cambio casi siempre ocurre como voy a mostrar a continuación, aunque esto es una guía y siempre tenemos que asegurarnos que, efectivamente la persona puede cambiar a dicha estación:

 

Inviernos

  • Los inviernos nítidos y los profundos se pueden convertir en inviernos fríos (con blanco añadido).
  • El invierno frío que se ha vuelto realmente canoso y sus ojos se han vuelto más grises puede haber cambiado a un verano frío, especialmente si, como digo, los ojos se han aclarado a un azul pálido.

 

Veranos

  • Los veranos fríos suelen quedarse en su misma estación simplemente que, con un cabello blanco, pueden usar los colores más claros y suaves de su paleta de siempre.
  • Los veranos suaves pueden transformarse en veranos fríos o incluso claros si se han aclarado cabello y ojos.
  • Los veranos claros suelen quedarse en su estación o, quizás, enfriarse a un verano frío.

 

Primaveras

  • Las primaveras cálidas se pueden aclarar hacia una primavera clara o si, de verdad se aclaran muchísimo en PICO, pueden convertirse en un verano claro (recordemos que el verano claro es hermano de la primavera clara).
  • Las primaveras nítidas podrían pasar a un invierno frío si mantienen suficiente nitidez pero lo más normal es que cambien a una primavera clara. Si además de aclararse se enfrían podrían incluso pasar a ser un verano claro.
  • La primavera clara se suele quedar en su estación o pasar quizás a su hermana el verano claro.

 

Otoños

  • Los otoños cálidos y los profundos suelen aclararse a un otoño suave.
  • Los otoños suaves se quedan dentro de su estación pero se hacen algo más claros por lo que pueden llevar colores más claros y fríos (¡aunque no los más fríos! Ella seguirá siendo cálida.)

 

Como veis esto es tan sólo una guía para ayudaros. Lo más importante es que, a medida que cumplimos años y nos vamos aclarando, vayamos probando si los colores de nuestra juventud son todavía los mejores para nosotras o si empiezan a resultar demasiado poderosos. Si vemos que los colores más suaves o los de nuestra siguiente estación nos empiezan a quedar mejor es posible hacer el salto; pero recordad que no siempre se cambia y que lo más importante es verlo por nosotras mismas. Obviamente teñirnos el cabello nos ayudará a mantenernos lo más cerca posible a nuestra estación original.

Cuando analicéis a una persona madura preguntadle siempre por su juventud y pedirle fotos. Es esencial saber qué estación fueron de jóvenes. Una vez tenemos este dato podemos preguntar si quieren teñirse el cabello o dejarlo blanco y entonces podremos decidir qué colores de ropa y maquillaje le van a quedar mejor a nuestra analizada.

Una regla de oro es que no importa si cambiamos o no, el maquillaje vale la pena aclararlo y suavizarlo a medida que avanzamos en edad. Como con el cabello, mantener las saturaciones que llevábamos en ojos, mejillas y labios en nuestra juventud nos pueden hacer ver un tanto cómicas por no decir anti elegantes ¡y hasta absurdas! ‘Oh my God!’

Y como siempre está la excepción que confirma la regla: hay algunas personas que no pierden intensidad ni calidez en ojos y piel al envejecer. Estas pocas selectas pueden mantener el tono de su cabello ¡sin verse desentonadas! Como veis, cada caso es un mundo y nos toca a nosotras decidir qué es lo mejor para esa persona.

 

deberes

Hoy es viernes, ¡el viernes de nuestra tercera semana! No me puedo creer lo rápido que está pasando el tiempo, alguna ya me decía que le da pena que se acabe el curso y eso me llena el corazón de alegría porque sé que, además de aprender, ¡lo estáis pasando bien!

Bueno bellezas, como todo viernes no hay deberes.

En fin, que lo que quiero es que descanséis mucho estos días libres y repaséis, repaséis, repaséis todo lo que podáis. Seguro que en vuestros viajes o salidas os encontráis a miles de estaciones que vais a querer analizar. Recuerda que si quieres que te analice sólo tienes que enviarme un email a ximena@deseobeauty.com para que te lo haga

¡Feliz descanso y nos vemos la semana que viene, analistas!

 

———————————-

 

Lección 14: Analizando a mujeres no caucásicas

 

Ya hemos analizado las 12 estaciones y ahora nos encontramos con la pregunta de: ¿son todas las mujeres de raza hindú o negra inviernos? No. El sistema de las 12 estaciones funciona para todo el mundo, lo que pasa es que cuando tenemos delante a una mujer de otra raza que no sea blanca (o latina) tenemos que analizarla DENTRO DE SU ETNIA. Es decir, claro que una mujer de raza negra que sea un otoño suave va a ser mucho más oscura que una mujer de raza blanca que sea la misma estación; pero será más clara y suave que otra mujer de su misma etnia que sea un otoño profundo. ¿Lo tenemos? Aquí nos tenemos que olvidar de las Jennifer Aniston, las Ashlee Simpson y las Eva Longorias del mundo y empezar a pensar en las Beyonce, Vanessa Williams y Michelle Obamas. Y comparar a cada oveja con su pareja Y es que dentro de las razas negra e hindú unas mujeres tendrán la piel más oscura, otras más mate, otras más suave y otras más cálida; y lo mismo pasa con los ojos y el cabello. Y en eso es en lo que nos tenemos que fijar para sacar a cada estación dentro de su propia etnia. Porque las 12 estaciones y sus complementarias funcionan para todo el mundo. Asumir que todas las personas de etnias oscuras son invierno es como asumir que todas las personas de etnias blancas son veranos y primaveras y a día de hoy sabemos que no es el caso, ¿a que no?

Si cuando analices a una mujer de etnias oscuras te parece más difícil al principio, las telas te van a ayudar más que nunca. Decide primero cuál es su estación principal y después decide si dentro de esa estación ella aguanta los colores más puros de esa estación (en cuyo caso será la estación pura), si son mejores los un poco más claros (con blanco añadido), o los más oscuros (con negro añadido); y eso te dará su estación.

Vamos a ver algunos ejemplos para afinar nuestra vista. Seguro que una vez visto esto ya entendemos las diferencias y lo único que queda es ¡practicar mucho! Me repito como un disco rayado pero esta arte, como todas, ¡mejora con la práctica y la repetición!

 

Otoño Cálido

Beyonce warm autumnBeyoncé no puede ser otra cosa que un otoño cálido (u otoño puro).

Todo su PICO demuestra calidez ya que la cubre por completo un manto dorado. Como todos los otoño es cálida, oscura y suave, sin embargo la calidez es más evidente en esta mujer negra que en otras que veremos más adelante.

A ser un otoño cálido, fluye hacia la primavera lo cual le da ese ligero toque de nitidez. Los colores cálidos y dorados de la paleta del otoño cálido son sus colores de poder.

 

 

 

 

Otoño Suave

black otono suave oscuro

Aquí tenemos a un otoño suave dentro de las mujeres negras. Fijaos como ella es mucho más suave que Beyoncé y carece por completo de su nitidez.

Piel, cabello y ojos son oscuros pero suaves, toda ella es empolvada. Vemos como tiene añadido un poco de blanco en toda su coloración. Comparémosla con el otoño suave profundo a continuación:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Invierno Profundo

oprah invierno profundo Y aquí nos llega un clarísimo invierno profundo. Fijaos como Oprah Winfrey es absolutamente fría y muy oscura en PICO.

Además Oprah presenta la nitidez propia del invierno y el ligero tueste en la piel se debe definitivamente al hecho de que fluye hacia el otoño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Invierno Nítido

Aishwarya+Rai+Makeup+Cat+Eyes+fJQ113G_0lJlAishwarya Ray es nuestra estrella Hindú. Una de las estrellas de Bollywood más admiradas y, desde luego, más bellas.

Aishwarya es, sin lugar a dudas, un invierno nítido. No os dejéis engañar por las mechas rojizas que lleva aquí porque son evidentemente teñidas y, la verdad, no son su mejor color ya que es demasiado naranja.

 

Pero fijaros en SUS OJOS y la frialdad y nitidez de su cabello natural que es negro. Además su piel muestra el tono cenizo de las pieles morenas frías.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Verano Suave

Vanessa-Williams-verano suave oscuroY para que veáis que el sistema de las estaciones vale para todas siempre y cuando las analicemos dentro de su propia etnia, aquí tenemos a la más que espectacular Vanessa Williams que es un verano suave ni más ni menos.

Fijaos en la suavidad que la cubre lo cual es típico de los veranos pero además es muy fría (si la comparamos con la caucásica Jennifer Aniston vamos a ver muchas similitudes incluso cuando ambas pertenecen a distintas etnias). Obviamente Vanessa es más intensa por lo que va a necesitar colores más oscuros.

Vanessa es empolvada, suave, aterciopelada y sus colores de poder serán aquellos de la paleta del verano suave pero mucho más profundos (oscuros) ya que ella no es blanca: tonos fríos, suaves y más oscuros pero sin ser tan oscuros para llegar a ser colores de invierno. Básicamente la paleta del verano frío pero con gris añadido, haciéndolos más oscuros y suaves.

 

 

 

 

 

La lección de hoy es simplemente una demostración para que veamos cómo analizar a personas dentro de su propia etnia. Obviamente es ‘tan simple’ como seguir el mismo proceso y los mismos conceptos que hemos aprendido hasta ahora pero en su marco apropiado (raza blanca, negra, asiática, etc.) A partir de ahí, como con las razas caucásicas, toca practicar mucho con personas reales para aprender a diferenciar y afinar aún más este sexto sentido nuestro para el color

 

deberes

Hoy no hay deberes, chicas. En vez de eso quiero que os repaséis muy bien lo que hemos aprendido hoy porque es importante. Si queréis podéis buscar ejemplos de mujeres que entren en estas nuevas categorías y haced todas las preguntas que tengáis al respecto para que podamos avanzar sin lagunas.

¡Os dejo con ello pero sólo hasta mañana en el último día de nuestra tercera semana!

 

———————————-

 

Lección 13: Diferenciando estaciones parecidas

Antes de ponernos a descubrir cosas nuevas sobre el análisis vamos a terminar de comprender las similitudes y diferencias entre estaciones.

Así que para rematar, vamos allá con esta importantísima tarea de diferenciar a las estaciones que se parecen. ¡No dejéis de tomar nota!

 

Invierno Frío – Invierno Intenso

cool winter deep winter

Los inviernos intensos pueden tener algo de calidez en su piel (como oliva, que es fría pero no fría 100%) o en los ojos, como marrón rojizo de la que carecen por completo los inviernos fríos. El cabello siempre va a ser frío.

Los invierno fríos van a tener PICO fríos (piel, cabello y ojos fríos) y una falta de calidez muy obvia. Si le ponemos colores cálidos a una estación fría se verán pálidos o enfermos.

Los ojos de un invierno intenso van a ser azul oscuro, verde oscuro o marrón oscuro incluso rojizo. Tengamos en cuenta que un invierno frío puede tener los ojos marrones pero ha de ser un marrón frío y su piel va a ser indudablemente fría sin nada de calidez ni oliva en ella.

Si la piel de la persona analizada es súper fría entonces decántate por un invierno frío, no intenso. Los inviernos intensos se broncean mucho más por el otoño y la oscuridad en ellos, los inviernos fríos casi no se broncean y se queman mucho ya que fluyen a la estación que menos se broncea que es el verano.

 

Invierno Intenso – Verano Suave

invierno intenso verano suave

Cuando nos encontramos con un verano de ojos y/o cabellos castaños a veces los podemos confundir con un invierno ya que vamos a ver una suavidad y ‘oscuridad’ que nos haga pensar en un invierno que fluye al otoño. Sin embargo la oscuridad de un verano NUNCA va a ser lo suficientemente oscura para hacerla un invierno aunque sus ojos y cabello sean castaños. Lo verás porque el negro será demasiado intenso para el verano suave y los grises le irán mucho mejor. Además ese verano tendrá esa cualidad empolvada de la que el invierno carece. El invierno intenso tendrá una piel que se broncea bastante bien, lo cual no le pasa al verano suave aunque es un verano que se broncea más que los otros veranos.

 

Verano Claro – Verano Frío

verano claro verano frio.jpg

Lo principal es que el verano claro siempre va ser claro (PICO claros) y los colores claros o pasteles le sientan mejor, mientras que el verano frío necesita más intensidad y saturación en sus colores ya que ella misma es algo más saturada (como los veranos fríos castaños). Fíjate que el verano frío carece de calidez por completo mientras que el verano claro puede presentar alguna calidez en PICO ya que fluye a la primavera. Este verano va a compartir algunos de los colores más claros de la primavera clara.

 

Verano Claro – Verano Suave

verano claro verano suave

La principal diferencia en este caso es que el verano suave va a tener una apariencia más ‘pesada’ que el verano claro que es todo claridad. Ambos tienen una coloración más neutral que el verano frío pero aun así se van a ver mejor en colores fríos que cálidos. Una clave para ver a estas dos estaciones es que el verano claro se parece más a unos ‘vaqueros desgastados’ y el suave a unos ‘pantalones de terciopelo’. Puede que en el verano claro veas algo de la calidez en PICO que le da su hermana la primavera, pero al verano claro siempre le van a sentar mejor los pasteles fríos que los cálidos. En caso de duda ¡usa las telas! Ambas estaciones se broncean ya que fluyen a estaciones cálidas.

 

Primavera Cálida – Otoño Suave

primavera calida otono suave

Si alguna vez se te han parecido estas dos estaciones, piensa que las primaveras son más claras y más nítidas que los otoños. Normalmente las primaveras cálidas de cabellos rojos y ojos claros son muy fáciles de sacar, pero cuando sus colores nos son tan obvios a veces nos puede parecer un otoño (Jessica Chastain puede ser un ejemplo). Si nos pasa esto tenemos que echar mano de las telas. Los colores cálidos y brillantes harán despertar a la primavera, y esos mismos colores serán demasiado dorados y amarillos para el otoño suave, el cual prefiere tonos más neutros dentro de los cálidos y más suaves (un color suave es un color puro con gris añadido). Los otoños suaves aman los colores suaves mientras que las primaveras cálidas adoran los claros y saturados.

 

Invierno Nítido – Invierno Frío

Invierno nitido invierno frío.jpg

(¡Madre e hija en Gilmour Girls! Una de mis series favoritas Yay!)Estas dos estaciones son MUY fáciles de confundir la una con la otra. Pero, como os he dicho antes, hay un elemento decisivo a la hora de ver a un invierno nítido: los ojos. Ambos pueden tener los ojos azules, pero los ojos del nítido serán, eso, mucho más nítidos y brillantes y con los blancos más blancos. Como joyas. Mientras que el invierno frío puede tener ojos azules muy bonitos, los del nítido son ultra llamativos, como un zafiro. Si los ojos no son ultra llamativos (como los de Elisabeth Taylor de joven) entonces seguramente no sea una estación nítida (se ve muy bien la diferencia y el parecido en estas dos mujeres). El invierno frío es 100% frío. Sobre todo los inviernos nítidos pueden llevar los colores más saturados y brillantes mientras que los inviernos fríos pueden llevar colores a los que se les ha añadido un poco de blanco, más desaturados.

 

deberes

En las parejas que os he puesto en el grupo privado, ¿qué estación es cada persona? Obviamente van a ser estaciones que se parecen pero, qué os hace pensar que cada una sea la que creéis que es?

Analistas, ¡nos vemos mañana!

 

———————————-

 

Lección 12: Cómo usar las telas – El segundo método del análisis

El primer método de análisis que hemos aprendido es, a mi parecer y al de muchas otras analistas, el más fácil de entender y de llevar a cabo: primero averiguamos nuestra característica principal y después la secundaria y así llegamos a la estación. El 90% de las veces es el método más fácil y rápido y también preciso, pero ocurre que con algunas personas – y sobretodo cuando estamos empezando – nos cuesta mucho decidir cuál es su característica principal. Cuando no podemos decidirnos entonces tenemos las telas, o el segundo método de análisis, para ayudarnos. La mayoría de los analistas del mundo usan este método primero, pero, como os decía, somos muchas las que pensamos que el primer método que hemos estudiado aquí es el más sencillo y funciona la mayoría de las veces. Sin embargo, como buenas profesionales y analistas, debemos saber manejar nuestras telas.

 

En este segundo método:

1. Decidimos qué estación es la persona analizada: invierno, otoño, primavera o verano.

2. Encontramos hacia qué estación fluye esa persona.

Como veis, para lograr este método de forma satisfactoria, es necesario que primero entendamos MUY BIEN las 4 estaciones básicas, para lo que es muy útil comprarnos el libro de Carole Jackson “Color Me Beautiful” (¡Una de vosotras me decía que lo leyó allá por los años 80 cuando salió! A veces lo podéis encontrar aquí para comprar en español y aquí siempre para comprarlo en inglés) Una vez tengas muy bien asimiladas las 4 estaciones básicas, te será muy fácil distinguir la estación hacia la que fluye.

Para empezar este tipo de análisis primero vamos a decidir si la persona es más cálida o más fría. Si decidís que es cálida ya sabéis que va a ser primavera u otoño y si descubrís que es fría va a ser invierno o verano. Ahora sólo tenemos 6 estaciones en vez de 12. La manera clásica de descubrir si una persona es cálida o fría es usando una tela fucsia y una naranja. Si el fucsia le queda mejor, es fría, si el naranja la resalta más, es cálida. NOTA: Tened en cuenta que aquí sólo estáis buscando la calidez o la frialdad, no quiere decir que ni el fucsia ni el naranja sean los mejores colores para esa persona, pero uno de los dos sí le tiene que favorecer más que el otro. Mirad un ejemplo con Liv Tyler. ¿Veis qué color le favorece más? (Puede ayudarte tapar a la Liv de la derecha con un papel primero y luego tapar a la de la izquierda para el efecto completo)

 

fria o calida.jpg

¿Nos damos cuenta de cómo el naranja parece quitarle vida y hacerla más aburrida? Colisiona con ella y, si se lo viéramos puesto, nos daríamos cuenta que la hace ver como enferma, mareada (es como cuando Anne Hathaway se tiñe de chocolate. Pobre Anne, siempre la pongo como ejemplo pero es que su caso es muy evidente). El fucsia resalta el frío de su piel y hace sus ojos más brillantes. Está más en armonía.

Este tipo de test funciona muy bien en personas que son evidentemente frías o cálidas (como primera característica) y no funciona tan bien en personas que son suaves porque la suavidad es una mezcla casi perfecta de frío y cálido. Sin embargo, incluso las estaciones suaves se verán más favorecidas por uno de los dos colores.

