TOP ES

Cómo reducir la celulitis

Cómo reafirmar la piel y reducir celulitis en casa

Seguro que muchas ya conocéis la talasoterapia y que las más suertudas se han dado alguna sesión ya en el spa. De forma rápida y sencilla os contaré que la talasoterapia no es más que el tratamiento corporal con agentes marinos – normalmente agua de mar, barro y algas. El inventor de esta terapia tan popular, agradable y efectiva fue el doctor francés Bonnardiere de Arcachon y al médico británico Richard Rusell que fue el creador del primer tratamiento. Un poquito de historia siempre viene bien para entender mejor nuestros tratamientos, ¿a que sí? Además que yo sé que os gusta saber de dónde vienen vuestras cositas

Los beneficios de la talasoterapia son unos cuantos, pero lo que más nos interesa hoy es que es muy buena para reafirmar la piel del cuerpo y prevenir su flacidez, reducir la celulitis, eliminar toxinas – no os olvidéis de que la piel es el órgano número uno para eliminar toxinas – ayuda a curar el acné, a reducir el estrés y a mejorar el sistema inmunológico. ¡Casi nada!

Lo mejor de todo esto es que, aunque los mejores beneficios se consiguen al hacerlo en un centro especializado, también podemos conseguirlos en buena medida en casa. Y hoy os voy a enseñar cómo.

 

¿Qué necesito?

Una bañera

Un paquete de baño de algas. Los puedes encontrar aquí:

Puedes sustituir estos por simples sales Epson o sales del mar muerto que también ayudan. Las consigues aquí:

Un vaso de agua con limón o un té de hierbas

Toalla

Albornoz

 

Paso a paso

  1. Si vas a usar la mascarilla corporal del mar muerto (yo la he usado varias veces y LA AMO, deja la piel ultra suave y ayuda con el acné de la espalda), desnúdate y cúbrete por completo (evitando el cuello y la cara) con el barro. Déjalo secar por completo.
  2. Por la noche llena la bañera de agua tibia y añade tus sales (una taza) o polvo de algas. Si te has puesto el barro no eches nada en el agua de la bañera.
  3. Métete en la bañera por 20 minutos y relájate mientras tomas el agua con limón o el té de hierbas. Si llevabas el barro asegúrate de limpiarlo bien de la piel mientras estés sumergida. No uses jabón, gel ni ningún otro producto. Si tienes celulitis puedes aprovechar para masajear las zonas problemáticas.
  4. Al salir del baño sécate a toquecitos – para no eliminar las sales – y envuélvete en el albornoz. No te apliques nada más sobre la piel.
  5. A la mañana siguiente date una ducha tibia y alterna con rápidos duchazos de agua fría. Al final ponte aceite o crema hidratante.

Haz esto una vez a la semana o cada 10 días y verás los resultados. Ayuda muchísimo a los problemas de granitos en la espalda, la psoriasis, la piel que se descama y mejora la firmeza – aunque no se trata de quitar la celulitis sólo con esto, sí la mejora ya que eliminamos toxinas y reafirmamos.

 

No lo hagas si

  • Estás embarazada
  • Tienes problemas del corazón
  • Tienes infecciones o heridas en la piel

 
Luego del primer tratamiento ¡me cuentas qué tal te fue! (Paso imprescindible para que esto funcione) ¡Ja, ja!

Chicas, este es un tratamiento muy fácil de hacer en casa y os va a ayudar enormemente si sufrís de insomnio o demasiado estrés o ansiedad. Es mano de santo para ayudar a relajar y dormir mejor. Trata, eso sí, que el té de hierbas sea relajante como el hinojo o la camomila.

Yo estoy deseando tener una bañera en el nuevo piso – oh, chicas, ¡que el Miguelito y yo estamos buscando piso! Como diría Mónica de Friends ‘Voy a vivir con un chicoooo’ (desordenados es la definición, OMG!) – para poder retomar este tratamiento que es de mis favoritos.

Abrazos de albornoz ¡y feliz mitad de semana!

¿Te animas? ¿Has probado la talasoterapia antes?

 

, , , ,