Otros colores que puedes usar para hacer esta prueba son (fríos a la izquierda, cálidos a la derecha):

Negro – Chocolate

Esmeralda – Khaki

Blanco puro – Beige

Rosa pastel – Coral

Una vez tenemos la temperatura de nuestra analizada, ya sabemos que va a ser una primavera u otoño si ha salido cálida o un invierno o verano si ha salido fría. Para cada estación vas a tener un set de telas o cartulinas o bufandas en los colores que le son propios a esa estación. Algunos de ellos son:

 

Si estás decidiendo entre un invierno y un verano:

Test Invierno verano

 

Si estás decidiendo entre una primavera y un otoño:

test primavera otoño

Una vez hemos llegado a este punto ya hemos visto qué colores le quedan mejor a nuestra analizada y, por tanto, podemos ‘diagnosticar’ su estación principal

Ahora sí toca averiguar hacia qué otra estación fluye esta persona y para ello volveremos a armarnos con nuestras telas. Si ya hemos decidido que, por ejemplo, nuestra persona es un otoño, sólo tenemos que averiguar si es un otoño cálido, suave o intenso, de modo que tomaremos las telas de las tres estaciones (que son los colores específicos de esa estación de las paletas que veíamos en los días pasados) y se las probaremos a la persona hasta que decidamos qué combinación de colores es la que mejor le sienta. Y esa será su estación.

La clave está que, como otoño, la persona probablemente se vea más o menos bien en los tonos de todos los otoños, pero habrá uno en particular que será su mejor baza. Lo que tienes que mirar es si esta persona se ve mejor con los colores más saturados y más cálidos del otoño (en cuyo caso será un otoño cálido) o si son mejores los tonos más suaves (un otoño suave) o si son los más oscuros los que mejor le quedan (otoño intenso). No os olvidéis de tener en cuenta el nivel de contraste de la persona ya que esto ayudará mucho a intuir su estación final.

Como analista profesional, tener un buen set de telas te va a resultar de gran utilidad, pero siempre es muchísimo más importante conocer bien y en profundidad la teoría detrás de todo esto y las características de cada estación y es por eso que primero lo aprendimos todo bien y ahora os explico este método. Os será útil si os dedicáis al análisis profesional. Algunas ya me habéis pedido información sobre cómo conseguir el set de telas grande para analizar a otras personas. En la última semana del curso hablaremos de ello y podréis pedir los sets completos si queréis.

Y antes de terminar hoy me gustaría que repasáramos que una estación que fluye hacia otra es una estación que va a mostrar algunas de las características de su hermana – y este fluir se ve perfecto en la diana que os daba la primera semana – Una primavera clara es una primavera que fluye hacia el verano por lo que va a mostrar más claridad que las otras primaveras, mientras que un verano claro, el cual fluye hacia la primavera, va a mostrar un aspecto más luminoso y menos suave que los otros veranos. Asimismo un invierno intenso probablemente se broncee mucho porque tiene otoño en ella (y porque el invierno intenso es la más oscura de todas las estaciones), mientras que un invierno frío, el cual fluye hacia el verano, se bronceará poco o nada.

 

deberes

Súper analistas, hoy no hay deberes, pero quiero que vayáis pensando en una persona de vuestro entorno a la que queráis analizar. Todavía no empecéis el análisis pero id buscando a alguien ya que haremos nuestro primer análisis real en unos días.

Repasad los apuntes y llevaros al cuaderno todo aquello que aún no tenéis y que es útil, sobretodo de la lección de hoy.

¡Mañana os daré unos truquitos para ayudaros a diferenciar entre varias estaciones que se parecen!

 

———————————-

 

Lección 11: Primavera Nítida e Invierno Nítido

¡Entramos de lleno y de cabeza en la tercera semana del color! Esta semana la tenemos cargadita de cosas interesantes:

  • Empezamos hoy por desvelar las últimas dos estaciones del sistema de 12 estaciones
  • Veremos el segundo método de análisis o, lo que es lo mismo, cómo usar las telas para ayudarnos a analizar
  • Estudiaremos a las mujeres no caucásicas, ¿qué pasa cuando analizamos a una mujer de raza negra? ¿Son todas otoños e inviernos profundos? ¡Claro que no!
  • Os daré más tips y ayudas para diferenciar estaciones que se parecen entre ellas.

Y, por supuesto, no os olvidéis de revisar los tablones de Pinterest que completan las 12 estaciones. Si estáis en Pinterest seguidme para que no os perdáis cuando vaya añadiendo más ideas e inspiraciones en el futuro.

¿Estamos listas analistas? (Qué bonito pareado).

¡Bienvenidas a la semana 3 del análisis del color! ¡Vamos a por todas!

 

Primavera nítida

jenny-mccarthy-primavera nitida

  • Característica principal: Nítida
  • Característica secundaria: Cálida
  • Nivel de contraste: Alto
  • Estación hermana: Invierno nítido
  • ¿Quién?: Jenny McCarthy (en la foto), Heather Graham, Danii Minogue.

Aquí lo que tenemos es a una primavera típica a la que le hemos subido el nivel de saturación al máximo. Nada en ella es apagado o ’empolvado’ todos sus colores son nítidos y con mucha fuerza: su ‘Chroma’ está muy saturado. Como con toda estación nítida los ojos son brillantes y limpios con los iris saturados y los blancos muy blancos, se ven como piedras preciosas y de ellas toman sus colores. La piel nítida presenta esa ‘translucidez’ tan característica y el cabello puede ir desde el castaño oscuro hasta el rubio muy claro pero siempre con calidez. Recordad que la primavera es una estación cálida y por lo tanto los amarillos y naranjas le sientan bien.

 

Los colores de la primavera nítida

Aunque es cálida y los tonos cálidos le sientan mejor, ella también puede llevar algunos tonos fríos ya que es mucho más neutra que la primavera clásica (ya que fluye al invierno). Su paleta es muy poderosa y está llena de todos esos colores que serían demasiado para otras estaciones: todos los ultra saturados. Con su nivel de contraste tan alto, ella los puede llevar y verse fantástica. Esta estación es la única primavera que puede llevar negro, pero para que se vea mejor hay que combinarlo con un elemento de color brillante y saturado como el naranja puro o el verde lima.

Mantenla alejada de los colores terrosos y de los pasteles porque la van a hacer ver cansada y sin color. Los colores helados sí le van bien.

 

El maquillaje de la primavera nítida

Paleta maquillaje primavera nitida

  • Lápiz de ojos: el verdeagua (teal), marrón, camel y púrpura.
  • Sombra: al igual que con el lápiz de ojos decántate por los marrones, el teal, el púrpura y el bronce. Algunos de MAC son: Cork, Coquette, Mylar, Dazzelight.
  • Labios: elige melocotones, rosas cálidos, terracota y canela. Evita el fucsia y el rojo brillante. En MAC puedes buscar: Ravishing, Siss, Syrup, Fleur d’ Coral.
  • Colorete: usa bronces suaves, naranjas no intensos y melocotones. En MAC: Peaches to shop, Sunbasque, Style.

 

Tu paleta

paleta primavera nitida

 

 

Invierno nítido

Megan Fox invierno nitido

Megan Fox

  • Característica principal: Nítida
  • Característica secundaria: Oscura
  • Nivel de contraste: Alto
  • Estación hermana: Primavera Nítida
  • ¿Quién?: Megan Fox (foto), Courtney Cox, Paula Deen, Alexis Bledel.

El invierno nítido es el invierno con la saturación de color más alta y el contraste más alto. Sus ojos van ser siempre brillantes y muy llamativos y pueden ser azules, violetas o ambarinos, pero siempre con los colores brillantes y saturados de las joyas. Los blancos de los ojos son muy blancos y la piel tiene es aspecto de porcelana. El cabello suele ser negro o casi negro y muy brillante. Toda ella está como recubierta por un cristal.

 

Los colores del invierno nítido

Los colores fríos son los que mejor le quedan a esta estación, sobretodo si son los colores de las joyas: amarillo ámbar, verde esmeralda, azul zafiro, rojo rubí y morado amatista, por ejemplo. Una de sus mejores combinaciones es el blanco y negro puros o el negro combinado con algún color brillante y saturado como el fucsia, el rosa fuerte, etc. Alto contraste es la clave. Vístela siempre de colores vivos y contrastados o de negro y blanco y olvídate de cualquier color suave, pálido o pastel: los colores hielo le quedan muy bien, los pasteles no (los hielo son colores más brillantes que los pastel, como los de un helado de hielo. Todos los colores claros que ves en su paleta se refieren a helados, no pasteles, es difícil mostrar esto en pantalla pero se ve mucho mejor en las telas. En este pin podéis ver bien lo que son los colores helados). Su enemigo número 1 es cualquier color cálido, terroso o suave.

 

El maquillaje del invierno nítido

Paleta maquillaje invierno nitido

  • Lápiz de ojos: el negro, el carbón, el azul marino, el gris y el ciruela.
  • Sombra: al igual que con el lápiz de ojos ponle carbones, grises y ciruelas. El rosa y los colores helados (efecto ‘frost’ o irisados) como el violeta plateado y el azul plateado le van de maravilla. Algunos de MAC: Diesel, Carbon, Crystal, Nocturnelle o White Frost.
  • Labios: rojo cereza, casi todos los rosas y fucsia. Ponle gloss por encima a su color de labios ya que las estaciones nítidas se ven muy bien con brillo. En MAC: MAC Red, Candy Yum Yum, Pink Poodle.
  • Colorete: rosa fresa, rojos puros, ciruela claros. En MAC: Frankly Scarlet o Dollymix.

 

Tu paleta

Paleta invierno nitido

 

deberes

El último de los ejercicios de las 12 estaciones: en el grupo de facebook os he dejado mujeres de las estaciones de hoy y otras que no lo son pero se parecen. ¿Sabrías decir quién es qué estación?

Ejercicio extra

Responde a esta pregunta en el grupo de facebook: Si no puedes vestirte con tus colores de poder ¿qué otra cosa es imprescindible para verte elegante y bien vestida? Pista: está en los apuntes…

¡Nos vemos mañana para descubrir el segundo método de análisis!

 

———————————-

Tarjeta primera semana def

 

Lección 10: Verano Suave y Otoño Suave

La suavidad es confundida a veces con oscuridad y a veces con la claridad. Hoy vamos a ver las dos estaciones suaves por excelencia así que, ¡venga, repasemos una vez más qué significa ser suave¡

La suavidad es lo que veíamos la semana pasada en Jennifer Aniston o las gemelas Olsen. Esa esa sensación de que la persona es como empolvada, como aterciopelada y esto normalmente lo da el hecho de que sus colores han sido muy desaturados. Ojo que digo desaturados y no aclarados. Un color puede ser desaturado y seguir siendo oscuro (como los ojos de Marcia Cross o Drew Barrymore). Fijaos en el marrón a continuación, ambos son el mismo pero el de la izquierda está puro, muy saturado, y el de la derecha lo he desaturado con photoshop. Como veis se vuelve más suave, más aterciopelado pero sigue siendo oscuro:

saturado desaturado.jpg

Como veis la suavidad es eso ‘suavidad’, ‘terciopelo’ a la vista. Recordemos además que solo los veranos y los otoños pueden ser principalmente suaves y que una primavera cálida (que fluye hacia el otoño) y una clara (que fluye hacia el verano) presentarán algo de suavidad, lo cual no tienen las otras dos primaveras. Así mismo a un invierno frío (que fluye hacia el verano) y uno intenso (que fluye hacia el otoño) les pasará lo mismo, no habrá mucha suavidad pero podremos percibir un poco. Muchas veces la suavidad se ve en la capacidad de broncearse de la piel de una estación que, de por sí, no se broncea (un verano suave).

Verano suave

Sarah jessica parker verano suave

Sarah Jessica Parker

  • Característica principal: Suave
  • Característica secundaria: Fría
  • Nivel de contraste: Medio a bajo
  • Estación hermana: Otoño suave
  • ¿Quién?: Sarah Jessica Parker, Jennifer Aniston, Melora Hardin, Ashlee Simpson.

Esta puede ser una estación un poco difícil de identificar sobretodo cuando la persona tiene los ojos castaños en vez de azules o verdes que es lo más común. Como ya mencioné antes, la manera más fácil de identificarlas es prestando atención a esa sensación de que estas personas han pasado por una nube de talco y todos sus colores se han visto ’empolvados’. Sarah Jessica Parker y Jennifer Aniston son muy obvias, pero otras como Katie Holmmes no tanto (¡sí, ella también es un verano suave! El truco con ella es que le encanta teñirse de oscura, pero si miráis sus fotos de adolescente, su cabello es mucho más claro y suave que el rico chocolate que lleva ahora. Este es un ejemplo perfecto de por qué es bueno preguntar sobre el cabello de las personas en su niñez o, incluso mejor, ver fotos). Como el verano suave fluye hacia el otoño, este verano tiene más elementos cálidos que un verano frío que es puro. Es precisamente esos toques de calidez lo que la hacen suave (le bajan su nivel de frío aunque ella sigue siendo esencialmente fría) en vez de más potente en el color como el verano frío. El cabello natural del verano suave suele ser de un solo color, un poco mate y no tener muchas iluminaciones naturales. Los ojos son siempre suaves. Azul, verde, incluso castaños, pero suaves, desaturados. No te equivoques clasificando como invierno a un verano suave de ojos castaños. Fíjate en todo su look y medítalo. Su piel suele ser muy neutra ya que combina frío con cálido.

Los colores del verano suave

Como esta estación es tan neutra, tiene un gran peligro de ‘desaparecer’ o verse gris y aburrida si no lleva sus colores de poder. Los colores que mejor le sientan a esta estación son aquellos que aparecen aterciopelados. No te olvides de que el término ‘suave’ se refiere al ‘Chroma’ o saturación del color, no a su intensidad (oscuridad) como veíamos al principio. Por eso suave significa apagado o ’empolvado’ no necesariamente claro; es como si todos los colores tuvieran algo de gris (¡de hecho lo tienen!). En consecuencia todos los grises le sientan fenomenal a esta estación así como los azules, lavandas y marrones empolvados. Lo más importante es evitar colores demasiado brillantes, eléctricos o saturados porque el alto contraste en esta estación se ve artificial. El frambuesa suave, burgundy suave, verde agua y azul marino se ven preciosos en ella. Mantén el contraste bajo y evita el negro. Recuerda: ‘Suave’ (en saturación) es lo más importante a la hora de elegir sus colores. Los tonos fríos le favorecen más que los cálidos.

 

El maquillaje del verano suave

paleta maquillaje verano suave

  • Lápiz de ojos: Gris y gris azulado, azul índigo, cacao y ciruela.
  • Sombra: los grises medios, el marrón cacao, el ciruela y los azules empolvados. El rosa suave y el azul cielo son iluminadores perfectos . Algunos de MAC son: Electra, Scene, Naked lunch, Moons Reflection.
  • Labios: el rosa y ciruela suaves, el marrón rosado, malva y rosa arena. En MAC puedes buscar: Snapdragon, Angel, Snob, Rebel.
  • Colorete: rosas suaves, arenas y bronzers en marrón cálido. En MAC: Blushbaby, Dame, Harmony, Sweet as Cocoa.

 

Tu paleta

Paleta verano suave

Otoño suave

calista-flockhart-otoño suave

Calista Flockhart

  • Característica dominante: Suave
  • Característica secundaria: Cálida
  • Nivel de contraste: Medio/bajo
  • Estación hermana: Verano suave
  • ¿Quién?: Calista Flockhart, las mellizas Olsen, Lauren Conrad, Giselle Bundchen.

Como su hermana el verano suave, esta estación tiene una riqueza de color obvia, mas sin embargo su saturación es más bien tirando a baja, como ya hemos visto con otras estaciones suaves. Fíjate en como sus ojos, cabello y piel no contrastan demasiado unos con otros y siguen tonos muy parecidos: su contraste es medio/bajo también. Su calidez la separa del verano suave, pero no es lo suficientemente cálida para ser un otoño cálido ni oscura para ser uno intenso. Ella es más bien neutra. Calista – y la mayoría de las mujeres suaves – llevan mechas teñidas para darse luz y brillo pero su cabello natural carece de ellas y es bastante uniforme y mate, lo cual es típico de las estaciones suaves. Los ojos pueden ir desde un ámbar suave al marrón o verde o azuloso desaturado.

 

Los colores del otoño suave

Como toda estación suave los colores ’empolvados’, o lo que es lo mismo, con gris añadido, son los mejores para ti. Los colores puros o brillantes se verán demasiado intensos en ella ¡y corre el riesgo de verse como un payaso! Si quiere llevar amarillo piensa en mostaza o mantequilla; si quiere llevar verde piensa en musgo u oliva y en vez de blanco piensa crema, marfil o piedra. En vez de negro, error de Calista en la foto, ponle un oliva o azul marino claro y en los neutros piensa en kaki, camel, piedra y marrón medio. Como es una estación neutra, un balance de frío y cálido, su paleta incluye el verde agua, el turquesa, el salmón y el púrpura. Evita los colores que contrasten demasiado, mantén su contraste medio o bajo (por ejemplo no hagas que su blusa y su americana contrasten demasiado si no que sigan un patrón de color). Si mantienes sus colores suaves y su contraste bajo la elegancia está asegurada.

 

El maquillaje del otoño suave

Paleta maquillaje otoño suave

  • Lápiz de ojos: decántate por los marrones, el cobre, verde agua y verde musgo.
  • Sombra: idealmente casi todos los marrones, el verde oliva, el cobre y los mantequilla, champán y miel para iluminar. Algunos de MAC son: Cork, Coquette, Mylar, Dazzelight.
  • Labios: elige melocotones, rosas cálidos, terracota y canela. Evita el fucsia y el rojo brillante. En MAC puedes buscar: Ravishing, Siss, Syrup, Fleur d’ Coral.
  • Colorete: usa bronces suaves, naranjas no intensos y melocotones. En MAC: Peaches to shop, Sunbasque, Style.

 

Tu paleta

paleta otoño suave

deberes

¡El viernes está aquí! Otra semana de trabajo duro ha pasado y ya vamos afinando más ese instinto analítico. Estoy contentísima con los resultados de esta semana y con los emails y mensajes que me estáis enviando diciéndome cuánto os gusta el curso ¡y lo ilusionadas que estáis con él! La verdad es que me encanta dar este curso, ver cómo lo aprovecháis y ya estoy preparando nuevas ediciones

De modo que el fin de semana os dejo descansar y afianzar todo lo aprendido. No os olvidéis de revisar los tablones en Pinterest para ideas e inspiraciones para todas las estaciones.

La semana que viene veremos las últimas dos estaciones, el invierno y verano nítidos. Además empezaremos a crear nuestros propios outfits y compartirlos con todas. ¡Esa parte os va a encantar! En fin, otra semana llena de cosas emocionantes.
Descansad mucho, repasad las 5 lecciones de esta semana y ¡nos vemos el lunes con más!

Happy Weekend!

 

———————————-

 

Lección 9: Invierno Frío y Verano Frío

Hablábamos ayer de las zonas del mundo que concentran unas y otras estaciones y, aunque algunas se pueden encontrar casi en cualquier parte a partes iguales, otras son más características de ciertas áreas, ¡como ayer que en seguida os disteis cuenta de que nuestras pelirrojas se ven mucho en Irlanda! Sabíais que esa ‘raza pelirroja’ está un poco en ‘peligro de extinción’? Por lo visto son difíciles de darse genéticamente ya que cualquier otro gen un poco más fuerte toma protagonismo en las siguientes generaciones. De modo que si eres pelirroja/o eres un tesoro!

Hoy vamos a hablar de las dos estaciones frías por excelencia que son el Invierno Frío y el Verano Frío. No os olvidéis de que las personas castañas también pueden ser veranos fríos, siempre y cuando se mantengan evidentemente claras y frías (ojos y piel claros y PICO fríos). El cabello no tiene que ser rubio pero si es demasiado oscuro entonces va a ser invierno (como en el caso de Lauren Graham), mientras que si el cabello es más castaño o rubio oscuro entonces podemos considerar a un verano (como Ruth Wilson). Estas mujeres se suelen concentrar más en Europa del norte y América del norte ya que la falta de sol disponible hace que las pieles se aclaren y enfríen genéticamente buscando procesar la mayor cantidad de vitamina D posible del sol. El problema es cuando estas personas viven en zonas cálidas: su piel no puede con tanto sol ¡y se quema con facilidad! Mi linda abuelita, que nos dejó hace dos años, era un impresionante invierno frío en toda regla, como una Blancanieves, con la piel más fría, los ojos nítidos más azules posibles y la melena más negra jamás vista. Su vida en las cálidas tierras de Colombia ¡debió costarle más de una quemadura!

Por cierto, analistas, una persona de piel morena también puede ser un invierno frío, recordad que piel oscura no quiere decir piel cálida; pero esto ya lo veremos la semana que viene cuando hablemos de las mujeres no caucásicas. ¡Vamos allá!

Invierno frío

lauren graham cool winter

Lauren Graham

  • Característica principal: Fría
  • Característica secundaria: Oscura/Nítida
  • Nivel de contraste: Alto
  • Estación hermana: Verano frío
  • ¿Quién?: Lauren Graham, Brooke Shields, Katie Perry

Nuestro invierno frío casi siempre lleva una combinación de cabello muy oscuro y ojos azules claros o azules/violeta. Sus ojos pueden ser también castaños, pero ha de ser un castaño frío. La piel puede ser neutra o tener un ligero tono rosáceo, pero aunque no lo tenga, en lo que tenéis que fijaros es en la evidente falta de calidez. Es su característica más llamativa: la falta de calidez. Muchas veces nuestros inviernos llevan mechas doradas y/o rojizas en el cabello (¡o hasta se tiñen de castañas doradas! Gran error) que nos puede despistar, por eso no podemos olvidar que esas mechas o tintes no son naturales – y de hecho no son los colores que mejor le van a un invierno. El amarillo y el dorado son colores de los que se debería mantener alejada a riesgo de verse enfermiza. Como vemos en la foto de Lauren, sus ojos son azules claros/hielo y la falta general de calidez es evidente. Ese ligero bronceado sea seguramente artificial, ya que los inviernos fríos se broncean poco o nada y siempre se queman.

Los colores del invierno frío

Su paleta está repleta de azules, de todos los azules fríos que podamos imaginar: azul añil, azul real, zafiro, azul marino y un sin fin más. Los verdes fríos como el esmeralda también la favorecen mucho así como el rojo con base azul (como un cereza), el magenta y el fucsia. Esta es la estación de los colores ‘helados’ como azul hielo, rosa helado o violeta helado. No los confundáis con los pasteles: helado quiere decir nítido, vívido y crujiente como cuando tomamos un helado de hielo de frambuesa, violetas, etc. mientras que los pasteles son colores eso, pastel, con mucho blanco añadido, muy suaves, lo contrario al nítido. Recuerda que ella necesita un alto contraste por lo que los colores desaturados y suaves no le favorecen. Por supuesto el blanco y el negro son sus colores aliados, como todos los inviernos.

El maquillaje del invierno frío

paleta maquillaje invierno frío

  • Lápiz de ojos: El lápiz negro carbón, azul marino, zafiro y púrpura son sus mejores apuestas.
  • Sombra: todos los grises medios y oscuros (deja los claros a un lado porque esta estación necesita mucho contraste), marrón rosado, azules marino y zafiro y plateado y blanco puro y helado para iluminar . Algunos de MAC son: Carbon, Satin Taupe, Print, Electric Eel.
  • Labios: rosa frío intenso, magenta, rojo brillante y frambuesa. En MAC puedes buscar: Heavenly Hybrid, Candy yum-yum, All fired up, Russian Red.
  • Colorete: idealmente todos los rosas subidos. En MAC: Frankly Scarlet, Dollymix.

 

Tu paleta

paleta invierno frio

Verano frío

  • Característica principal: Fría
  • Característica secundaria: Clara/Suave
  • Nivel de contraste: Medio
  • Estación hermana: Invierno frío
  • ¿Quién?: Kimberly Williams, Miranda Lambert, Ruth Wilson

El verano frío es el verano puro: nada en ella es cálido o demasiado oscuro y todo su look es suave. Casi siempre los veranos fríos presentan un aspecto rosáceo en la piel aunque esta puede ser neutra también. Si a este añadimos el cabello rubio ceniza o castaño medio ceniza y los ojos azules o grisáceos, tenemos a un invierno frío. Si el tono de la piel fuera menos evidente (más neutro o incluso con cierto bronceado), utiliza una tela amarilla cálida o naranja y pónsela cerca de la cara. El resultado no será nada bueno. Así que, lo habéis adivinado, lo más importante es mantener a esta estación lejos de cualquier color cálido.

Los colores del verano frío

Esta estación necesita colores fríos y suaves en vez de fríos y saturados como los de su hermana el invierno frío. Sin embargo ambas hermanas comparten algunos colores como es lógico: el orquídea y el azul, por ejemplo. Sus colores no necesitan ser tan suaves como los del verano suave ya que el verano frío tiene un contraste medio al fluir hacia el invierno. Su paleta está llena de azules fríos y suaves junto a los rosas fríos, aquas, lavandas y verdes fríos y suaves. Más que nada debe evitar los dorados y los marrones que en su mayoría están basados en rojo y/o amarillo. Sin embargo un marrón cacao – que es frío – le puede venir bien siempre y cuando no sea muy oscuro; mantenla clara/media. Como todos los veranos debe evitar el negro que es mejor sustituir por un gris oscuro plateado. A esta estación le viene muy bien vestirse entera en un sólo color que vaya en diferentes intensidades. Por ejemplo unos vaqueros azul medio con una blusa azul cielo, una americana azul añil y una bufanda azul hielo. Wow!

El maquillaje del verano frío

Paleta maquillaje verano frio

  • Lápiz de ojos: trata de evitar el negro pero puedes usar un gris carbón, azul marino (¡o cualquier azul frío!) o marrones fríos.
  • Sombra: casi todos los grises le sientan fenomenal al verano frío, el marrón frío, los azules, rosas suaves , lavanda y menta. Algunos de MAC son: Pink Freeze, Beautiful Iris, Pink Venus, Handwritten y Forgery (plateado) para iluminar.
  • Labios: Fucsia suave, rosa, ciruela, malva o frambuesa. En MAC puedes buscar: Up the Amp, Milan Mode, Hot Gossip.
  • Colorete: Los rosas suaves y el chocolate como bronzer son sus mejores aliados. En MAC: Dollymix, Mocha, Dessert Rose y Well Dressed.

 

Tu paleta

Paleta verano frio

 

deberes

Seguimos con nuestro ‘Celebrity Quiz’: ¿Quién de las estrellas que os he puesto en facebook pertenece a una de estas dos estaciones? Y si no, ¿Qué estación es?

Chicas, lo estáis haciendo MUY bien, ¿os habéis dado cuenta de lo que habéis adelantado ya y lo bien que vais analizando vuestras propias pesquisas? ¡Seguid preguntando dudas y ejercitando ese sexto sentido!

¡Nos vemos mañana!

 

———————————-

 

Lección 8: Otoño Cálido y Primavera Cálida

Es muy posible que a día de hoy y tras las prácticas que hemos estado haciendo os hayáis dado cuenta ya de que, aunque las estaciones se pueden aplicar a personas de cualquier raza, hay determinadas razas o zonas del mundo que poseen más cantidad de personas dentro de una o dos estaciones. Esto lo trataremos más en detalle al final del curso cuando hablemos de las razas, pero como ejemplo si os describo las dos estaciones que vamos a tratar hoy, ¿a qué zona del mundo se os va inmediatamente la imaginación? Os he dejado esta pregunta en el grupo privado, ¡quiero ver vuestras respuestas!

Nota: Vais a ver que en estas dos estaciones he puesto que sus características secundarias son Oscura/Suave en una y Clara/Nítida en la otra. Obviamente Oscura y Clara son sus secundarias y Suave y Nítida sus terciarias.

Otoño cálido

Marcia-Cross-otoño calido

Marcia Cross

  • Característica principal: Cálida
  • Característica secundaria: Oscura/Suave
  • Nivel de contraste: Medio
  • Estación hermana: Primavera cálida
  • ¿Quién?: Jayma Mays, Marguerite Moreau, Marcia Cross, Jualianne Moore.

Los otoños cálidos se reconocen por ese tono dorado/cobrizo que los cubre por completo: el cabello va desde el rubio oscuro cobre al caoba pasando por los cobrizos; los ojos pueden ser verdes, azules dorados o marrón topacio – aunque siempre más bien oscuros y suaves – y es más que normal encontrar las típicas manchitas amarillas en los iris. La piel suele ser de un blanco crema y las pecas suelen ser evidentes y marrones/rojizas. Esta es una de las estaciones ‘puras’ a la que en las 4 estaciones correspondería el otoño sin más. Se distingue de su hermana la primavera cálida porque es más profunda y oscura, recordemos que el verano y la primavera son estaciones evidentemente claras, sin mucha intensidad (oscuridad). Cuando el cabello es de un rojo intenso y subido como el de Marcia Cross, estamos ante un otoño cálido.

Los colores del otoño cálido

Vestir a un otoño cálido es tan fácil como mirar a nuestro alrededor en una caminata por el bosque cualquier día de otoño: todos esos rojos, amarillos, dorados, naranjas, verdes oscuros, morados son los colores de nuestro otoño. Lo más importante a la hora de vestirla y maquillarla es que hagamos del tono amarillo/dorado algo evidente en todos sus colores y evitemos los colores con tonos azules: por ejemplo un rojo cereza o el color burgundy son demasiado azules para ella. Al igual que el amarillo y el naranja es un gran NO para una estación fría, el fucsia es el enemigo número 1 del otoño cálido: ¡aléjala de él y del rosa en general! Sus colores neutros ideales son todos los marrones y sus ‘nude’ incluyen el kaki, el camel y el marfil. Vístela en tonos cálidos de verde, muchos naranjas, óxidos y cobres, melocotones profundos y salmón. El negro no está incluido en su paleta, pero sustitúyelo por un morado profundo y suave (como el que lleva Marcia en la foto), un marrón chocolate o un verde dorado muy oscuro.

El maquillaje del otoño cálido

paleta maquillaje otoño cálido

  • Lápiz de ojos: Elige siempre marrones en todos sus tonos en vez de negros. El cobre, turquesa y verde cálido son también ganadores.
  • Sombra: Todos los cálidos marrones (marrones con bases rojas o doradas), camel, bronce, verde oliva, púrpura o verde musgo. Algunos de MAC son: Parfait Amour, Humid, Fig. All That Glitters – un bronce dorado perlado, es el perfecto iluminador.
  • Labios: Apricot, melocotón, bronce, canela, terracota, mango. En MAC puedes buscar: So Chaud, Dreaming Dahlia, Dare.
  • Colorete: Puedes usar bronzer como colorete o elegir salmones para el día. En MAC: Peaches, Sweet as Cocoa.

 

Tu paleta

Paleta otoño cálido

 

Primavera Cálida

amy adams primavera calida

Amy Adams

  • Característica principal: Cálida
  • Característica secundaria: Clara/Nítida
  • Nivel de contraste: Medio
  • Estación hermana: Otoño cálido
  • ¿Quién?: Amy Adams, Nicole Kidman.

Aunque son hermanas y muy parecidas, la principal diferencia entre estas dos estaciones hermanas es que la primavera es más clara (menos intensa, menos profunda, menos oscura) y su saturación más nítida y más dorada y brillante (el otoño es más cobrizo y más suave) como se puede ver entre Marcia Cross y Amy Adams (en la foto). El cabello rojo es un clásico pero es más un rubio rojizo (strawberry blonde) que un castaño cobrizo o rojo fuego. Los ojos pueden ser azules, verdes o castaños pero siempre son nítidos y más claros que los del otoño. La piel de todas las primaveras tiene ese aspecto de porcelana y las pecas en la primavera cálida son muy comunes. La primavera cálida es otra estación pura.

Los colores de la primavera cálida

A la hora de vestir y maquillar a una primavera cálida tenemos que tener en cuenta los colores clásicos de la primavera pero elegir sólo aquellos que son puramente cálidos, nítidos y claros. Ya lo adivináis: su paleta es muy parecida a la de su hermana pero sus tonos serán mucho más claros en vez de oscuros e intensos como los del otoño cálido. Sus colores ideales, en vez de tender al cobre, tienden al oro. El amarillo, salmón y coral son sus mejores amigos. Esta primavera está llena de verdes pero todos han de ser con base amarilla y claros. Evita los rosas fríos y los rojos que no sean rojo puro (el de Amy está muy bien). Esta estación tiene algunos azules muy bonitos en sus paleta pero todos son cálidos como el azul verdoso y el aqua. El azul marino medio le queda muy bien y puede ser un buen sustituto para el negro que no está en su paleta. En vez de blanco vístela de marfil.

El maquillaje de la primavera cálida

paleta maquillaje primavera calida

  • Lápiz de ojos: Como su hermana a ella le sientan mejor los marrones cálidos rojizos y dorados que el negro. El aqua, menta y púrpura también.
  • Sombra: usa gris muy claro en vez e negro, camel, marrón dorado y azul verdoso. El amarillo limón y el melocotón son geniales para iluminar. Algunos de MAC son: Gold to Shop, Chrome Yellow, Auadisiac.
  • Labios: Rosa cálido, salmón, coral, mango. En MAC puedes buscar: Vegas Volt, Lady Danger.
  • Colorete: busca un canela claro, salmón o melocotón. En MAC: Peaches to Shop, Eternal Sunshine.

 

Tu paleta

Paleta primabvera calida

 

deberes

Como ayer os he puesto a algunas celebrities en el grupo de facebook. ¿Es alguna un otoño cálido? ¿Es alguna una primavera cálida? ¿Por qué? Si no, ¿qué estación es?

Hoy no hay ejercicio extra ¡pero siempre son bienvenidas las fotos y comentarios y preguntas que queráis hacer! Hoy también os he subido un maquillaje virtual al grupo de facebook (es el típico maquillaje virtual que os hago cuando como parte de vuestro análisis personal cuando lo encargáis). ¡Quiero que veáis cómo funciona la magia! ¡Dejad vuestros comentarios!

 

———————————-

 

Lección 7: Primavera clara y Verano claro

Azul bandera small Directas en el martes y ya con un montón de cosas aprendidas. Pero aun nos queda más de la mitad de este curso ¡y tenemos mucho, mucho que aprender! Ayer veíamos en detalle las dos primeras estaciones hermanas, el invierno profundo y el otoño profundo. Fijaos si la evolución de las 4 estaciones a las 12 es importante que cuando yo descubrí por primera vez que era un otoño me llevé la confusión más grande. Según el libro de Carole Jackson yo me tenía que quedar con colores estrictamente cálidos y oscuros y olvidarme de colores como el verde agua y el azul bandera (el de la foto). Excuse me? Pensaba yo. ¿Tendré mal calibrada la vista? Hasta donde yo he sabido desde que tengo sentido de la estética el azul bandera es uno de los colores que mejor me queda. Es uno de esos colores que me pongo y ¡bang! vuelvo a la vida de inmediato incluso con la cara lavada. ¡Lo podéis ver en la foto de la izquierda! Esta foto fue tomada hace casi 2 años y no llevo maquillaje ni tengo ningún retoque hecho (aunque era verano y tenía un pelín de bronceado, que ya sabéis las que me seguís que ni me gusta ponerme al sol ni me bronceo mucho cuando lo hago. Pues es gracias a las 12 estaciones que descubro que en realidad soy otro otoño y que, por lo tanto, comparto colores con mis estaciones hermanas. Y uno de esos preciosos colores es… ¡el azul bandera! ¡Y muchos colores claros, suaves y cálidos! Así que aquí podéis ver cómo un simple color puede favorecer a una persona y determinar su tipo definitivo de estación. Yo no soy un otoño puro.

Primavera clara

Primavera clara

Blake Lively

  • Característica principal: clara
  • Característica secundaria: cálida
  • Contraste: bajo a medio
  • Estación hermana: Verano claro
  • ¿Quién?: Kate Hudson, Taylor Swift, Blake Lively, Lauren Conrad.

La primavera clara es, eso, evidentemente clara (obligatoriamente ojos, cabello y piel deben ser claros), pero no olvidemos que para ser primavera y no verano tiene que mostrar una evidente calidez y, además, se bronceará más que el verano. Blake Lively a la izquierda es un ejemplo genial porque podemos ver que, aunque su claridad es absoluta, su piel está llena de pecas y lunares y tanto sus cejas como su melena tienden a tonos caramelo innegablemente cálidos. Además es evidente que a esta chica le sube el color de la piel al sol. Para pertenecer a esta estación hay que tener el cabello, la piel y los ojos claros, aunque estos no tienen por qué ser azules, también pueden ser grises, verdes o incluso miel, siempre y cuando sean claros. Lo más importante de la primavera clara es que su nivel de contraste es medio/bajo, sus ojos, cabello y piel no contrastan demasiado, y hay que mantenerlo así. Mantén a la primavera clara lejos de los fuertes contrastes y los colores oscuros. Los primeros la hará ver como una payasita y los segundos la harán gris, avenjentada y opaca. Regla número uno con ella: vístela y maquíllala con nivel de contraste bajo y con tonos claros.

Los colores de la primavera clara

Su paleta tiene tanto colores cálidos como fríos (heredados de su hermana el verano claro) pero la mayoría serán cálidos y tenderán a la calidez. Lo más importante es que sean claros, de bajo contraste. Su color más oscuro es un gris claro y el kaki, beige, camel, melocotón, marfil le sientan como anillo al dedo. El camel sería su marrón y el coral su rosa. El oro rosado le queda particularmente bien ya que el rosa baja la intensidad del amarillo. Evita el negro y el blanco puros a toda costa, mas un blanco roto como el de la camiseta de Blake en la foto se le ve muy bien y un azul marino le quedará bien siempre y cuando lo lleve como color monocromático sin añadir más contraste a su outfit. Recuerda: mantén el contraste bajo.

El maquillaje de la primavera clara

primvera clara paleta

  • Lápiz de ojos: Verde palmera, mint, camel, coral y marrón claro.
  • Sombra: Grises muy suaves, marrones claros y medios, coral, mint, ivory rosa salmón. En MAC: Ricepaper, Aquadisiac, Sunny Spot.
  • Labios: melocotón, rosa salmón, coral, rojo claro. En MAC: Coral Bliss, Saigon Summer, Creme d’ Nude.
  • Colorete: salmón y coral. En MAC: Stay By Me, Blush All Day.

 

Tu paleta Paleta primavera clara

 

Verano Claro

Michelle-Pfeiffer

  • Característica principal: Clara
  • Característica secundaria: Fría
  • Contraste: Bajo a medio
  • Estación hermana: Primavera clara
  • ¿Quién?: Michelle Pfeiffer, Naomi Watts, Heather Locklear.

Los veranos claros han nacido rubios, incluso muy rubios, casi de cabellos blancos aunque quizás con los años se les vaya oscureciendo un poco el cabello (con la edad perdemos nitidez y claridad, nos volvemos más suaves y oscuros). Sus ojos son casi siempre azules o grises y hay poco contraste entre la piel, los ojos y el cabello. Su coloración es más suave, clara y delicada que la del verano frío. Como ves, Blake Lively se ve menos delicada que Michelle Pfeiffer. Piel, ojos y cabello DEBEN ser claros para que sea una estación clara.

Los colores del verano claro

Los colores brillantes y saturados son demasiado para el verano claro, igual que para su hermana la primavera cálida y los colores oscuros la envejecen inmediatamente (en esta foto de Michelle se aprecia que el negro no es el mejor color que podía haber elegido, la hacen un poco ‘brujil’, un azul marino claro hubiera sido mucho mejor). Lo más importante es mantener los colores de esta estación claros, suaves y fríos. El verano claro se ve mejor cuando lleva ropa en tonos monocromáticos o con muy poco contraste entre ellos. Azul cielo, rosa, aqua, gris perlado y plateado, lavanda y todos los tonos claros y medios del azul. Como os decía antes, mucho mejor un azul marino claro o un gris plateado en vez del negro que la envejece y le quita toda la vida del rostro. Como fluye hacia la primavera tendrá algunos tonos neutros y algunos tonos un poco cálidos le irán bien, pero la mayoría serán fríos.

El maquillaje del verano claro

Paleta maquillaje verano claro

  • Lápiz de ojos: Azules medios, verdes fríos y gris en vez de negro.
  • Sombra: Azules suaves, menta, rosa empolvado, chocolate blanco, camel, lavanda y grises suaves. Como iluminador un rosa helado. En MAC: Idol Eyes, Seedy Pearl, Crystal, Electra, Phloff.
  • Labios: Rosa, ciruela y frambuesa. en MAC: Sunny Seoul, Milan Mode.
  • Colorete: Rosa empolvado y ciruela suave. En MAC: Stay Pretty, Stubborn.

 

Tu paleta

paleta verano claro

deberes

Os he puesto unas primaveras claras y unos veranos claros en el grupo de facebook. ¿Sabes decir cuál es cuál? Atención porque también he puesto a alguna que otra que no es ni un verano claro ni una primavera clara, ¿sabes quién y decir por qué?

Ejercicio extra

Busca 1 foto de una persona de cualquier estación que creas que está vestida con un nivel de contraste que no le corresponde (como el caso de Courtney Cox de ayer). ¿es demasiado poderoso para ella? ¿Demasiado claro? ¿Qué color le vendría mejor?

 

———————————-

 

Lección 6: Invierno Profundo y Otoño Profundo

¡Segunda semana de esta aventura del color! ¿Cómo vais, chicas? ¿Cómo os vais sintiendo? ¡Quiero que me lo contéis todo y que me preguntéis todo lo que haga falta! La semana pasada fue muy intensa no quiero que os quedéis con dudas ni que arrastréis lagunas hacia las siguientes semanas. ¿Ya habéis decidido qué estación sois? ¿O aun estáis dudando?

Por suerte esta semana la vais a tener un poco más relajada. Aunque hay bastante contenido, nos vamos a centrar en estudiar las estaciones una a una, a ver todas sus características y qué las hace especiales y diferentes. También veremos qué colores de maquillaje le sientan mejor a cada estación y sus correspondientes ‘Paletas de poder’ – los colores que las hacen resplandecer.

Nota: cuando hablo del maquillaje para cada estación menciono ciertas marcas. Esto es porque son muy conocidas y fáciles de encontrar en casi cualquier parte del mundo. En ningún caso tengo ninguna afiliación comercial con estas marcas ni me patrocinan de ningún modo.

Nota 2: tened en cuenta que cada paleta que os pongo son solo algunos de los colores de cada estación. ¡Las variaciones son muchísimas mientras que mantengamos la temperatura de esa estación y su nivel contraste en cuenta! (¿Que qué es el contraste? ¡Lo vamos a ver en un minuto!) Estas paletas son para que empieces y te guíes pero con el tiempo y la práctica aprenderás a identificar cualquier color que le vaya bien a una estación determinada y además en mi Pinterest he creado tableros de inspiración para cada estación que podéis ver en la columna de la derecha. Allí encontraréis ideas e inspiración para cada una de las estaciones.

contraste

Esta semana la empezamos con el contraste que es lo último nos queda por estudiar a la hora de hacer un análisis. Esto es muy, muy sencillo pero muy, muy útil no sólo a la hora de determinar la estación de una persona si no también para recomendar los mejores colores para vestir y maquillar a esa persona. Lo curioso es que muchos analistas no lo estudian o se lo pasan por alto. Afortunadamente aquí en Deseo no nos dejamos NADA en el tintero chicas, ¡aprenderemos TODO lo que nos hace falta y más!

Cuando os vistáis y vistáis a las demás es más que probable que os encontréis con la siguiente situación: vistiendo a un invierno nítido, decidís que una blusa en lavanda, el cual es un color frío, le va a ir de lujo. Ella se lo pone, tú toda segura de ti misma de que va a salir del probador reluciente como una joya y cuando ella sale y se ve plana y sin sabor… esta eres tú:

PANIC

¡Que no cunda el pánico! ¡Es que estabas ignorando el elemento del contraste! Algunas estaciones necesitan mucho contraste para verse resplandecientes, particularmente las nítidas y los inviernos, y otras como las estaciones suaves o los veranos necesitan un bajo contraste para verse armoniosas o si no el color las llevaría a ellas en vez de ellas al color. En general mientras más contraste tengas tú misma (más oscura y/o nítida seas) más contraste necesitas y puedes llevar en tus colores y viceversa.

Hay dos maneras en que el ‘Contraste’ entra en juego cuando nos vestimos:

La manera en que un color contrasta con tu piel
  • Por ejemplo un vestido negro sobre una persona blanca es alto contraste mientras que en una persona negra sería bajo contraste y viceversa.
La manera en que dos colores contrastan entre sí
  • Una blusa crema con una americana blanco hueso es un conjunto de bajo contraste mientras que una blusa frambuesa con una americana negra es alto contraste.

Si eres una estación que necesita alto contraste – como nuestro invierno nítido Courtney Cox – y llevas ropa de poco contraste – como una blusa o vestido lavanda – toda tú vas a palidecer y tu rostro se quedará sin vida. Cámbiate y ponte un color de alto contraste y todo el color y la vida vuelven a tu rostro. ¡Si no que se lo digan a nuestra amiga Courtney!

Courtney contrast

¡Que le corten la cabeza al que vistió de lavanda y oro a este precioso invierno nítido!

Del mismo modo si somos una estación que necesita contraste medio o bajo, llevar colores demasiado ‘poderosos’ puede verse totalmente anti elegante y abrumador. Sería el caso de la mejor amiga de Courtney, Jennifer Aniston, que, al ser suave, estaría mucho mejor con ese vestido lavanda.

Y la moraleja es:

Si por cualquier motivo no puedes llevar los colores de la paleta de tu estación, al menos lleva el contraste correcto para ti. La diferencia será enorme.

Eso va en letras grandes en vuestros apuntes. Así que sin más dilación vamos allá con…

 

Invierno Profundo

Deep winter samll

Mónica Bellucci – Portada Elle mayo 2013

  • Característica dominante: Intenso (= oscuro, profundo)
  • Característica secundaria: Frío
  • Nivel de contraste: Alto
  • Estación hermana: Otoño Profundo
  • ¿Quién?: Mónica Bellucci, Cher, Kourtney Kardashian, Lucy Liu, Anne Hathaway y Penélope Cruz

Nuestro invierno profundo se identifica a sí mismo por los ojos y el cabello muy oscuros. La piel es normalmente bronce o olivácea (como Mónica y Penélope) o un poco más beige como Anne Hathaway. Si fuera muy blanca o tuviera los ojos claros como Courtney Cox perdería intensidad (oscuridad) y seguramente se acercaría más a un nítido o a un frío.

Los ojos van desde el negro absoluto al castaño chocolate muy oscuro y castaño rojizo profundo. Sus ojos también pueden ser verdes o azules pero han de ser muy, muy oscuros. Si tienes los ojos claros no eres una estación intensa.

 

Qué colores te sientan mejor, invierno profundo:

Los colores oscuros o los muy vivos y saturados (como veíamos cuando hablábamos del contraste) son los que mejor te sientan. El negro es tu grandísimo aliado, como podemos ver en Mónica ¡y no es un color que puedan llevar muchas estaciones! Hazte su mejor amiga así como del azul marino y el gris carbón.El blanco puro es otro de tus amigos. Esto es ideal si trabajas en el mundo corporativo porque sus colores tradicionales te sientan como un guante. Para que no se vuelva muy aburrido, mézclalos con blusas y complementos en tonos brillantes, puros, muy saturados como el fucsia o el azul puro. Al tener un contraste tan alto tus mejores combinaciones son aquellas que mezclan colores muy oscuros con tonos fríos muy intensos.

Como eres hermana del otoño profundo puedes llevar algunos de sus colores pero solo los más oscuros y menos cálidos como el verde pino o marrón cacao pero es que además puedes llevar aquellos colores que en la mayoría de las personas parecerían ‘de payaso’ por su pureza y saturación: frambuesa, azul brillante o rosa muy intenso. Esto es porque tu coloración es naturalmente tan intensa que puede ‘cargar’ con el ‘peso’ de estos colores. Tú llevarás a estos colores y no los colores a ti.

 

El maquillaje del invierno profundo

Deep winter palette makeup

  • Lápiz de ojos: tus mejores colores son el negro absoluto, el gris carbón, el púrpura y el azul índigo.
  • Sombra: Gris, ciruela y verde azulado intensos. Azul marino, berenjena y marrón chocolate. Para iluminar elige un champán,blanco perla y rosa perlado. Algunos de estos colores en las sombras de MAC son: Contrast, Carbon, Brun, White Frost y Sketch.
  • Labios: rojo puro, Burgundy, marrón frío intenso, black cherry. En MAC puedes buscar: Cyber, Impassioned, Spice is Nice.
  • Colorete: Un rosa cranberry o un marrón brandy. En MAC: Frankly Scarlet y Raizin.

 

Tu paleta

Paleta invierno profundo

 

 

Otoño Profundo

Eva-Longoria-Hairstyles-cool-hairstyle

  • Característica dominante: Intenso (= oscuro, profundo)
  • Característica secundaria: Cálida
  • Nivel de contraste: Alto
  • Estación hermana: Invierno Profundo
  • ¿Quién?: Eva Longoria, Paula Abdul, Eva Mendes.

Como con su hermana el invierno profundo, la reconoceremos por la evidente oscuridad de sus cabellos y ojos. Sin embargo el otoño intenso tiene una calidez muy evidente de la que carece el invierno por completo. Sus ojos pueden ser muy oscuros pero con cierta calidez y su cabello muestra un obvio tono rojizo o dorado.

Los ojos pueden ser desde marrón casi negro a avellana oscura pasando por verde oscuro pero casi siempre podremos ver en ellos las famosas manchitas o rayitos amarillos o dorados.

Si tu cabello es demasiado rojizo/cobre como Marcia Cross (es decir, eres pelirroja) es posible que seas un otoño cálido y no uno profundo ya que la calidez sería en ti más poderosa que la oscuridad. ¿Cuál de las dos es más fuerte? Así podrás saber si eres intensa o cálida como primera característica.

 

Qué colores te sientan mejor, invierno profundo:

En tu paleta están incluído el negro, el verde esmeralda, el azul bandera y el turquesa que son colores de tu hermana el invierno profundo. Sin embargo el blanco puro no es tu color, huye de él porque te robará calidez y color. No abuses tampoco del negro. Aunque lo puedas llevar, un marrón chocolate te sentará aun mejor. Tus colores estrella son el dorado, el terracota, el coral y el melocotón intenso.

 

El maquillaje del otoño profundo:

Paleta maquillaje otoño profundo

  • Lápiz de ojos: Elígelos desde el marrón oscuro al negro. Berenjena.
  • Sombra: todos los tonos chocolate y los verdes del bosque, los colores tierra, bronce y dorados son tus estrellas. En MAC: Coquette, Club to Shop, Humid, Goldmine y Amber Lights. Para iluminar utiliza amarillo limón y melocotón mas nunca el blanco perlado.
  • Labios: Canela, terracota, naranja tostada, rojo profundo. En MAC: Dubonnet, Chaud y Chili.
  • Colorete: Cobre oscuro, canela y maderas. En MAC: Sweet as Cocoa y Peaches.

 

Tu paleta

deep autumn palette

 

deberes

¿Han quedado claras estas dos estaciones hermanas? ¿Quién de vosotras cree que es una de ellas? ¡Dejádmelo en el grupo privado! Además quiero que cada una busque por internet una foto de una mujer que se corresponda con cada una de estas dos estaciones. ¡Que no sea de la lista que he puesto yo, claro! No hace falta que sea famosa, y decir en la foto cómo llegáis a esa conclusión.

Ejercicio extra

Busca fotos de maquillaje (sombras, lápices, labiales, coloretes) que creas que le irían bien a cada una de estas estaciones. Pon la foto en el grupo privado o el link a ella.

¡Feliz semana, analistas!

 

Tarjeta primera semana def

 

Lección 5: Analizando Piel, Cabello y Ojos

Y poquito a poco y sin apenas darnos cuenta, hemos llegado al final de la primera semana. ¡Cómo vuela el tiempo! Esta semana hemos aprendido muchísimo, sois increíbles ¡porque ya sabéis cómo analizar! Ahora queda la parte más larga que es ir diseccionando todas esas partes del color y de cómo se muestra el color en las personas para ser capaces de reconocer los bajos y altos tonos en la piel, los ojos y el cabello. Y es que ¡ojalá existiera un Pantone para los humanos! Donde pudiéramos mirar su número, su código y ya saber qué coloración tiene de forma exacta. Aunque pensándolo bien ¿dónde estaría la gracia? Nos toca a nosotras y a nuestro ojo de artista decidir si esa persona que estamos analizando tiene la piel fría y/o los ojos cálidos, el cabello chocolate o café frío. Y por eso hoy vamos a estudiar el sistema S.H.E (como ‘ella’ en inglés) que pasa a ser PICO en español.

 

SHE

El sistema S.H.E (PICO) es muy sencillo, no es más que un acrónimo para ayudarnos a recordar que siempre es muy útil analizar a una persona siguiendo el orden Skin (Piel), Hair (Cabello), Eyes (Ojos) Y como nosotras hablamos español, vamos a convertir el sistema S.H.E en el sistema PICO (Piel, Cabello, Ojos). Estos tres elementos nos darán la estación de una persona siempre y cuando los tomemos en cuenta como conjunto. La piel por sí sola, por muy importante que sea, no nos va a dar el resultado final y lo mismo pasa con los demás elementos.

 

Analizando la Piel

La piel nos dice mucho, pero la piel es muy complicada de leer muchas veces como ya habéis visto. Lo cierto es que es lo que más le cuesta a cualquier analista que empieza y la mayoría de las veces se va haciendo más fácil pero siempre va a suponer un poco de reto. Hay pieles que son evidentemente rosadas o son cobrizas, pero otras parecen decirle una cosa a nuestro instinto y otra a nuestro cerebro – ¿os suena? Esto ocurre especialmente con las pieles negras, árabes o hindúes; decimos: ‘Piel oscura = piel cálida’ ERROR. Estas pieles suelen ser las más difíciles al principio pero más adelante lo veremos cuando las estudiemos en detenimiento. Para eso necesitamos estar más entrenadas y sintonizadas de modo que hasta el final del curso no lo estudiaremos.

En mi otro trabajo, el que hago para para la casa cosmética británica No7, maquillo a decenas de mujeres cada día y es gracias a esto que he ido adquiriendo poco a poco el instinto y el ojo para saber ver la historia del color de una piel. La temperatura de una piel suele contar casi toda la historia de la estación que es la persona en cuestión pero se complica cuando una piel tiene, por ejemplo, tonos bajos fríos y tonos altos cálidos (una piel fría que cuando se broncea se pone dorada que, sospecho, es lo que le pasa a la princesa Madeleine si recordáis de ayer).
Sin embargo al analizar la piel es bueno considerar que:

  • Muchas veces las venitas que se ven en el interior de las muñecas aparecen más verdosas en personas con tonalidades cálidas y más azulonas en personas con tonalidades frías. Aunque ojo porque esto no es una regla y hay personas de pieles más beige como la mía en las que las venitas no tienen un color tan definido.
  • Las pieles oliva, como las de muchas mujeres árabes, hindúes y mediterráneas, puede parecer cálida pero en realidad suele acompañar a personas de estaciones frías, como Penélope Cruz o Nicole Scherzinger.
  • Las personas nítidas suelen mostrar una piel ‘transparente’ con poro muy pequeño y muy luminosa.
  • Las personas cálidas suelen mostrar pecas evidentes y/o desarrollar muchas más con la exposición al sol. Las personas frías a veces tienen pecas también pero estas serán más grisáceas en vez de las típicas marrones chocolate de las estaciones cálidas. Aquí vale la pena decir que hablo de pecas con las que hemos nacido y/o las que salen en zonas no expuestas al sol. Si lo que tienes son manchas solares, eso ya es otro cantar porque el sol es el responsable ¡de hasta un 95% del envejecimiento de la piel! Moraleja: invierte en un protector solar 50+ en vez de gastar una fortuna en cremas antienvejecimiento.
  • Las estaciones intensas, oscuras normalmente se broncean con facilidad y sin quemarse mucho o nada.
  • Las personas frías y nítidas como característica principal no se suelen broncear, es la típica piel de porcelana que es ultra blanca y delicada como la de la mayoría de los bebés. Muchas veces suele ser piel sensible y/o que se sonroja y quema con facilidad. Las primaveras sí se broncean más o menos dependiendo de su estación hermana ya que son una estación cálida: la primavera suave (que tiene otoño en ella) se broncea la que más, mientras que la nítida (como Emilie de Ravin) o la clara (como Renee Zellweger) se broncean mucho menos.

Una vez decidas la temperatura de la piel no te precipites. Como decíamos alguien puede tener la piel aparentemente fría o neutra y ser una estación cálida o suave. Todo depende de lo que el cabello y los ojos nos cuenten.

 

Analizando el cabello

Este debería ser fácil. Y ciertamente lo es en los hombres y los niños; pero las mujeres tenemos el ‘mal hábito’ (je, je) de andarnos cambiando el color de la melena. ¿Alguna sabe con qué color nació y cuál es el color de su cabello real a día de hoy? Además de los tintes el cabello cambia con la edad, el sol y los cambios hormonales como el embarazo.

Muchos analistas dicen que no prestan atención al cabello porque no les dice nada, pero, seamos sinceros, a no ser que seamos morenas y nos tiñamos de rubio platino o seamos rubias y nos pongamos un tinte negro, el cabello no cambia de negro a platino de la noche a la mañana y porque sí. Pero hace falta hacer pesquisas para averiguar el color real de una persona. Y es que si la persona tiene el cabello teñido de un color muy distinto al que la Madre Naturaleza le dio, no vamos a poder sacar la estación ya que la melena irá en discordancia con sus ojos y su piel.

Vosotras os conocéis y tenéis acceso a fotos de vuestra infancia y adolescencia y es una muy buena idea pedir a vuestras clientas que os traigan algunas de esas fotos también. Si de pequeña o ahora tenías o tienes el cabello rojo fuego lo más seguro es que seas una estación cálida, a no ser que tu rojo sea tan oscuro que sugiera una ‘Intensa’ aunque aun así seguirías siendo cálida en tu segunda cualidad como hemos visto. Lo que está claro es que no eres una estación fría. ¿Eras rubia platino de pequeña? Lo más probable es que a día de hoy no seas una estación ‘Intensa’ si no que tu cabello se haya oscurecido a una ‘Suave’ o a una ‘Fría’ (como Ruth Wilson) y si tu melena era negra azabache en la niñez, seguramente hoy no seas una estación clara. Rubios crema o castaños beige suelen significar una estación ‘suave’ pero si ese mismo cabello se aclara significativamente con el sol, quizás tengas a una estación ‘clara’ delante de ti. ¿Veis como el cabello nos cuenta una historia? ¿Veis por qué es tan difícil analizar una foto de alguien que no conocemos cara a cara o al que no le podemos hacer preguntas?

Hablando de historias del cabello, os voy a contar la mía porque es útil.

 

—————————————————–

Nota

No os voy a hablar de la historia que muchas ya conocéis de cuando perdí casi el 50% de mi cabello debido al SOP (si alguna está pasando por algo parecido y quiere saber qué hice y hago yo para recuperarlo y mantenerlo no tiene más que visitar este video post: http://www.deseobeauty.com/sop/alopecia-femenina-sop/
Lo que os quiero contar es la historia de mi color. Excepto rubio creo que lo he tenido de todos los colores incluidos azules y morados y negro profundo. Y creo que me pasé unos 10 años luchando contra la característica de mi cabello que me hace ‘Yo’ y que me hace un otoño: los tonos rojizos. No sé por qué me han disgustado toda la vida esos tonos rojizos que saltan a la vista haga lo que haga. Literalmente haga lo que haga. ¡Hasta cuando me lo teñía de negro azulado salía el rojo! ‘WHAT?!’ Pues eso: cuando lo llevaba negro me ponía negro azul y cuando lo llevaba castaño me empeñaba en poner tintes ceniza y lavármelo con champú morado. Todo para ‘matar’ el rojo. Y no importaba lo que hiciera, cada vez que me miraba en el espejo el brillo rojo aparecía evidente. ¿¡Por qué!? gritaba yo y me volvía loca. Hasta que descubrí el fascinante mundo de la coloración personal y las estaciones. ‘Porque, Ximena, eres un otoño y todo en ti tiende a los rojos y los dorados’. Y entonces dejé de luchar contra mi misma e hice las paces con mi naturaleza cálida y me di cuenta de lo bien que me quedan los dorados y lo cansada y pálida que me hacen los cenizas. En ese momento abrí los brazos al otoño y empecé a usar tintes dorados que, inmediatamente hacen mis ojos más llamativos y mi look más, eso, cálido y más sofisticado. ¡Y lo amo! Atrás se quedó la melena negra azulada que me hacía ver severa y agotada. Y si queréis saber más sobre mi color de cabello y cómo lo consigo, en este vídeo y post os lo cuento con detalle.

—————————————————–

 

Una vez hemos identificado la historia del cabello de la analizada o analizado, es cuando podemos darle la estación ‘natural’, con la que nació, a esa persona y recomendar qué colores de ropa, de tinte y de maquillaje debe llevar. Sin embargo a veces nos vamos a encontrar con personas que se han teñido el cabello de un color totalmente erróneo para su estación, como un verano frío que decide volverse pelirroja. El resultado no es que se vuelva un otoño o una primavera, el resultado es que ¡es uno de los peores que hay! Ya que el naranja, dorado y amarillo son los completos opuestos a la coloración fría y rosácea de las estaciones frías (de nuevo, Anne Hathaway y su obsesión por los tintes dorados que no le hacen ningún favor). Otro caso puede ser un otoño profundo que quiere ser rubia platino. Incluso aunque el rubio sea dorado, un rubio muy claro es demasiado claro para una estación cuya principal característica es la intensidad, la oscuridad. Le roba protagonismo a sus ojos y la hace más plana y apagada en vez de potenciarla. Además de darle un look muy ‘barato’.

Este es el caso de una de mis gurus de youtube preferidas ‘Dulce Candy’. Dulce es un otoño intenso precioso como Eva Longoria pero ha cometido dos errores en el pasado respecto a su cabello: uno fue cuando se teñía de negro plata absoluto. Este color es más apropiado para un invierno y, aunque es 100 veces mejor que el rubio de después, la hacía demasiado severa y oscura. El otro fue cuando decidió ser rubia clara y el resultado fue aun más desastroso. Pero todas hemos hecho desastres en nuestro cabello (¡o que tire la primera piedra la que no! ¡Jaja!) y afortunadamente esta guapísima chica decidió hacer las paces con su naturaleza otoñal y mostrar su belleza de manera resplandeciente. Quiero que veáis la diferencia entre las tres ocasiones. En las tres fotos está arreglada, cuidada y bien maquillada pero fijaros lo armoniosa, elegante y sofisticada que se ve cuando lleva su melena castaña natural con algunos reflejos o mechas doradas y que no pasa en las otras dos fotos (la foto de la izquierda no es ella si no su hermana Wendy, pero es que no pude encontrar ninguna foto de Dulce de cuando era rubia. La foto de Wendy nos sirve porque las dos hermanas son físicamente muy parecidas y comparten la misma estación. Así que imaginemos que la de la izquierda es Dulce y no Wendy):

Dulce candy

Si Dulce hubiera sido mi clienta cuando era rubia (wow, ¡qué nivel de clienta el mío!) lo primero que le hubiera sugerido es cambiar su cabello a un tono más armonioso como el que lleva ahora (foto de la derecha). Si ella me hubiera dicho que ama su cabellera rubia y que no quiere cambiarla por nada del mundo entonces yo tendría que forzar su estación y recomendarle colores de la paleta del otoño suave ya que su rubio tiende claramente al naranja pero no es lo suficientemente cálida para ser un otoño cálido. En general la situación es difícil porque el color de cabello es tremendamente erróneo. Si ella hubiera llegado hasta mi con su melena negra azabache y no quisiera cambiarla, le recomendaría entonces colores de la paleta del invierno intenso, que no estarían tan mal aunque no son su mejor baza. Por eso es nuestro deber como analistas decirle que, aunque podemos adaptar su paleta de este modo, esta no es la opción ideal y no se va a ver lo mejor que puede llegar a verse, que es cuando todo está en armonía como en la foto 3. PICO tienen que estar en armonía entre los tres para dar el resultado más espectacular.

 

Analizando los ojos

Los ojos son definitivamente el espejo del análisis. Personalmente cuando analizo a alguien primero echo un vistazo rápido a toda su persona en sí y luego me fijo detenidamente en sus ojos para dictar la estación. Los ojos cuentan la historia verdadera indiscutible porque, a no ser que lleven lentillas, los ojos no cambian de color.

Los ojos son tan importantes que son los primeros en decirnos cuando una persona es ‘Nítida’ como primera característica. Las personas nítidas tienen esos ojos cristalinos, intensos, brillantes con iris del color de las joyas y con los blancos muy blancos. La nitidez se aprecia mejor en persona porque los iris presentan un color sólido, sin muchas manchas ni turbulencias, más como un color puro y muy brillante.

Una persona con ojos marrones oscuros chocolate como Eva es muy difícil que sea otra cosa que ‘profunda’ aunque hay veces que veranos de ojos más oscuros y otoños suaves se pueden confundir con una ‘profunda’ (el secreto está, de nuevo, en mirar el resto de la fórmula: piel y cabello). Sin embargo nunca vas a encontrar a una persona con ojos oscuros y que sea ‘Clara’ como característica principal ya que las claras tienen ojos, piel y cabello claros. Las personas ‘Suaves’ suelen tener ojos de colores desaturados y un poco turbios, con nubecillas en los iris, sin nitidez. Un otoño tendrá casi siempre tonos amarillos y/o dorados en los iris a veces como un ‘tinte’ y a veces como manchitas y rayitos. Lo podeis ver muy bien en esta foto de mis ojos. La foto no tiene retoque pero está tomada con una buena lente y excelente iluminación que dejan ver el color real de mis iris:

ojos

¿Veis la cantidad de amarillo y dorado que hay en ellos a pesar de ser marrones? Lo cierto es que el 99% de las veces los ojos muestran todas las características de la estación de la persona. Mis ojos, vistos desde lejos son oscuros, o sea profundos, y al verlos de cerca son cálidos y también suaves.

Sin embargo de nuevo no podemos cantar victoria porque los ojos por sí solos no cuentan toda la historia. Recordad: PICO. Fijémonos en este ojo tan bonito que me he encontrado. En ambos casos es el mismo ojo exacto pero he usado Photoshop para cambiar la temperatura de la piel: el de la izquierda pertenece a una persona ‘fría’ (aunque me he pasado un poco con la frialdad de la piel, pero bueno, así es más evidente, jaja) y el de la derecha a una cálida. Como veis ambas estaciones pueden tener el mismo color exacto de ojos con una piel y temperatura opuestas.

cool vs warm eyes

Por cierto, si nos encontráramos con la dueña de estos ojos, podríamos decir también que se trate posiblemente de una persona ‘Suave’. ¿Os dais cuenta de lo ‘turbio’ de su color? En lugar de ser un color sólido, saturado y nítido, es un azul lleno de ‘turbulencias’ y nubecillas blancas y, en general, bastante desaturado. Sin embargo por muy fría que fuera su piel, esas manchas amarillas en los iris nos estaría diciendo que hay algo cálido en ella, algo de ella fluye hacia la primavera o el otoño, que ella no es fría al 100% pero eso nos lo diría el análisis PICO

 

deberes

Es el fin de semana y habéis trabajado duro, muy duro. ¡Felicidades, analistas! Todas tenemos mil compromisos, trabajo(s) y familia y muchas no tenemos el tiempo necesario para dedicarnos 100% a un curso. Os entiendo más que perfectamente y por eso os voy a dejar el fin de semana para que os pongáis al día con las lecciones y los deberes de esta semana si no pudisteis hacerlos durante la misma. En la pagina de fb os he dejado un area para preguntas. Cualquier duda de esta semana porfas escribidla como comentario a ese post, que si no se pierden en el mar de fotos!

Ejercicio extra:

Para aquellas que tenéis más tiempo y pudisteis hacer los ejercicios cada día, o para aquellas que quieran practicar más, os animo a que subáis más fotos al grupo de facebook y las analicéis entre todas.

¡Feliz fin de semana, mis trabajadoras incansables!

———————————-

Lección 4: Diferenciando estaciones hermanas

Cuánta información os he metido hasta ahora ¿eh mis valientes? Y la estáis usando impresionantemente bien, estoy muy contenta con vuestros análisis y vuestros flujos de trabajo, estáis sintonizando con vuestro sexto sentido para el análisis y estáis llevándolo con éxito a la parte analítica. ¡Bien hecho! Como veis no es nada difícil entender el proceso, pero lleva días, meses e incluso años afinar ese sentido y aprender a ver los colores. Como cualquier otro artista que nunca deja de mejorar en su arte y su oficio, así evolucionaréis vosotras si es que queréis dedicaros a esto de forma profesional. ¿Quién está soñando ya con el potencial de esta herramienta para ampliar sus conocimientos y empezar su propio negocio como emprendedora? ¡Decídmelo porque quiero saber si esto os inspira!

Es normal si os estáis sintiendo un poco abrumadas con tanta información, algunas hasta pensaréis que no entendéis la teoría, pero yo os aseguro que lo estáis haciendo muy bien. Esto es un trabajo de detalle, de observación, de instinto y de TIEMPO. Esta teoría y esta arte no es como aprenderse de memoria una poesía, las tablas de multiplicar o entender que 2 y 2 son 4. No esperéis procesar todo a la primera ni acertar todos vuestros análisis con sólo 3 días de teoría. Como decía antes, esto toma TIEMPO. Primero estamos sentando las bases y después iremos afinándonos poco a poco con el tiempo y la práctica. El físico de los seres humanos es complejo y está compuesto de cientos de colores, tonos, iluminaciones y sombras y no es nada fácil entrenar el ojo a ver eso en lo que nunca nos hemos fijado antes. Es como aprender un idioma nuevo, al principio no entiendes nada y un día, sin darte cuenta, ¡lo estás hablando! Si preguntáis a cualquier analista del color os dirá cuánto tiempo y práctica le costó afinar ese sexto sentido (a Ferial Youakim, una de las más importantes analistas del mundo, ¡le tomó mucho trabajo afinarse! Pero por eso, como en todas las artes, se hacen los maestros). A mi misma me tomó muchos meses (casi un año) de estudiar, hacer cursos, leer libros y practicar con mis clientas sin parar para llegar a procesar y realmente ‘VER’ eso que estaba buscando. Os aseguro que es algo impresionante cuando de repente pasa, es como si le quitaran a uno un velo de delante de los ojos. Al principio me frustraba un poco no ser siempre capaz de ver la estación de una persona y que muchas veces cambiara de opinión 20 veces sobre la estación de esa persona cada vez que la veía (y a veces todavía me pasa). Pero era porque mis ojos estaban aprendiendo a ver.

No tengáis prisa, no seáis impacientes que esto es como pintar o aprender a tocar un instrumento: el tercer día tocas el Do, Re, Mi, Fa, Sol, el tercer mes tocas una melodía simple y el tercer año posiblemente estés tocando para otras personas. ¡No quiero decir que os vaya a tomar 3 años ser capaces de analizar! ¡De hecho ya lo estáis haciendo y muy bien! Pero vosotras me entendéis y además todos los analistas se siguen encontrando con casos difíciles de analizar tras años de práctica del oficio. Quiero que os deis crédito porque quizás no estáis viendo lo mucho y lo bien que estáis avanzando: chicas, ¡estáis analizando! ¡Y estáis analizando fotos que es lo más difícil! El hecho de que os sintáis un poco ansiosas significa que habéis salido de vuestra ZONA DE CONFORT y que estáis haciendo algo completamente nuevo, adquiriendo una nueva habilidad, estáis retando a vuestro cerebro y a vosotras mismas, ¿os dais cuenta de la importancia y maravilla de esto?

Además esta primera semana ha sido intensa de teoría porque quiero que lo sepáis todo ahora, para luego ya estarnos el resto del curso afinando y retocando: desarrollando el sexto sentido. Ya veréis, queda mucho por hacer y habéis hecho mucho – ¡muchísimo! – Hasta ahora. Yo estoy muy orgullosa e increíblemente satisfecha con lo que estáis haciendo. ¡Hacedme caso que he conocido a muchas analistas, maestras y principiantes!

Y ahora sí, tras esta reafirmación poderosa, hoy tenemos un día más suave para daros tiempo a procesar todo lo que estamos aprendiendo y que no tengáis demasiado para el fin de semana. Hoy vamos a dedicarnos a refinar ese sexto sentido ¿cómo? Muy fácil, refinando cuáles son las sutiles diferencias entre estaciones hermanas y dándoos una tablita súper útil que os va a enseñar cómo usar esas telas o cartulinas cuando cuesta mucho determinar la estación de alguien. ¿Veis? Poquito a poco acumulamos ayudas y herramientas para hacer esta aventura más fácil y accesible. Venga, ¡vamos allá, analistas!

 

Diferencias entre estaciones hermanas

Las estaciones hermanas son aquellas que fluyen la una hacia la otra en la diana que veíamos el otro día. Os la pongo aquí de nuevo para refrescar la memoria y os voy contando cómo diferenciarlas porque al ser hermanas es muy fácil confundir la una con la otra:

 

Flow Seasons chart

 

Y las hermanas se diferencian en…

Hermanas small

 

Estrellas hermanas…

Sister celebs.jpg

 

La tabla de las telas

Como os explicaba al principio de la semana, una manera muy útil de asegurarnos de las estación de alguien es utilizar telas o cartulinas de colores para decidir qué colores le sientan mejor a esa persona y, por lo tanto, qué estación es. ¿Habéis visto como muchas veces dudáis entre dos estaciones? Eso suele ser porque os confunden las famosas estaciones hermanas, que no son más que dos coloraciones que están muy cerca la una de la otra pero que cada una se inclina más hacia una estación madre o hacia la otra. El secreto para diferenciarlas muchas veces no es otro que ponerles cerca del rostro determinados colores que nos van a decir qué tonos exactamente le favorecen a esa persona (fríos, cálidos, nítidos, suaves, claros u oscuros). Y estos colores nos van a decir su estación final. En la tabla de abajo vais a ver que primero debéis determinar su característica principal. Si encontráis a alguien Intenso pero dudáis entre Otoño e Invierno tenéis que probarle un salmón (cálido y suave) e, inmediatamente, un fucsia (frío y potente); después un melocotón (suave y cálido) comparado con un rosa hielo (nítido y frío) y, finalmente un terracota (intenso y cálido) seguido de un burgundy (oscuro y azulado). Si le sientan mejor los colores del otoño (que veis que son cálidos y suaves) entonces es un otoño, mas si le sientan bien los colores del invierno (que son fríos y potentes) entonces es, precisamente, un invierno. ¡Y así con todas las estaciones! Esta es una herramienta muy útil que os ayudará sobretodo al principio como también os servirá para crear vuestro set de telas en caso de que queráis haceros uno (si a alguna le interesa también se lo puedo conseguir con el mismo fabricante que me hace los abanicos de color). Y si lo hacéis, ¡por favor subid la foto al grupo de facebook para que lo podamos ver todas y nos inspiremos!

Tabla drapes small

 

deberesHoy os he subido unas fotos al grupo privado y lo que vamos a hacer es, sabiendo su característica principal ya que os la pongo yo, que me digáis cual es sus características secundaria y, por lo tanto, qué estación es cada una. Como estaréis sospechando os he puesto mujeres que pertenecen a estaciones hermanas por lo tanto afinad el sexto sentido para diferenciar entre estas hermanas.

¡Nos vemos mañana en el último día de esta emocionante, y cargada de información, semana!

———————————-

Lección 3: Analizando y diferenciando

Sois unas valientes y me vais a matar. Pero que conste que lo he hecho para poneros un poquito al límite, para que hagáis las cosas por instinto y sin saber toda la teoría primero; porque una vez aprendáis la teoría ya no la podéis ‘desaprender’ y si quiero sacaros el instinto, la intuición tengo que hacer las cosas cuando la información racional, la que le gusta al lado izquierdo y analítico del cerebro, aun no ha entrado en vuestras cabecitas.

El caso es que no os conté todas las cosas que necesitáis saber para hacer el primer análisis básico, os conté lo principal y os dejé navegar a vuestro instinto, que es como mejor se aprende ¡y vaya si me habéis sorprendido porque estáis súper afinadas ya! Hoy quiero terminar de detallar a fondo las 6 características principales y las posibles segundas características para que ya sí podáis analizarlo todo al milímetro y llegar allá donde el instinto os tiene que llevar primero

Ayer hubo mucha duda con la saturación, sobretodo porque es una característica que sólo puede ser primaria y eso nos confunde al principio. No os preocupéis, es de esperar y nos ha pasado a todas. Al fin y al cabo es muy fácil decidir si alguien es oscuro o si alguien es frío pero la saturación no es algo tan evidente y tenemos que entrenar el ojo para verla aparecer, ¡especialmente la suavidad que es tan sutil, claro! Me preguntabais si la nitidez y la suavidad no pueden ser secundarias y la respuesta es no. Vamos a poner el ejemplo de Jennifer Aniston.

El caso es que ella es un verano suave. Jennifer es un ejemplo perfecto de cuando la suavidad es tan evidente que es importante destacarla. Fijaos como todos los colores en ella parecen ‘lavados’ ’empolvados’, no hay saturación ninguna ni hay mucho contraste entre su piel, cabello y ojos. Pero también es evidente que es fría: en ella no se ven refeljos dorados ni rojizos. Entonces ¿es fría suave o suave fría? Su suavidad es tan llamativa que, aunque está claro que es fría, la suavidad es más importante. Por lo tanto es suave fría = verano suave. La verdad, y os doy la razón, es que es evidente que su piel no es lo suficientemente fría como para que fría sea su cualidad número 1. Esta aparente ‘calidez’ o ‘terciopelo’ en la piel ¡se la da la suavidad! Nos hace pensar que fluye hacia otra estación más cálida, en este caso el otoño (como en la diana de ayer). Y qué pasa cuando un verano fluye hacia el otoño? Que tenemos un verano suave. ¡Este verano es el único que se broncea gracias al otoño en ella! Daros cuenta de que cuando una estación fluye a otra va a mostrar cosas de esa otra estación. En este caso la piel que se broncea (¡y ella se broncea mucho!) y la suavidad extrema, ya que tanto el verano como el otoño son estaciones suaves.

Es como si tuviéramos de nuevo a Naomi Watts delante la cual es un verano claro (clara y fría). Una se podría sentir inclinada a pensar que es suave porque es tan rubita y clarita, pero seguro que ya sois capaces de ver que la claridad es en ella mucho más evidente: su piel es casi transparente de lo clara que es (esta chica seguro que se pone como un camarón bajo el sol y no se broncea), algo que no pasa con Jennifer ya que la piel de alguien suave es, eso, suave, cremosa más como terciopelo y menos como porcelana. Y lo mismo pasa con la nitidez. Cuando alguien es nítido, es TAN evidente que toma el protagonismo como característica principal, si la nitidez no es TAN evidente como para que la tomemos como principal, entonces es que seguramente esta persona tenga una característica principal mas importante y una secundaria más evidente. Si todavía notáis una cierta nitidez o una cierta suavidad es porque esa característica puede ser la TERCIARIA y esta característica terciaria lo único que está haciendo es confirmaros la estación de esta persona. ¿Como? Mirad:

  • Todos los inviernos son oscuros y tienen cierto grado de nitidez (aunque, obviamente, un invierno nítido es más nítido, como Alexis Bledel ayer).
  • Todas la primaveras son claras y tienen cierto grado de nitidez (aunque, obviamente, una primavera nítida es más nítida que las demás primaveras).
  • Todos los otoños son oscuros y tienen cierto grado de suavidad (aunque, obviamente, un otoño suave es más suave que los demás).
  • Todos los veranos son claros y tienen cierto grado de suavidad (aunque, obviamente, un verano suave es más suave que los demás).

De modo que si piensas que Naomi Watts tiene suavidad, pero te das cuenta de que la claridad y la frialdad son más importantes en ella que la suavidad que pueda tener, esta suavidad ‘escondida’ sólo te está confirmando que ella es un verano (porque tiene suavidad como todos los veranos). Esa cualidad terciaria sólo está ahí para confirmar pero es más débil que la primaria y secundaria que son las únicas en las que no deberíamos fijar para el análisis y usar la terciaria sólo como apoyo final.

Recordad:

  • Todos los veranos son: CLAROS – FRÍOS – SUAVES (aunque algunos serán más suaves, o más fríos o más claros, dando su estación final).
  • Todas las primaveras son: CLARAS – CÁLIDAS – NÍTIDAS (aunque algunas serán más claras, o más cálidas o más nítidas, dando su estación final).
  • Todos los inviernos son: OSCUROS – FRÍOS – NÍTIDOS (aunque algunos serán más oscuros, o más fríos o más nítidos, dando su estación final).
  • Todos los otoños son: OSCUROS – CÁLIDOS – SUAVES (aunque algunos serán más oscuros, o más cálidos o más suaves, dando su estación final).

por lo tanto:

  • Verano frío = verano puro (es frío, claro y tiene suavidad) ej. Kimberly Williams
  • Primavera nítida = primavera pura (es nítida, cálida y tiene claridad) ej. Heather Graham
  • otoño cálido = otoño puro (es cálida, oscura y tiene suavidad) ej. Julianne Moor
  • invierno nítido = invierno puro (es nítido, oscuro y tiene frialdad) ej. Alexis Bledel

Y con esto repasado, mis valientes analistas que habéis hecho un trabajo estupendo con los deberes de ayer, vamos a hacer el análisis aun más fácil con los siguientes detalles.

 

Características dominantes:

Son 6 como hemos visto. Fijaos como lo primero que llama la atención de estas mujeres, dejando a un lado características secundarias, es una de las 6 características de Munsell:

6 Munsell small

Oscura/Profunda/Intensa:

la persona presenta colores ricos, profundos y oscuros como Adriana Ugarte la actriz de la encantadora serie El tiempo entre costuras que ya vimos en mi review del libro en el blog. ¡Salta a la vista la intensidad de su coloración natural! Otros ejemplos son Kim Kardashian y Cher.

Clara:

Coloración muy clara y delicada como Naomi Watts. ¿Hay alguna duda de lo luminosa que es? Otro ejemplos es Gwyneth Paltrow.

Cálida:

Sus tonalidades son claramente amarillas y sin nada de tonos azulados. Veíamos ayer cómo Jayma Mays es la candidata ideal. Pero Marguerite Moreau no se queda atrás ¡Nada más mirarla es pura calidez! Otro ejemplo sería la Duquesa de York.

Fría:

Las tonalidades frías-azuladas destacan en la persona con coloración fría, no hay tonos anaranjados ni dorados ni crema. No me podía resistir a poneros una foto del icono que es Marilyn. Y es que además en esta foto se aprecia perfectamente que el ‘frío’ es lo primero que nos llega al alma al ver a esta mujer. Sin embargo una mujer de cabello y piel oscuras también puede ser fría, lo veremos más adelante cuando nos centremos en varias razas, pero no os dejéis engañar pensando que oscura=cálida, lo que determina el ‘frío’ no es la tonalidad, es la falta evidente de calidez, la temperatura. Veremos las diferencias en un momentito.

Nítida:

Colores muy intensos, saturados y nítidos. Nada es suave o desaturado. Zooey Deschanel es un ejemplo bárbaro: tanto su cabello negro como sus ojos azules intensos están cargados de color y pureza. Otro ejemplo sería Courtney Cox.

Suave:

Colores apagados, ’empolvados’ y desaturados. Ningún color es muy prominente o abrumador. Uno de los más famosos ejemplos aquí sería la ultra querida Jennifer Aniston. Mirad como toda ella es suave, ningún color destaca, es como si toda ella hubiera pasado por una nube de talco. Otro ejemplo serían las hermanas Olsen.

De nuevo fijaos que aunque Jennifer y Naomi son rubias y de ojos claros ambas, en una de ellas – Jennifer – destaca mucho más el hecho de que sus colores son muy empolvados por lo tanto más que clasificarla como una ‘Clara’ la clasificamos como una ‘Suave’. De igual modo Zooey y Adriana son morenas y oscuras, pero en Zooey es mucho más destacable la pureza de sus colores y la nitidez de su look en general, todo muy límpido. Por eso ella es ‘Nítida’ en vez de ‘Oscura/Intensa’.

Característica Secundaria:

Una vez sabes tu característica dominante o la de la persona a la que estás analizando, tienes que averiguar la característica secundaria. Hay dos maneras de hacerlo. Las que antes hayáis leído el libro de Carole Jackson o sepáis un poco sobre el análisis del color habréis oído hablar del ‘Test drapping’ que es el ‘Test de las telas’. Lo que la mayoría de los profesionales hacen aquí es tomar un set de telas que suele estar dividido en tonos fríos/oscuros, cálidos/oscuros, fríos/claros y cálidos/claros y empezar a ponerlos a modo de bufanda o ‘babero’ en la persona que están analizando. El fin de esto es que podemos ver inmediatamente en el rostro qué colores le sientan mejor a la persona y cuales peor. Tras probar unos cuantos podemos decidir si la persona se ve mejor en tonos fríos, cálidos, claros u oscuros.

Y ahora os estaréis desinflando un poco: ‘Ximena, ¿tenemos que invertir en un set de telas para hacer nuestros análisis de color?’. La respuesta es no y sí.

 

Inciso.jpg

Las que visteis mi vídeo de presentación del curso me visteis hacer esta técnica: ponía telas frías, cálidas, claras y oscuras cerca de mi rostro y era evidente que aquellos colores cálidos me llenan de vida mientras que los fríos me hacen cansada y apagada (¡porque soy un otoño y por lo tanto soy cálida!) Como veis yo utilicé bufandas, fulares, blusas y labiales para averiguar esto y vosotras podéis hacer lo mismo. Incluso lo podéis hacer con cartulinas de colores, sólo tenéis que conseguirlas en tamaño mínimo A4 y no olvidaros de comprar una dorada y otra plateada. Ponedlas bien cerca del rostro de la persona y dejad que os hablen los colores. Si no encuentras cartulinas doradas y plateadas hazte con dos collares grandes y vistosos en ambos colores y lo mismo con dos pares de pendientes de clip que sean grandes, así podrás apreciar si el plata o el oro le sienta mejor a tu candidata/o.

Si queréis dedicaros al análisis de color profesionalmente sí que vale la pena empezar con las cartulinas e ir invirtiendo poco a poco en un set de telas que no tiene por qué ser inmenso. Incluso te lo puedes hacer tú misma con telas de al menos 1 metro. Recuerda que no tienes que probar todos los colores del arcoiris en la persona, con que tengas 4 tonos de cada categoría, un dorado y un plateado vas a tener más que suficiente, lo demás es añadir puntos extra que puedes ir haciendo a medida que tu negocio crezca. Más adelante veremos qué colores son los más útiles para esto.

El tema de las telas podría llevarse un curso a parte y es que no todo el mundo sabe diferenciar un tono frío de uno cálido, muchos tonos no son una cosa o la otra de modo evidente. Por ejemplo, podemos decir: el azul es un color frío y el verde es uno cálido. Correcto. ¿Pero sabemos que un azul turquesa es un tono cálido – porque se le ha añadido verde – y un verde esmeralda es un verde frío porque tiene un porcentaje alto de negro y hasta azul? Hay que tener en cuenta esto si vamos a hacer nuestro propio set de telas y cartulinas.

fin.jpg

 

Entonces si tenéis las telas, bufandas, blusas o cartulinas podéis pasar a probarlas en la persona para averiguar su segunda característica. Si la persona analizada es ‘Oscura’ como primera característica, ahora tenéis que ver si le quedan mejor los colores oscuros fríos u oscuros cálidos. Si la persona fuera ‘Clara’ hay que ver si se ve mejor con tonos claros fríos o tonos claros cálidos.

Si la persona fuera ‘cálida’ o ‘fría’ como principal característica, habría que ver si le sientan mejor los colores saturados, vibrantes o apagados, suaves.

El segundo método de averiguar la característica secundaria es mi preferido. En él no necesitamos las telas o, en todo caso, sólo para confirmar nuestra decisión al final o en el caso de personas que tienen una coloración más confusa y necesitamos más apoyos para segurarnos. Este es el método que uso yo y me funciona sin necesidad de telas el 90% de las veces. También decir que no uso las telas el 90% de las veces porque ya llevo un tiempo haciendo esto y tengo la percepción más afinada. Vosotras llegaréis ahí también ¡e incluso os volveréis mejores que yo! Al principio vale la pena que uséis algunas telas y/o cartulinas al final para confirmar que estáis en lo cierto. Este método me gusta porque relega las telas a un segundo plano, lo cual está muy bien cuando no sabemos con certeza, como decía antes, si esa bufanda es azul frío o turquesa cálido o aquella tela es un rosa frío o cálido.

En este segundo método en lo que me fijo es en los ojos, los reflejos del cabello y en el tono de la piel (que a veces es un poco traicionero), por eso mejor miramos los ojos primero. Si tengo a una Zooey Deschanel delante inmediatamente pienso dos cosas: es oscura y es nítida porque tanto su cabello como sus ojos son muy saturados en color y el blanco de sus ojos es muy blanco. Decido que el hecho de que es nítida es más importante por lo que es su característica primaria pero además su cabello es muy oscuro por lo que no puede ser ni un verano ni una primavera (estas dos estaciones tienen coloración clara por definición). Tiene que ser un otoño o un invierno. Ahora miro los ojos. Si Zooey los tuviera oscuros tendría que ver si en ellos hay algo de calidez (¿hay rayitos o pecas en los iris verdes, rojizas o doradas?) Si encuentro estas señas de calidez me voy al cabello y trato de mirarlo en luz natural: ¿su cabello negro además tiende de algún modo al rojizo o dorado? Si fuera que sí entonces tendríamos bastantes signos de calidez y pensaría en un otoño. Pero resulta que Zooey tiene unos ojos azules como el mar y, aunque nunca la he visto en persona, estoy segura de que en sus iris nunca encontraría dorados ni naranjas ni rojizos. Zooey tiene una evidente falta de calidez que es muy obvia. Por lo tanto tenemos un invierno. Y como su característica principal es que es nítida, pues tenemos un invierno nítido, un invierno que fluye hacia la primavera como veíamos en la diana de ayer. En sus ojos se refleja la primavera que es ‘clara y nítida’ y por eso ella es un invierno nítido y tiene los ojos azules. Como cuando en medio de febrero, que aún es frío y oscuro, vemos florecer los almendros que son cálidos y claros. ¿A que es impresionante?

Y con la tabla de ayer tendrás claro qué características llevan a qué estación. En la columna de la izquierda estaban las características primarias y en la línea de arriba, las secundarias. De modo que si una persona es primero ‘Suave’ y segundo ‘Fría’ tenemos a un verano suave delante de nosotras (¡Hola, Jennifer Aniston!).

 

Diferenciando los 6 opuestos

Veamos un poco cómo se diferencian los opuestos de cada una de las 6 características:

Intenso (Oscuro) – Claro:

  • Intenso en el mundo del análisis del color quiere decir ‘Oscuro’. Creo que es obvio cómo diferenciar a una persona de coloración oscura de una clara, ¿verdad? En términos generales las personas de coloración Oscura tienen los ojos y el cabello oscuros como yo misma (aunque la piel sea blanca, estamos mirando su coloración como conjunto y esto se ve en el cabello y los ojos principalmente). El color NATURAL (no el teñido) del cabello irá de castaño medio a negro pasando por rojo oscuro o caoba, negro azulado o castaño casi negro. Si una persona es rubia natural y/o tiene los ojos muy claros nunca será Intensa (Oscura). Por lo tanto si una persona es ‘Oscura’ nunca va a ser un verano o una primavera. ¡Pero no penséis que claro sólo es rubio! Hay personas castañas que son también claras y son verano. Veremos más.
  • Las personas claras tienen el cabello rubio, desde el platino al rubio dorado y rubio cobre. Los ojos suelen ser azul claro, verde claro, grisáceos o una mezcla de los tres. Si una persona tiene los ojos oscuros NO ES ‘Clara’ aunque fuera rubia. Las personas ‘Claras’ tienen muy poco contraste entre el cabello, la piel y los ojos, los tres son claros y parecidos. La piel suele ser muy blanca con tonos rosas o melocotón, las típicas pieles de porcelana. Los colores claros las hacen más bellas mientras que los oscuros las hacen ver cansadas y envejecidas y los colores potentes o muy saturados son demasiado poderosos y abrumadores en ellas, ves al color antes que verlas a ellas.

Cálido – Frío:

  • Es muy fácil identificar a una persona cálida cuando es como Jayma Mays: cabello rojo y pecas. Pero también son cálidas las personas con cabello caoba, rubio rojizo (Strawberry blonde), castaño medio rojizo o dorado. Los ojos van desde el verde al marrón medio pasando por el azul. Es muy, muy común que las personas cálidas tengan ‘pecas’ rojizas y rayitos dorados y amarillos en los iris. En general el nivel de contraste es medio porque si nos vamos a colores más oscuros o intensos entonces ya la persona es ‘Oscura’ como primera característica y muy posiblemente ‘Cálida’ como segunda (¡aquí entro yo! ¿Alguna más?). Apuntaos una cosa: para que una persona sea cálida como primera característica, la calidez tiene que ser MUY llamativa, por lo que el 99% de los casos será pelirroja (caoba en el otoño, rubio cobre en la primavera).
  • La mejor forma de descubrir a alguien ‘Frío’ es la evidente falta de calidez. Su piel suele tener evidentes tonos rosáceos como Naomi Watts en la foto de arriba. Una buena manera de identificar a una persona ‘Fría’ es ponerle una tela amarilla, camel, dorada o naranja: estos colores son como un ataque contra la persona fría: la harán ver enfermiza (¿os acordáis de la foto de Anne Hathaway? Ese pelo caramelo y el vestido dorado la hacen ver enferma). En cambio el rosa frío las hacen ver de maravilla. El cabello puede ser negro total o azulado o castaño ceniza (verdoso) sin nada de dorado o rojo en él si es pura. Los ojos suelen ser azules oscuros o azul hielo, marrón oscuro, violetas o gris plateado pero no vas a encontrar esas manchitas doradas o rojizas en los iris.

Suave – Nítido:

  • Las personas ‘Suaves’ son las más difíciles de identificar a simple vista porque primero nos estamos fijando en si son oscuras o claras. Pero como veíamos con Jennifer Aniston, aunque ella sea clara, es esa evidente falta de saturación lo que más la caracteriza. Como os decía es como si esta linda mujer hubiera pasado bajo una nube de talco o como si la hubiéramos pasado por Photoshop y le hubiéramos bajado la saturación a toda ella. Eso llama más la atención que el hecho de que sea clara. De hecho una persona ‘Clara’ tiene una coloración mucho más delicada, más de porcelana, la típica piel que jamás se broncea, mientras que la persona ‘Suave’ puede llevar preciosos bronceados como en el caso de Jennifer.
  • La persona nítida tiene un look que llama mucho la atención, es como si tuvieran una cobertura de cristal, su coloración es fresca, definida, con colores muy saturados, como si hubieran sido pintadas con los colores primarios de una caja de ceras sin mucha mezcla de colores secundarios y terciarios. Lo que más delata a una persona ‘Nítida’ son los ojos. Estos suelen ser como joyas: azul turquesa, verde esmeralda, ámbar, muy brillantes, muy intensos y con el blanco muy blanco. A esta persona le van esos colores ultra brillantes y saturados (los famosos colores flúor o neón) que son demasiado para las otras estaciones.

 

deberes

Ahora sí ya tenéis todos las herramientas que necesitáis para empezar un análisis básico digamos más ‘científico’. Pero como veis, una cosa es el color y otra cosa la percepción del color y si no ejercitamos esa intuición en la que he insistido estos días, no podemos llegar al punto en donde decidimos qué característica prima y secunda en una persona. Hoy lo que quiero que hagáis es un análisis más completo usando todas estas herramientas. Quiero me pongáis bajo cada foto que os he subido al grupo de facebook cuál ha sido vuestro proceso de pensamiento y análisis para llegar al resultado. Es decir, esta vez no me pongáis sólo ‘Invierno claro’ o ‘Primavera nítida’, quiero que uséis esa intuición para averiguar la característica principal y me expliquéis por qué, luego la secundaria y me expliquéis por qué y, por último, me digáis si sois capaces de ver la característica terciaria (que va a ser muy sutil) y que os confirma la estación que creéis que es. ¡Ayudaos de los apuntes todo lo que haga falta!

Ejercicio extra:

Practicad, practicad, practicad. Este sexto sentido sólo se afina con la práctica y no se trata de aprenderos de memoria toda esta información si no de que entendáis cómo se traduce todo eso en el mundo real. No os preocupéis por tener que mirar estos y vuestros apuntes, de hecho os animo a que los miréis 500 veces mientras analizáis, porque así es como estos nuevos conceptos se van grabando en el inconsciente y se vuelven como conducir o montar en bici o patinar: algo en lo que no tienes que pensar y que nunca se olvida. Busca fotos online y analiza a mujeres, hombres y niños, súbemelas al grupo y cuéntanos a todas tu análisis. Os animo a que hagáis análisis las unas en las fotos que suban las otras, aquí estamos para compartir así que sentíos libres todas de analizar cualquier foto que se suba al grupo tal y como habéis estado haciendo.

Seguid preguntando dudas y no os quedéis con ninguna cuestión ¡que para eso estoy aquí!

See you tomorrow, darlings!

———————————-

Lección 2: Profundizamos – Saturación y primer método de análisis

¡Ah, por fin asoma un nuevo día! Ayer os dejé con una buena cantidad de información para procesar y, seguramente, sintiéndoos un poco perdidas: “Pero, Ximena, ¿cómo quieres que analice yo a estas mujeres si aun no sé nada?”

¿A alguna le pasó?

Bueno, pues que no cunda el pánico que lo único que estoy intentando es que empecéis a sintonizar con vuestro lado más sensitivo, que empecéis a dejar que los colores entren en vosotras y que los dejéis hablar. ¿Qué os están diciendo? ¿Gritan ‘¡soy cálido!’? ¿o te susurran ‘transparente’? ¿Quizás te insinúan ‘soy oscuro como la noche’? Déjalos que hablen, quiero que los sintáis, que os olvidéis de momento de aprender la teoría técnica, que la hay, pero que es inútil sin vuestra sensibilidad. Si no no existiría esta arte, esta habilidad tan valiosa por la que muchos cobran una fortuna. Y es que se aprende en unos días pero se desarrolla y se afina con los años. Es como la nariz de un perfumista o el oído de un compositor. Si no fuera así tendríamos una máquina que nos diría qué estación somos y ‘listo y pelao’. Así que mi primera misión, mi objetivo número uno es que aprendáis a dejaros llevar por lo primero que os diga el color. Sin pensar.

Antes de seguir con la lección un par de tips y trucos para que vayáis anotando en el cuaderno:
1. Ojo cuando veis fotos de estrellas que se cambian el pelo de color y decimos: con el pelo así es un otoño pero con el pelo asá es un invierno. La estación nace con nosotros y nunca cambia (excepto cuando nos hacemos mayores que se suaviza). Si nos cambiamos el color de pelo puede pasar que sea un color correcto y nos quedemos en la misma estación pero más oscuras o más claras o que nos pongamos un color que no nos favorezca por lo que nos quedamos en la misma estación pero con un mal color de cabello.

2. Hay que tener cuidado también con las fotos de famosos porque la gran mayoría de las veces son editadas en Photoshop y las hacen más blancas o más morenas o les dan reflejos en el cabello, los ojos, etc. Por eso es tan importante conocer a la persona cara a cara o tener muchas fotos de ella incluidas – y muy importante – de la infancia.

3. Todos los inviernos y otoños son oscuros y todas las primaveras y veranos son claros. La primavera es la estación más clara de todas. Veremos más adelante que hay veranos de cabello castaño.

 

El sistema de las 12 estaciones

El problema con el antiguo sistema de las 4 estaciones que vimos ayer es que es muy limitado y sólo sirve para describir a las personas que entran en una estación pura (las 4 estaciones puras son: otoño cálido, invierno nítido, verano frío y primavera nítida) y son las personas más fáciles de identificar. Pero, como ya intuimos, no todos somos tan fáciles de meter en una categoría como sería la actriz Jayma Mays que es un otoño cálido y toda su imagen lo grita a los cuatro vientos (fijaos en la calidez de su cabello rojo, sus ojos castaños profundos y su piel color melocotón) ¡Con ella lo tenemos fácil!:

Jayma Mays otoño cálido

Pero para la muestra de las muchas variaciones de una misma estación: yo misma soy un otoño – ¡como Jayma! – y mi coloración dista bastante de la de ella, al menos a simple vista, porque ambas compartimos la calidez (ella mucha más que yo) y otras cosas que nos hacen otoño. Por ahora quedaros con esto: Jayma y yo somos cálidas y oscuras, somos otoño.

El antiguo sistema decía que si tienes tonos fríos o azulados eres un invierno o un verano y que si tienes tonos cálidos o amarillos eres una primavera o un otoño (¿os suena de ayer?). Después tenías que ver si tus colores naturales eran: oscuros y fríos = un invierno, claros y fríos = un verano, cálidos y oscuros = un otoño, o cálidos y claros = una primavera. Esta teoría, por lo tanto, tomaba en cuenta sólo dos aspectos del color de una persona:

La temperatura (cálido o frío) y el valor (claro u oscuro)

Pero faltaba algo:

La saturación

 

La saturación, o chroma en inglés ya que la mayoría de información sobre este tema está en inglés, se refiere a la pureza de un color. Los colores que tienen una alta saturación son ricos y puros, mientras que los colores con una baja saturación son grisáceos, como ‘lavados’ como ’empolvados’. En realidad la teoría del color que tiene en cuenta la saturación, además del valor y la temperatura, fue desarrollada por el artista Albert Munsell a finales de siglo XIX (¡qué tarde para algo tan básico! ¿Verdad?). Así que, cuando los creadores de las 4 estaciones del color se dieron cuenta de que la mayoría de las personas no entran en una estación o color puros, se dieron cuenta también de que es porque hay que tener en cuenta la saturación de la persona. Jayma Mays es muy saturada pero además sus colores son los colores típicos del otoño: peliroja, ojos marrones/dorados y pecas (que no son otra cosa que puntitos de color rojizo, o sea cálido, sobre la piel) En comparación, yo tengo mucha menos saturación.

 

La teoría de Munsell

Aquí vamos con un poquito de teoría. Como os decía antes es necesaria, es indispensable, pero lo que quiero no es que os la aprendáis de memoria como las tablas de multiplicar, si no que quiero que ‘diseccionemos’ el color, que es lo que estamos estudiando, para que sepamos de qué está compuesto y así todo tenga mucho más sentido. Cuando vemos un reloj de pared nos puede parecer que su movimiento es mágico e imposible de entender, pero si lo abrimos y sacamos cada una de sus partes vamos a ver que no es más que un conjunto de ruedecillas y agujas que se mueven al compás, unas empujadas por otras y que el resultado de ponerlas todas juntas es un mecanismo que se mueve a compás de los segundos. Lo mismo con el color: si sabemos de qué está compuesto sabremos qué buscar en la piel, los ojos y el cabello de una persona o una tela. Entenderemos por qué un verde lima y un verde agua se ven distintos siendo los dos verdes.

Munsell nos dice que un color está compuesto de Hue (tono), Value (valor) y chroma (saturación)

  • Hue (tono): se refiere simplemente al color: es rojo, es verde, es azul… todos los tonos son o cálidos o fríos o una combinación de ambos. Por lo tanto el tono nos dice si el color es cálido o frío.
  • Value (valor): nos dice simplemente si el color es claro u oscuro. Normalmente un color es claro si se le añade blanco y oscuro si se le añade negro. Por lo tanto el valor es claro u oscuro.
  • Chroma (saturación): nos habla de la pureza del color. Un “amarillo pollito” como solemos decirle, es un amarillo saturado, mientras que un mostaza es un amarillo apagado, poco saturado. Un azul zafiro es un azul saturado, mientras que un azul cielo es un azul apagado. Por lo tanto la saturación puede ser nítida o suave.

De entre estas 6 características normalmente no tendréis problema en identificar si alguien es frío, cálido, claro u oscuro – como vimos ayer – pero quizás sea, para los principiantes, más difícil saber a qué nos referimos con la saturación. ¿Cómo es una persona nítida o suave? Una persona nítida es como si le hubieran subido al máximo la saturación de sus colores naturales: sobretodo la nitidez se ve en los ojos. Los ojos de las personas nítidas son excesivamente llamativos y no pasan desapercibidos, suele ser lo primero que nos llama la atención. No importa si son claros u oscuros, la verdad es que se ven siempre como piedras preciosas, muy brillantes, con unos colores potentes, muy nítidos y con los blancos de los ojos muy blancos. Una persona suave tiene un aspecto como ’empolvado’, su cabello, ojos y piel son suaves y con poco color, como ‘lavados’. Una persona sólo tiene como característica principal la suavidad si precisamente esa suavidad es tan llamativa que es más importante que cualquiera de las otras 5 características. Más adelante veremos mucho más sobre este tema.

El método básico de análisis

Es muy importante entender estas tres características del color porque son ellas las que nos van a decir el 75% de lo que necesitamos saber para averiguar la estación de una persona. Aquí vuelvo al principio cuando os hablaba de dejarnos llevar y escuchar lo que el color nos quiere decir. La mayoría de las personas van a tener una de las 6 características del color (cálido, frío, claro, oscuro, nítido o suave) que será más dominante que las otras 5 y que es lo primero que se aprecia de ellas, es decir, lo que el color nos quiere decir: esa persona es, a golpe de vista, cálida, fría, clara, oscura, nítida o suave. Eso es precisamente lo que hacíais ayer: sin saberlo, estabais decidiendo qué característica de aquellas mujeres es más llamativa y por lo tanto me decíais: fría, clara, etc. Por ejemplo si mirais de nuevo la foto de la preciosa Jayma Mays, su característica más obvia es ‘Cálida’, es muy evidente, ¡no se puede ignorar! Mientras que si miráis una foto mía (por seguir con el mismo ejemplo) mi característica más dominante es ‘Oscura’ ya que la calidez no está TAN presente como en Jayma (correcto, también soy cálida, pero mi calidez es secundaria porque es más obvio que soy oscura (cabello y ojos), al igual que en Jayma lo secundario es ‘oscura’ porque lo que primero nos ‘golpea’ es su calidez y después ya vemos que es oscura).

Ximena, otoño profundo

 

El segundo paso es averiguar si son los colores oscuros los que mejor nos quedan o si son mejores los claros.

Vamos a simplificarlo todo con una tabla que nos lleva de la mano. Le echamos un vistazo y después la analizamos (Cuando me refiero a ‘Intenso’ o ‘Profundo’ significa, al fin y al cabo ‘Oscuro’):

tabla seasons 2 small

Esta tabla lo pone todo muy fácil: una persona que es principalmente Intensa (o sea, oscura) y secundariamente cálida, sería un otoño intenso (también llamado otoño profundo que es el término que yo uso). O una persona fría como característica principal y suave como secundaria sería un verano frío.

Partimos de la base de que cada estación – verano, otoño, invierno y primavera – tiene un aspecto de la teoría de Munsell que es dominante sobre los otros dos: Tono, Valor o Saturación. Este aspecto dominante compone el 75% de una estación, la característica secundaria es un 20% y la terciaria es un 5%. Más o menos, tampoco es ciencia exacta.

Vamos a fijarnos en los inviernos, por ejemplo. Todos los inviernos tienen la características de ‘frío’ (tono), oscuro (valor) y nítido (saturación) en mayor o menor medida. Si la caraterística más obvia o dominante de esta persona invierno es que es oscura tendremos un invierno oscuro (o invierno profundo). Si su característica más obvia es la nitidez, será un invierno nítido, y si lo más dominante es ‘frío’ tenemos un invierno frío. Y así para todas las estaciones. Lo que esto nos viene a decir es que cada una de las 4 estaciones está dividida en otras 3 haciendo un total de 12.

Aunque la primera característica es un 75% de una estación, la segunda y tercera nos dicen qué estación exacta, de entre esas 12, somos. Mirad como lo veríamos en Jayma:

Estamos de acuerdo en que su cabello rojo profundo, sus ojos cálidos y su piel pecosa y crema la hacen una estación cálida (por lo tanto podemos descartar invierno y verano que son las dos estaciones frías). Pero Jayma podría ser un otoño o una primavera. Así que miramos la segunda característica de la tabla (que suele verse en los ojos y también en el cabello): sus ojos son castaños oscuros y su cabello es caoba por lo que nuestra guapa Jayma es un otoño y no una primavera (sería una primavera si tuviera los ojos claros y el cabello menos oscuro, más rubio cobre, ya que la primavera es cálida pero es clara, no oscura como Jayma). Jayma es un otoño. Y como su característica dominante es ‘Cálida’, Jayma es un otoño cálido. And that’s that.

Chicas, el sistema de las 12 estaciones también se llama el “Flow Seasonal Theory’ algo así como la teoría del flujo de las estaciones. Y es que, y aquí está la magia, las cuatro estaciones fluyen de unas a otras y allí donde se cruzan crean una nueva estación, un total de 12. Por ejemplo, un otoño profundo no es más que una mezcla de otoño e invierno: esta persona tiene la calidez del otoño con la intensidad de color del invierno. El invierno es la estación con más intensidad de color. Y esta es la razón por la que algunas estaciones pueden llevar algunos de los colores de otras y aun así verse fenomenal: ¡porque son la mezcla de esas dos estaciones! Por ejemplo, un verano suave se ve genial en un verde oliva que es tradicionalmente un color de otoño. ¿Por qué? ¡Muy bien, guapuras! ¡Porque el verano suave es una mezcla de verano y otoño! Oh la, la! Lo veréis aquí:

Flow Seasons chart

Así podemos ver en nuestra diana que donde las estaciones se unen dan lugar a una nueva estación que comparte algunos de los colores de sus dos estaciones madre. Una primavera nítida y un invierno nítido comparten, por ejemplo, el esmeralda y el negro; algo muy especial ya que, tradicionalmente, sólo el invierno puede llevar negro puro (¿Recordáis? El negro no le queda bien a casi nadie). Fijaos en la diana: un invierno profundo no es si no un invierno que fluye hacia el otoño (por eso estas mujeres invierno pueden presentar pieles más oscuras aunque frías); una primavera nítida es una primavera que fluye hacia el invierno, lo cual le da a esta estación unos tonos algo más saturados de lo normal; un otoño suave es un otoño que fluye hacia el verano, lo cual hace a este otoño menos saturado de lo normal y muy cremoso y así sucesivamente…

 

Ejercicio para hoy:

Seguramente lo habéis adivinado: hoy nos vamos a centrar en utilizar este método básico del análisis. Quiero que hoy miréis a las 4 mujeres que os he puesto en el grupo de facebook y que les hagáis un análisis básico usando lo que hemos aprendido hoy: dime cuál es su característica dominante de las 6 que hemos visto – esa que salta más a la vista -, después dime su secundaria. ¡No te preocupes por ser científica! Cierra los ojos, respira hondo y, cuando los abras decide qué es lo que más te salta a la vista de cada una, como ayer. Confía en tu instinto y no analices demasiado tu primera decisión ¡suele ser la correcta! De nuevo con esto quiero de dejéis de ‘sobre-analizar el análisis’ y conectéis con vuestro instinto artístico, sensible, que está ahí y es lo que os va a hacer grandes analistas. Después ya fíjate con más atención y saca la característica secundaria. No es obligatorio, pero ¿te atreverías a decir entonces qué estación es cada una? ¡Atrévete! Por probar no pierdes nada.

Ejercicio extra:

Para las que queráis practicar más y sintonizar más rápido con ese lado intuitivo que está dentro de todas pero que no todas usamos a menudo. Cuando salgáis estos días a la calle quiero que os ejercitéis: mirad a todo el mundo con el que os crucéis y, sin pensarlo más de un segundo porque tenéis que pasar a la siguiente persona, quiero que vayáis diciendo en vuestra cabeza lo primero que os dice el color de esa persona (ojo, no el color de su ropa si no su color natural). El flujo de pensamientos en vuestra cabeza será algo así: ‘clara’, siguiente, ‘cálida’, siguiente ‘cálida también’ y el chico a su lado ‘frío’, siguiente, ‘nítido’, ‘cálido’, ‘frío’, frío’, ‘claro’…

Id lo más rápido posible y no os preocupéis de pensarlo. Cuando os canséis parad y no volváis a pensar en ello. Estamos apelando al lado sensible y creativo del cerebro que es el derecho y no queremos involucrar al izquierdo y sus análisis en este ejercicio que a veces se pone muy pesado. En este caso la intuición va primero y la analítica después.

———————————-

La historia que conecta todo

 

En la primavera/verano de 2012 llegó a las tiendas del mundo una de esas modas que arrasan y que yo me moría por probar: los tonos pastel. Los escaparates de todo Londres y Madrid se llenaron de blusas en cremosísimos amarillos, leggings en líquidos verdes agua y bufandas en dulces rosas y malvas que hacían ver las calles como pastelerías de cupcakes. Tengo que confesar mi adicción por los colores pastel (así como a los muy saturados. Los opuestos se atraen!). Y en mi feliz aventura por vestirme con mis tonos adorados me descubrí una y otra vez con unas fachas terribles ante cada espejo de cada probador de cada tienda. Será la luz? Estaré anémica? Necesito un bronceado? Me sentí la mujer más frustrada del mundo ya que ni me pude comprar todo lo que quise ni me pude poner nada de lo que compré que terminó en la pila de cosas para regalar. Por qué a mi amiga Sofía, pálida como yo, le quedó tan bien todo lo que le di? Te ha pasado alguna vez? Hay colores que adoras y que te empeñas en llevar pero que no te sacan nada de partido? O que para llevarlos tienes que ponerte un montón de otros complementos y maquillaje para lograr sacarte una buena cara? Y qué hay de esa camisa que cada vez que te pones recibes miles de cumplidos y tú misma ni te preocupas en ponerte demasiado maquillaje? Magia. Ese es el poder del análisis del color. Por cierto, yo soy un otoño suave profundo y tras aprender sobre el color supe que hay ciertos pasteles que SÍ me favorecen! Mi amiga Sofía es un verano claro. Y por eso este curso está lleno de colores pastel.

 

¡Bienvenidas, clase!

¿Cómo empezar este primer día de curso juntas? Espero que con té, unas galletas, boli y un cuaderno (más acerca del cuaderno en un momento); pero, sobre todo, dándoos la bienvenida y las gracias por haberos unido a mi en esta aventura tan poderosa que es aprender el análisis del color.

El análisis del color no es una moda pasajera ni un truco moderno. El análisis del color es un sistema que tiene más de 100 años y que continúa siendo usado por profesionales de la imagen en todo el mundo. El problema es que mucha gente no lo ha estudiado o no lo entiende bien y se cometen fallos o se hace mal. Eso dejando de lado que en el mundo hispano apenas se conoce ya que no hay mucha información en español. Por eso decidí ponerle final a ese fallo y crear este curso en el que todas las personas de habla hispana pueden aprender de una vez y en su propio idioma el análisis del color. Y lo más importante: gracias a la belleza de Internet, no importa donde estés porque todas podemos aprender juntas aquí en nuestro propio tiempo y horario. ¡Viva Internet!

Pero empecemos por lo primero que es definir qué es el análisis del color: el análisis del color es la ciencia de analizar los colores naturales del cabello, ojos y piel de una persona para determinar los mejores colores que armonizan con los suyos naturales y potencian su belleza. El principio parece simple y lo es. Sin embargo en su carrera por vendernos todo y cualquier cosa, la industria de la moda y el maquillaje se burla muchas veces del análisis del color diciendo que cualquier persona puede llevar cualquier color. Y la rotunda verdad es que NO. El conocimiento nos hace más inteligentes y nos ayuda a tomar decisiones más acertadas sin dejarnos llevar por la publicidad que nos dice que debemos llevar este o aquel color obligatoriamente o si no no estamos a la moda. Ese conocimiento lo vamos a adquirir aquí en estas 4 semanas.

¿Te has fijado como nunca combinarías unos pantalones rosa chicle con una americana amarilla? ¿Por qué? Por que ‘no pega’, ‘no combina’ ‘queda mal’ ¿Entonces por qué empeñarse en vestir y maquillar a una mujer otoño cálido de cabellos rojos, ojos dorados y piel pecosa con tonalidades de rosa chillón y pastel? Creo que el concepto se explica por sí sólo, ¿a que sí, chicas?

En Deseo somos listas y queremos tener el poder de conocernos bien y decidir por nosotras mismas sin que nadie más nos tenga que decir qué llevar o cómo maquillarnos. Durante este mes vamos a despejar el misterio de qué colores son los que mejor nos quedan y nos potencian. Llegará un momento en que, a fuerza de práctica, sabrás escoger esos colores sin esfuerzo y ya no habrá nada que te pare en verte siempre absolutamente perfecta, luminosa y resplandeciente: en armonía, combinada, chic. Y además nos vamos a ahorrar un montón de dinero en ropa y cosméticos que no nos hacen ningún favor.

Cuando empieces a llevar los colores de tu paleta sabrás que estarás perfecta cada día, desarrollarás tu propio estilo con esa ‘paleta de poder’, te resistirás a la tentación de comprar lo que está de moda y gritarás al mundo que no eres una fashion victim si no una mujer – u hombre – llena/o de seguridad y que sabe lo que le queda mejor y cómo estar siempre impecable y elegante.

Cuando el libro Color Me Beautiful de Carole Jackson cayó en mis manos, una puerta inmensa se abrió ante mis ojos. Aprendí la base que son las 4 estaciones y a partir de ahí comencé a leer más sobre el tema y a asistir a cursos, seminarios y talleres para luego empezar a poner toda esa teoría en práctica, no sólo en mi, si no en decenas de mujeres que pasan por mi silla de maquillaje y estilismo en No7.

Por cierto, nunca renuncies a los colores que amas pero que no te quedan bien. Hoy en día trato de llevar los colores más saturados a todos los objetos que me rodean; pero cuando hablamos de mi ropa, ese es otro cantar.

 

El caso del cuaderno

Hacer un curso como este con un cuaderno que nos resulte bonito y atractivo ayuda mucho. Estas 4 semanas van a ser muy especiales y ponerle esos pequeños toques de elegancia y gusto harán que todo lo que aprendas se fije mejor en tu yo más interno. El cerebro sabe que algo es importante cuando pones mucho mimo en ello. Te animo a que compartas en el grupo privado de facebook la foto del cuaderno que estás usando (o que te gustaría usar) para inspirarnos y sentirnos más en familia, como que estamos todas juntas.

 

El funcionamiento del curso

Como ves en la barra de la derecha tenemos las herramientas constantes que vamos a necesitar para el curso. En primer lugar está una frase muy conocida de Coco Chanel para inspirarnos en este viaje que dice: ‘El mejor color del mundo es aquel que se ve magnífico en ti.’ ¡Cuánta razón! Por cierto, ella también fue la primera en usar el color negro como elemento de moda y en crear el Little Black Dress. Desde ya debéis saber que el negro no le queda bien a casi nadie (¡en contra de la creencia popular!) Pero a ella sí. Más adelante en el curso seguro que os dais cuenta del porqué y de por qué no debemos copiar a un icono de la moda sólo porque lo sea. ;D

En segundo lugar tenemos el botón de acceso al grupo privado de facebook donde podremos hablar unas con otras, hacerme preguntas y, sobretodo, donde pondré los ejercicios de cada día para que trabajéis en ellos. Si todavía no has entrado al grupo privado, haz clic en el botón del que estoy hablando y te aparecerá la opción de pedirme permiso para entrar al grupo.

Es importante que cuando os suba fotos al grupo de facebook para hacer ejercicios con ellas, contestéis al ejercicio en cuestión en la zona de comentarios de dicha foto. Es decir, la respuesta al ejercicio es como si estuvierais haciendo un comentario a la foto. De esta manera puedo ver la respuesta de cada una y saber a qué foto pertenece, ya que al final habrá muchas fotos y si simplemente contestáis en el muro, no sabré a qué foto os estáis refiriendo. Esto es MUY importante.

Luego vais a ver ‘Ideas e Inspiraciones’ para que veáis varias inspiraciones de outfits y maquillaje para cada estación.

Seguidamente tenemos un reloj con mi hora (la hora de Londres, Reino Unido) para que todas, en todas las partes del mundo en que estáis, sepáis qué momento del día es para mi, si estoy despierta, dormida o en el ‘otro trabajo’ (en el que estoy de 11am que salgo de casa a 8.30pm que llego de vuelta de domingo a martes). Así sabréis cuándo estoy disponible para contestar preguntas, pero no os preocupéis porque siempre podéis dejar vuestra pregunta en el grupo de facebook y la responderé en cuanto esté online de nuevo.

Y por último tenemos el índice. Cada día aparecerá un link nuevo a la lección del día. Esto será muy útil cuando pasen los días y se haga la página del curso más y más larga. Así siempre podéis hacer clic en la lección que queréis revisar ¡y estaréis en ella en un segundo!

Al final, final están los créditos de derechos de autor. ¿Qué os puedo decir, chicas? Este curso ha sido creado por mi y está registrado y protegido como tal. En Deseo somos todos una familia y, aunque a veces queremos compartir la información valiosa que encontramos, es importante respetar los contenidos protegidos. ¡El 90% de mi trabajo os lo ofrezco gratis! (los vídeos, fotos, artículos, tutoriales, reviews etc.) Esa es la belleza de la democratización de Internet; pero este 10% que es exclusivo para estudiantes de pago constituye mi trabajo remunerado. Sólo así puedo seguir adelante con el contenido gratis y con los cursos y no sería justo tampoco para vosotras que habéis pagado que toda esta información se distribuyera gratis. De modo que ¡gracias miles por haber pagado por este curso y gracias por no copiarlo!

Y antes de terminar recordaros que el curso estará abierto para todas vosotras durante el mes del curso durante el cual también estará abierto el grupo privado de facebook y estaré yo disponible para hacerme preguntas y consultas. Después podréis acceder al temario del curso (es decir, aquí) durante 2 semanas más pero ya no estaré yo. Al finalizar esas dos semanas se cerrará el acceso al curso.
Bueno, chicas y ahora sí… abrochaos los cinturones porque ¡empieza el viaje! ¡!Estoy encantada de teneros como pasajeras! ¡Que disfrutéis el trayecto!

 

Lección 1: El sistema de las 4 estaciones

Recordemos…

Cuatro estaciones del color

Como siempre en todo se debe empezar por los cimientos, y en el análisis del color estos son las 4 estaciones: primavera, verano, otoño e invierno. Este sistema tiene sus raíces en las teorías del color de hace más de 100 años, pero es en los 70 y 80 cuando se empieza a hacer famoso y se clasifica.

En 1975 Deborah Chase escribe el libro The Medically Based No Nonsense Beauty Book (algo así como ‘El libro de la belleza basado en la medicina’). Ella analiza que la piel humana está compuesta por 3 elementos que le dan color: la melanina – que le da el color marrón -, el caroteno – que le da el color amarillo -, y la hemoglobina – que le da el color rojo. Gracias a esto sabemos que, dependiendo de cuál de los tres pigmentos tengamos en mayor cantidad, así será nuestra piel.

Es a finales de los 70 y principios de los 80 que se sientan las bases de las 4 estaciones gracias a los libros de Bernice Kentner y de Carole Jackson.

Os voy a listar las 4 estaciones con sus características principales para que vayáis entendiendo el concepto. No te preocupes si todavía no entiendes mucho cómo aplicar esto a la vida real, primero vamos a aprender las bases, la teoría, y después haremos los primeros análisis juntas para que veamos cómo aplicarlo paso a paso. En este viaje, vamos de la mano y ninguna se queda atrás.

 

brooke-shields mujer inviernoInvierno: Estación fría y profunda (oscura) – ojos y cabello oscuros y fríos. Predominantemente piel fría con tonos rosados. Puede parecer muy blanca pero no lo es tanto ni es tan translúcida como un verano. No suele tener las mejillas rosadas naturalmente. Si la persona es de piel oscura suele ser olivácea y con tonos azulados.

Psicología del invierno: los colores de esta estación son helados como una día de invierno, siempre con tonalidades bajas azuladas. Las paletas del invierno traen a la mente los campos de frutos del bosque, muy saturados, las coníferas verde pino, la nieve deslumbrante y los perros blancos y negros tirando de los trineos.

 

 

 

 

 

naomi watts mujer veranoVerano: Estación fría y luminosa (clara) – ojos y cabello claros y fríos. Predominantemente piel muy blanca, del tipo que jamás de broncea y SIEMPRE se quema (fototipo I). Tiene una cualidad transparente y muy fina como de porcelana. Típicas mejillas rosadas. Su cualidad más característica es que parece carecer de intensidad de color, como si le hubieran bajado la saturación de sus colores al mínimo.

Psicología del verano: los colores de esta estación están desaturados como con un velo azul. Piensa en una mañana de verano junto al mar con esa niebla azulona tiñéndolo todo. Las flores del verano, la espuma del mar y las playas blancas son características. ¡No te despistes! Aunque la temperatura en verano es caliente, el verano es una estación fría cuando de color hablamos.

 

 

 

 

taylor swift mujer primaveraPrimavera: Estación cálida y luminosa (clara) – ojos y cabello claros pero cálidos. Piel ambarina clara con tonos dorados. Se broncea en tonos amarillos/dorados. Se sonroja con facilidad. Su cualidad más característica es lo radiante que es.

Psicología de la primavera: los colores de la primavera son brillantes y limpios como en cualquier día de abril en el hemisferio norte. El sol aún está bajo en el cielo por lo que todo está teñido de un tono dorado. La hierba y las hojas no han madurado aun y tienen un verdor lima amarillento. Esta abundancia de amarillo le da a la primavera sus colores eléctricos, cálidos y brillantes. Fíjate como aunque el verano (Naomi Watts) y la primavera (Taylor Swift) son ambas claras, Taylor es indiscutiblemente más cálida que Naomi. Naomi tiene ese tono rosado en la piel que no existe en Taylor, la cual es más ‘crema’. El cabello de ambas también es un rubio distinto, mucho más terroso en el caso de Taylor.

 

 

 

 

 

natalie portman mujer otoñoOtoño: Estación cálida y profunda (oscura) – ojos y cabello oscuros y cálidos. Piel más dorada profunda que la primavera. Tonos rojizos naturales en el cabello. Ojos oscuros pero con motas y destellos amarillos y/o dorados. Su principal característica es la calidez absoluta.

Psicología del otoño: los colores del otoño son los inconfundibles tonos ricos y cálidos de la tierra durante esta estación. Están cargados de oro, marrón y cobre y es imposible confundirlos con los de cualquier otra estación. Verde aguacate y esmeralda, calabaza, azul real, naraja quemado. Los colores del otoño son perennes ya que traen una sensación de calidez y seguridad. Ambas invierno y otoño son estaciones oscuras. Pero ¿te das cuenta de cómo Brook Shields (invierno) muestra unas tonalidades completamente frías? ¿Y ves como Natalie Portman (otoño) está cargada de calidez en sus ojos, cabello y piel?

 

 

 

Ejercicio para hoy:

El primer ejercicio es ir al grupo privado de facebook y presentarte si no lo has hecho ya. ¡Conozcámonos todas! Puedes hablar de ti, de tus gustos y hobbies, de dónde vives y, sobre todo, de ¡por qué te has unido a este viaje del análisis del color!

Os he subido el primer set de fotografías en el grupo privado de facebook. Observa a estas mujeres y, sin mirar las respuestas de las demás estudiantes, quiero que empieces a sintonizar con los colores y los tonos. Dime qué estación crees, instintivamente, que es cada una de estas mujeres. Vamos soltándonos, incluso cuando la teoría del color es una ciencia, la percepción del mismo es algo completamente subjetivo. No te pongas de momento a analizar cada pequeña variación de color en su piel y sus iris y no te preocupes de si contestas ‘bien’ o ‘mal’. Más bien quiero que te relajes, respires hondo cierres los ojos y, cuando los abras, pienses en lo primero que se te venga a la mente, lo que más evidente se te haga de estas personas, así, como un soplo de inspiración, ¡sin pensarlo dos veces! ¿es su calidez lo que más resalta? ¿La transparencia de su tez? ¿El cabello negro azulado que toma todo el protagonismo? Ya después quiero que pongas por qué te parece que es esa estación. Lo que estamos aprendiendo es a desconectar del lado izquierdo del cerebro, que es excesivamente analítico. Esto es un arte – y como todo arte tiene su ciencia – pero sin la sensibilidad personal no funciona y es lo que quiero que despertemos, ¡es imprescindible! ¡venga, lánzate, que no te de miedo! Ayudita: si es oscura seguramente sea invierno u otoño. Si es clara seguramente sea verano o primavera. El verano y el invierno son frías, la primavera y el otoño son cálidas. No te preocupes por acertar.

Trabajo extra para las que quieran practicar más: Sube una foto al grupo privado de facebook, no hace falta que sea una famosa o famoso, cualquier foto que encuentres online vale, y dime qué estación es esa persona y cómo has llegado a esa conclusión, qué te dice que esa persona es la estación que tú crees. Sigue el mismo proceso que has seguido para las otras fotos: simplemente tu instinto.